ESENCI@L

Crece la alianza entre tiendas de fútbol contra marcas y grupos de compra

futbolstore

(23-2-2015). La competencia en el fútbol no es nada nuevo pero, como dice un veterano detallista albacetense “cuando se pone en juego el margen, peligra el negocio”. Y ante las dificultades que dicen padecer las pequeñas tiendas para mantenerse a flote, ha surgido una alianza entre detallistas independientes, que cada vez cuenta con más adeptos.

No es una alianza formal, no hay contratos de por medio, ni firmas, ni fotos estrechando manos. Como asegura un detallista especializado en fútbol de la zona norte del país, “son acuerdos verbales que alcanzas con otras tiendas independientes con unas necesidades similares a las tuyas y que se basan en la colaboración; yo te vendo estos determinados productos y tú me vendes los que yo necesito”.

Se trata de un acuerdo tácito que hace años que se estila en el mercado español de fútbol, aunque en los últimos tiempos, el recrudecimiento de la competencia por precio y una “creciente falta de empatía de las marcas para con el pequeño comercio”, estarían animando la puesta en marcha de esta práctica que une tiendas de todos los rincones del país, aunque estén a centenares de kilómetros, por un bien común; mantener su puesto en el mercado.

En defensa del comercio físico tradicional
Pero ¿a qué se enfrentan estas tiendas con necesidad de unirse? El Goliat particular de estos comercios es nada más y nada menos que las propias marcas de fútbol.

“Las marcas, con sus tiendas online, tiendas físicas propias y outlets están matando al comercio físico tradicional”, lamenta un detallista madrileño quien añade que “muchas marcas se escudan asegurando que venden al mismo precio que las tiendas y que los artículos rebajados son de pasadas temporadas, pero cuando las novedades salen cada tres meses, ¿qué consideras artículo outlet?”. “Además, -comenta otro detallista-, al ser fabricantes, su margen es mayor que el de las tiendas y pueden variar el precio con una libertad que nosotros no disponemos”.

Agravio comparativo
A parte de la competencia directa de las marcas, estas tiendas también lamentan “el trato desigual que sufrimos las tiendas pequeñas frente a cadenas, grupos de compra y tiendas con grandes volúmenes de compra”. “Nos hacen menos descuento e incluso hay comerciales que, si no le caes simpático, decide no venderte”, denuncia otro comercio especializado.

Precisamente la comparativa con grupos de compra es uno de los puntos en los que más se indignan las fuentes, ya que aseguran que “las tiendas pequeñas no disfrutamos del rato personalizado que tienen otras cuentas más grandes, te ponen en un saco común con otras tiendas independientes, te obligan a comprar rápido sin darte la oportunidad de elegir bien y muchas veces te acabas equivocando por la presión”.

Independientes antes que en grupos de compra
Y ante estas diferenciaciones, algunas tiendas se plantean entrar a formar parte de grupos de compra. “A final te ves abocado a pasar por el aro de las marcas y de los grupos”, afirma desanimado un veterano detallista.

Sin embargo, esta no es la opinión generalizada, al menos entre las fuentes consultadas, puesto que el sentimiento predominante es el de “mejor independiente”.

“Soy de la opinión de que actualmente, o formas parte de un grupo o estás indefenso ante el mercado, y he estudiado la posibilidad de adherir mi tienda a alguno, pero en un grupo de compra pierdes tu libertad. Te obligan a comprar un determinado volumen y el descuento que sacas no sale a cuenta porque acabas acumulando un stock que no puedes eliminar ni lo quieres”, afirma un detallista vasco.

A lo que otro añade que “prefiero comprar sin descuento que programar unos volúmenes preestablecidos. Con el ritmo de lanzamiento de novedades de ahora, una mala programación pone en juego la continuidad de la tienda”.

Otra tienda céntrica asegura que “los grupos no valen la pena, las tiendas entran sólo por tener acceso a Nike y Adidas, pero los descuentos no son tan abultados”. Mientras que otro comercio del sur afirma que “es mejor ser independiente en el momento que puedes acceder a exclusividades que los grupos no tienen. Una exclusividad es mejor que un descuento”.

Unión en aumento
De este modo, son más las tiendas que se alían con otras en unas circunstancias similares para “intercambiar mercancías y apoyarnos las unas a las otras”. Incluso, hay algunos detallistas que ya han empezado incluso a pensar en “crear grupos aprovechando las redes sociales para unir a más tiendas en nuestra situación”.

Una práctica que, si bien algunas tiendas ven poco leal y totalmente ilegal, está ganando cada vez más adeptos.


Hay 1 comentario

Añade el tuyo
  1. Que nivel Maribel

    ¡¡ Que profundidad de conceptos !!
    ¡¡ Que reflexiones más juiciosas !!
    ¡¡ Que conclusiones más inteligentes !!
    ¿ Que becario ha escrito esto ?


Publicar un nuevo comentario.