ESENCI@L

La cadena registra la mitad de asistencia que tenía hace un año

Vivagym reclama la flexibilización de aforos y horarios tras las Navidades

vivagym-jerez-bis

CIERRE EN JEREZ. La instalación que Vivagym tiene en Jerez desde 2013 cerrará sus puertas el próximo martes, 1 de diciembre.

(27-11-2020). Después de reanudar su actividad en Cataluña el pasado lunes, tras permanecer casi un mes cerrados por el decreto de la Generalitat, en Vivagym esperan que la curva de contagios siga bajando para que los distintos gobiernos autonómicos flexibilicen las duras limitaciones que aún pesan sobre los gimnasios.

El mundo del fitness, como el resto de sectores económicos, siguen muy pendientes de los distintos indicadores que miden el impacto que tiene una pandemia que les impide volver a una cierta normalidad. En Vivagym celebran haber podido reanudar esta semana la actividad en 19 de sus 54 gimnasios, concretamente los ubicados en Catalunya, aunque reconocen que los aforos actuales, del 30%, no serán sostenibles a partir de enero.

“Operar con esta restricción en meses de temporada baja como noviembre y diciembre es posible. Se puede gestionar más o menos la situación, pero si no se abren un poco las restricciones después de las Navidades, cuando llegue la temporada alta, será muy difícil seguir operando”, constata el CEO de Vivagym, Juan del Río.

MITAD DE USUARIOS

La quinta enseña con más centros en España opera en la actualidad con una asistencia de cerca del 50% de usuarios que iban a sus instalaciones en las mismas fechas de hace un año.

A nivel de socios apuntados a sus clubes en la actualidad, el índice de pérdida, en relación a la cifra de ahora hace un año y a número de gimnasios comparable, ésta sería un 40% inferior.

El plan de desescalada de los distintos sectores económicos aprobado por la Generalitat de Cataluña contemplaba un aumento de los aforos de los espacios interiores de los gimnasios deportivos a partir del segundo tramo, cuando se podrá pasar del 30% actual al 50%. Eso sería, si la pandemia lo permite, a partir del próximo lunes 7 de diciembre.

El problema, advierten desde Vivagym, es que incluso si se cumplen todas las etapas previstas en dicho plan, no sería hasta el 18 de enero, dentro de dos meses cuando los gimnasios catalanes podrán incrementar su aforo por encima del 50%. “Ese pequeño aumento nos permitirá crecer algo, pero sigue siendo restrictivo. Habrá que ver cómo reaccionan los socios cuando llegue la vacuna”, añade Del Río.

PENDIENTES DE ANDALUCÍA

Cataluña no es el único territorio que mantiene en vilo a Vivagym. La cadena también cuenta con siete gimnasios en Andalucía. Uno de ellos, el de Granada, permanece cerrado desde el 8 de noviembre, cuando se aplicaron medidas restrictivas en la provincia granadina. Desde la misma fecha, en los otros seis gimnasios que tienen repartidos por esta comunidad sufren otra restricción especialmente dolorosa: la obligación de cerrar a las seis de la tarde.

“Es una medida que nos afecta muchísimo, ya que nos eliminan horas que son importantes para la gente. Ahora se nota más intensidad de asistencia entre las cuatro y las seis”, reconoce el empresario.

La esperanza de esta y otras cadenas es que la curvas de contagios y de ingresados en las UCI por Covid-19 sigan a la baja y eso anime a la Junta de Andalucía a flexibilizar esta medida el próximo jueves 10 de diciembre, cuando está previsto que revisen las restricciones aplicadas. Los gimnasios andaluces, por tanto, tendrán que convivir con esta limitación horaria al menos dos semanas más.

Igual que en el caso de los aforos en Cataluña, Del Río pide que haya una flexibilización a partir de la segunda mitad de enero: “Si el 20 de enero seguimos así, será un escenario difícil de gobernar. Es un inconveniente importante”.

Desde Vivagym recuerdan que, desde la reapertura que hubo tras el primer confinamiento, la mayoría de operadores apostaron por aplicar criterios de reserva en los accesos de sus gimnasios, de forma que tenían muy controlado el número de clientes que entraban. Una política que, defiende, tiene que servir a la administración para flexibilizar las restricciones que pesan en el sector.

LA PRÓXIMA APERTURA, EN ENERO

La enseña centra ahora la mayor parte de sus esfuerzos en reforzar su propuesta de valor y apostar por el desarrollo tecnológico y su cultura de empresa. Pese a ello, no deja de lado los planes de expansión que tiene en mente. “No dejamos de mirar y de reflexionar”, confirma Del Río, que ha tenido que aplazar algunas aperturas.

Será finalmente en enero de 2021 cuando Vivagym inaugurará un nuevo centro en la calle Berlín de Barcelona. Será el número 20 de la cadena en la ciudad condal. El siguiente, aún sin fecha de apertura, será también en Barcelona, en la calle Londres. Los contratos de ambos centros ya están firmados, por lo que siguen adelante.

CIERRE EN JEREZ

En la otra cara de la moneda se encuentra uno de sus gimnasios en Andalucía, el que tienen desde 2013 en Jerez, y que cerrará sus puertas el próximo martes 1 de diciembre. “Es un centro que ya venía tocado antes de la pandemia, y al que el Covid-19 le ha afectado más duro que al resto. Tenemos contrato en vigor y vamos a intentar mantenerlo por si alguna vez se puede recuperar, pero ahora mismo no merece la pena mantenerlo abierto”, confiesa Del Rïo. El empresario, eso sí, puntualiza que se trata de un caso aislado del resto de gimnasios de la cadena.


No hay comentarios

Añade el tuyo