ESENCI@L

Prevé abrir 3 o 4 centros más "cómo máximo" este 2020

Vivagym retrasa la aceleración de su expansión hasta 2022

vivagym

(14-7-2020). Los planes de expansión masiva de Vivagym deberán esperar hasta, como mínimo, 2022. La cadena de gimnasios low cost, que cuenta con 97 centros (53 en España y 44 en Portugal), tenía previsto abrir este año 22 o 23 centros, y no bajar de las 25 aperturas en los próximos cuatro años, es decir, hasta 2024. Para entonces, ya habría doblado su volumen y tendría más de 200 centros.

La pandemia del COVID-19, sin embargo, ha obligado a frenar estos planes. Si no hay nuevos imprevistos y, a partir de septiembre u octubre, podrían iniciar las obras de algunos proyectos pendientes. La idea de la cadena es cerrar este 2020 con un total de 9 o 10 nuevos gimnasios. Cinco los abrieron antes de la pandemia, uno, en Madrid, lo abrieron la semana pasada y, durante el segundo semestre de este año, intentarán abrir, como máximo, tres o cuatro nuevos centros.

ACELERACIÓN EN 2022

La nueva hoja de ruta que maneja Vivagym pasa, ahora, por un 2021 similar al 2020, en número de aperturas. Y será a partir de 2022 cuando la cadena tiene previsto “poner otra vez el acelerador para conseguir 25 o 30 gimnasios al año”, según cuenta el máximo responsable de la cadena en el mercado ibérico, Juan del Río.

Cabe recordar que Vivagym, cadena fundada en 2011, pasó de tener 16 gimnasios en España en diciembre de 2016 a los 96 que tenía en España y Portugal el pasado mes de febrero, antes del confinamiento. Es decir, que en tres años y tres meses ha añadido 80 centros a su red. Un crecimiento exponencial que tendrá continuidad en el tiempo cuando las circunstancias lo permitan.

BUEN SERVICIO

Del Río no amaga que la pandemia permitirá que muchas cadenas como la suya, con “buenos accionistas” y cierto músculo financiero, puedan impulsar en uno o dos años una política de absorción de centros, pero puntualiza que, en este momento, su máxima prioridad es “operar bien para que los clientes estén satisfechos”.

“En los próximos meses no habrá consolidación de la expansión, será un período de operación y negocio. El COVID-19 nos ha descubierto que tenemos buenas empresas, pero debemos tenerlas mejores”, anota Del Río.

A Vivagym, la pandemia le ha afectado con la pérdida de un tercio de sus abonados. Un golpe duro del que la cadena se está recuperando “gradualmente”. Desde la cadena asumen que, tras un primer semestre plano o de leve crecimiento, ahora tendrán que afrontar una segunda mitad del año de crecimiento en su facturación. “Por suerte, nos hemos caído desde el pico de la montaña, no desde la meseta”, matiza Del Río.

La cadena da por hecho que, como el resto del sector, cerrará este 2020 con pérdidas, pese al crecimiento que estaban registrando antes del estado de alarma, de cerca del 25%

REFORZAR LA PROPUESTA DE VALOR

Durante el confinamiento, Vivagym ha apostado por reforzar su propuesta de valor, que hasta ahora se centraba en las actividades dentro del gimnasio, con dos líneas de trabajo que se añadirán a las cuotas premium: las actividades outdoor, que tratarán de que se alarguen en el tiempo lo máximo posible, y los contenidos digitales. “Hemos mejorado la plataforma tecnológica, con contenidos propios, aunque aún estamos lejos de la que queremos tener”, anota el directivo.

Dos mejoras con las que esperan que, cuando los usuarios vayan dejando atrás la incertidumbre por la pandemia, puedan tener un efecto positivo gracias al efecto boca a oreja de sus abonados.


No hay comentarios

Añade el tuyo