ESENCI@L

En el mercado español

Joma prevé un descenso del 30% de sus ventas de este año

Dispone de stock para servir el previsible repunte de la demanda en octubre

joma oficinas sede central

El equipo de Joma Sport se ha entregado durante este complejo periodo en atender a los clientes con un esmero y eficiencia todavía mayor de lo que ya es habitual en la compañía toledana.

(30-9-2020). El descenso en la facturación vinculada a colectivos desde el inicio de la pandemia va a impactar directamente en el volumen de ventas Joma en España para 2020. La enseña prevé cerrar el año con un descenso del 30% en el mercado interior, que se podría minimizar en caso de que la demanda de equipaciones repunte a partir de este octubre.

El director comercial de Joma para España y Portugal, Álvaro Rodríguez, ve muy complicado que se puedan compensar las pérdidas generadas durante los meses de parón de los deportes de equipo y calcula que el decremento global en España será del 30%, mientras que en la categoría de equipaciones podría llegar hasta el 40%. Cabe recordar que en 2019 la enseña facturó 35 millones de euros correspondientes a las ventas a colectivos en el mercado español.

Rodríguez asegura que los gestores de los clubes todavía trabajan con un alto nivel de incertidumbre, “sin saber exactamente si se podrán iniciar las competiciones en octubre”. Además, “muchos clubes han decidido continuar con la misma ropa del año anterior y realizar reposiciones, ante las dificultades económicas que sufren o prevén sufrir”.

Cierta normalización

A pesar de los datos globales negativos, desde Joma han notado un incremento de los pedidos a lo largo de septiembre, ahora que se atisba el retorno de las competiciones no profesionales y del deporte-base y ya se han afianzado los entrenamientos de deportes de equipo en la mayoría de Comunidades Autónomas. “El mercado se está empezando a normalizar, aunque los datos de septiembre son ligeramente inferiores a los del mismo mes de 2019”, declara el director comercial.

La esperanza para la marca española es que todas las competiciones se pongan en marchan a lo largo de octubre y se produzca el tan esperado efecto embudo en la demanda. En ese caso, el último trimestre del año sería positivo y se podría reducir el impacto global en la facturación.

Stock disponible

A pesar de la tendencia negativa en los últimos meses, Joma no ha modificado un ápice su estrategia de crecimiento global, basada en ofrecer un catálogo amplío, una rapidez de servicio y un buen precio. A su estrategia de diversificación hacia otros deportes se añade ahora la decisión de “haber continuado con la producción” a pesar de la caída en los pedidos.

Rodríguez confirma que la marca dispone del stock necesario para todas las líneas de su catálogo y que “cuando la demanda repunte y las tiendas hagan los pedidos, estaremos en disposición de servirlos de manera rápida y eficaz”. Pone como ejemplo las botas de fútbol, muchas de las cuáles se encuentran en los almacenes de la enseña a la espera de que las tiendas las reclamen.

De hecho, Joma mantuvo los pedidos realizados a sus proveedores en China, que continuaron trabajando cuando en España se producía el confinamiento por la pandemia.

Mayor capacidad de almacenaje

Desde Joma, además, tienen previsto presentar un catálogo para 2021 “con nuevas líneas” y han realizado una fuerte inversión en su estructura logística. Concretamente, “hemos duplicado nuestra capacidad para preparar pedidos y hemos incrementado un 30% nuestra capacidad de almacenaje”, puntualiza el director comercial.

La enseña dice continuar con su estrategia de colaboración con las tiendas, al objetivo de facilitarles el material de manera rápida y flexible, sin que tengan que funcionar mediante programaciones a meses vista.

Las ventas a tiendas se mantienen

Además de la división de colectivos, la más importante para Joma, la marca también trabaja las ventas a tiendas de deporte y a zapaterías. Tanto en un caso como en el otro, “registramos un comportamiento prácticamente similar al del año pasado, con un ligero descenso de la facturación”, explica Rodríguez.

El director comercial de la marca toledana afirma que “una vez que reabrieron las tiendas, se ha ido vendiendo material vinculado a la práctica deportiva y al teamwear”. Las pérdidas generadas por la pandemia en éstos renglones están prácticamente recuperadas.


No hay comentarios

Añade el tuyo