ESENCI@L

Para intentar reactivar el consumo

Escalada de descuentos agresivos en el mercado de botas de futbol

adrian-bayona-punto-penalti-2-bis

El gerente de Punto Penalti, Adrián Bayona, califica de muy difícil la actual situación del mercado del fútbol.

(3-11-2020). En un escenario de incertidumbre total para el mercado del fútbol, ante el retraso del inicio de las competiciones no profesionales y las restricciones de movilidad, las tiendas especialistas, como Punto Penalti, dicen “no tener más remedio” que aplicar rebajas agresivas y constantes para dar salida a las botas de fútbol.

Con dos tiendas en Elche y Valencia, Punto Penalti está sufriendo una caída en picado en las ventas del renglón de calzado, como otros operadores del mercado. “A principios de septiembre se activó un poco este mercado pero desde mediados de ese mes hasta ahora, la facturación ha ido cayendo”, explica el gerente de esta cadena, Adrián Bayona. Según sostiene todos los proveedores y distribuidores, en general, apuestan ahora por aplicar rebajas agresivas que, en otros años, se reservaban sólo para campañas muy concretas.

“Nos hemos visto obligados a lanzar descuentos agresivos para llamar la atención del cliente y no volvernos a ver como en junio, que reabrimos con bastante stock”, afirma el detallista. Desde Punto Penalti perciben como el cliente ahora busca chollos: “si antes de la pandemia, alguien se podía gastar 100 euros en unas botas, ahora como mucho se gasta 50 euros”, declara.

Incertidumbre con las competiciones

El problema de fondo, según Bayona, es la incertidumbre alrededor de la puesta en marcha de las competiciones no profesionales, que se han retrasado un mínimo de 15 días a causa de la pandemia. “El cliente está esperando a ver si se normaliza el calendario de partidos y, en todo caso, ya comprará en Navidad si es que no nos vuelven a cerrar antes”, reconoce.

Sin embargo, las perspectivas sobre la evolución de la pandemia no son buenas, ni tampoco certeras. Bayona asegura que “nadie nos puede decir que en 6 meses estará todo controlado, por lo que tenemos que ir con mucho cuidado con el stock acumulado y ofrecer descuentos agresivos para liberarlo”.

Ayuda de los proveedores

A diferencia del pasado verano, cuando Bayona puso en el foco a los proveedores por no ayudar a los detallistas a superar la falta de liquidez, en éstos momentos su visión es contraria: “ahora son las propias marcas las que se preocupan de limpiar tu cartera de referencias para evitar que te ahogues”. Según relata, la gran mayoría de enseñas ya no optan por las programaciones y centran sus esfuerzos en las reposiciones.

“Esta política nos viene bien para no cargarnos de stock y los proveedores, por su parte, se evitan tener un nivel de impagos mayor”, recalca el gerente, quién eso sí, reconoce el peligro de que “no haya producto en el momento que lo pidamos”.

El textil, con mejor dinamismo

Adrián Bayona explica que sus dos tiendas están salvando la situación gracias a las ventas vinculadas al textil de equipaciones. “Por suerte, tanto los clubes como las federaciones han decidido continuar con sus planificaciones, a la espera de que se puedan recuperar las competiciones”, explica. En este escenario, muchos padres han comprado la nueva vestimenta deportiva de sus hijos porque así lo indicaban los clubes.

Precisamente, Punto Penalti quiere mejorar su presencia en el mercado de equipaciones deportivas: “sin hacer una campaña de captación concreta, muchos clubes nos están llegando por la confianza en el producto, los plazos de entrega y el servicio en general que ofrecemos”, concluye.


No hay comentarios

Añade el tuyo