ESENCI@L

Desde el estallido de la pandemia, calcula que le queda un 20% de clientes “por recuperar”

Yoofit se renueva elevando su apuesta por el concepto boutique

El club madrileño estrena remodelación y nuevos servicios

yoofit-cardio

Yoofit ha boutiquizado el 99% de su oferta de clases dirigidas. Lo único que se ha mantenido en sala es el ciclismo indoor, que se ha integrado dentro de la gran sala de cardio en forma de anfiteatro que presenta la instalación.

(26-3-2021). El complejo deportivo multiboutique Yoofit Gym Experience en Madrid cumple su tercer aniversario presentando una importante remodelación con la que eleva el concepto de boutiquización a la máxima expresión. La instalación admite haber perdido un 60% de clientes durante 2020, de los cuales a día de hoy calcula que le queda por recuperar un 20%.

Yoofit se renueva para no morir. El complejo deportivo situado en el Distrito de Chamartín de Madrid ha decidido enfrentar la crisis derivada de la pandemia por Covid19 emprendiendo una importante remodelización, con la que reforzar su propuesta de negocio de cara a una esperada recuperación del sector en este 2021.

Así lo ha confirmado a CMDsport el director general de la instalación David Ramírez, quien explica que la remodelación se inició a la semana de decretarse el primer Estado de Alarma, decidiendo “invertir todo el tiempo que nos tuvieron cerrados en mejorar la instalación”.

Ramírez no ha especificado el montante invertido en las obras, si bien se conoce que la propiedad del club aprobó a finales de 2019 una ampliación de capital por valor de 3,2 millones de euros, una parte de la cual se podría haber destinado a dichas reformas.

99% boutique

Ramírez comenta que las obras se han centrado en sustituir el restaurante con el que contaba la instalación por una zona de ‘smart vending’ de productos saludables, dotada con lectores de códigos QR y pago mediante huella dactilar y otros sistemas tecnológicos.

Asimismo, y donde se encuentra la apuesta principal del renovado proyecto, se ha ampliado el nivel de boutiquización del centro deportivo hasta el punto, comenta su director general, de que “hemos convertido en concepto boutique el 99% de nuestra oferta de clases dirigidas”. El 1% restante es la propuesta de ciclismo indoor de Yoofit, que ha sido reubicada dentro de la sala de cardio que tiene forma de anfiteatro.

Yoofit nació hace tres años como un complejo deportivo de grandes dimensiones, puesto que se emplaza sobre los cimientos del desaparecido centro premium Castellana Sports Club, con una superficie de más de 8.300 m2, en los que se combinaban la oferta habitual de centros deportivos de gran formato, menos piscina, con una propuesta de estudios boutique que sustituían las salas de actividades colectivas.

En una primera fase, el centro ofertaba cinco boutiques gestionados por las marcas Whattslab de ciclismo, Full Crossfit, Pulse (TRX) y Full Boxing, a cargo de la cadena Fightland, boutique que en la actualidad gestiona la enseña FullBoxing. Más tarde se añadió el estudio FullPilates, a los que más recientemente se han unido un box de Flamenco y el estudio Health Training.

Una oferta de siete estudios boutique a los que se sumará un octavo próximamente, dedicado al yoga y cuya gestión correrá a cargo de un estudio de yoga asentado en Madrid que ampliará su negocio con este segundo centro, según ha avanzado Ramírez.

Más oferta outdoor

Yoofit también se habría puesto al día en las tendencias impulsadas por la pandemia, revalorizando su espacio al aire libre. “Hemos equipado zonas para la práctica de ejercicio al aire libre, además de incrementar exponencialmente el uso de las pistas de pádel, que se encuentran siempre en el nivel más alto de ocupación”, destaca el directivo. Otra apuesta ha sido el canal online, para el que Yoofit ha realizado una “importante inversión” en la creación de la plataforma de contenidos en streaming Yoofit Live, para lo que se ha habilitado un espacio físico en el club dotado con “un equipo de producción profesional que se asemeja al de un plató de televisión”.

Entre los servicios complementarios, Yoofit también ha apostado por la apertura de una academia de inglés para niños y adultos, que se une a una cartera de servicios que incluye spa, solarium y zona wellness, salón de belleza, barbería y gabinete de medicina biológica.

Un 60% menos de clientes

Para Yoofit el impacto de la pandemia en España le supuso la pérdida durante el pasado 2020 de un 60% de su masa de clientes, con una correspondiente bajada de ingresos. Una situación financiera complicada que pudo capear con mecanismos como la activación de Ertes sobre una parte de su plantilla compuesta por 40 empleados directos, más una veintena de autónomos que trabajan en las boutiques. Actualmente, explica Ramírez, tan sólo quedan en situación de Erte cuatro trabajadores, cuya intención es reincorporarlos a sus puestos de trabajo durante el mes de mayo.

Ramírez considera que la respuesta a la remodelación por parte de los clientes de la instalación “está siendo positivo”, y tras cerrar un enero “llano” en la evolución de altas, encadena desde febrero “buenas cifras de alta, aunque crecen despacio”, que le habría permitido ya recuperar un 40% del 60% de clientes perdidos. Así, restaría un 20% de usuarios a volver a captar para alcanzar niveles pre-pandemia, que el centro aspira a conseguir en los próximos meses apoyándose en el buen momento que parece vivir el concepto boutique.

En este sentido, Ramírez apunta que “hace tres años ya vi el potencial del modelo boutique cuando impulsamos Yoofit y ha sido una tendencia que ha llegado para quedarse”. También considera que es cuestión de tiempo de que alguien “replique el modelo de boutiquización de Yoofit, ya que sólo necesita una superficie considerable” y entiende que “llegará el día que nos copiarán, y entonces tendremos que reinventarnos”.


No hay comentarios

Añade el tuyo