ESENCI@L

Así lo asegura el gerente de Punto Penalti

Perciben el sobrestock como la principal amenaza para el mercado del fútbol en 2021

El operador renovará su web para impulsar las ventas online

adrian-bayona-punto-penalti-2-bis

El gerente de Punto Penalti, Adrián Bayona, confía en el crecimiento de las ventas online y de las vinculadas a equipaciones para recuperar la facturación global perdida en 2020.

(13-1-2021). Evitar a toda costa que este 2021 se repita una situación similar a la vivida en junio del año pasado, cuando las tiendas de fútbol se vieron obligadas a ofrecer descuentos agresivos para dar salida al stock acumulado durante meses. Es, según el gerente de Punto Penalti, Adrián Bayona, el principal reto que afronta el mercado, en un contexto de incertidumbre y suspensión generalizada de las competiciones.

“Tenemos que trabajar codo con codo con los proveedores para evitar que se vuelva a producir una situación de sobrestock. Necesitamos que haya una cierta estabilidad en el mercado y eso se consigue con una comunicación fluida con las marcas para analizar las necesidades reales de cada momento”. Son palabras de Adrián Bayona, gerente de Punto Penalti, que cuenta con dos tiendas especializadas en fútbol en Elche y Valencia.

Para Bayona, las programaciones realizadas el pasado verano y cuyo producto se debería recibir durante el primer trimestre de 2021, ya no son válidas porque el contexto ha cambiado. “Todos pensábamos que la situación con la pandemia no se alargaría tanto e, incluso, las federaciones autonómicas nos transmitían que las competiciones seguirían su curso”, declara el gerente.

Sin embargo, la realidad ha sido tozuda: la mayoría de Comunidades Autónomas, entre ellas la valenciana, han suspendido las competiciones de fútbol base y amateur. En este contexto, las previsiones se quedan desfasadas y, de hecho, Bayona afirma que “la mayoría de proveedores son conscientes de la situación y ya trabajan para ajustar su stock”.

Supervivencia de las tiendas

Desde Punto Penalti subrayan que repetir una situación de sobrestock como la del verano pasado sería muy negativa para todos los escalones del mercado porque pondría, todavía más en cuestión, la supervivencia de las tiendas especialistas, mermadas por la necesidad de vender a toda costa, aunque sea con descuentos agresivos.

Con todo, Bayona es consciente de que las rebajas continuarán existiendo en el mercado del fútbol, a pesar de la limpieza de carteras acometida o que puedan acometer la mayoría de proveedores. “Quizá pueda bajar el nivel de descuento pero el precio seguirá siendo un factor clave para ser competitivos”, señala.

El canal online y las equipaciones, las dos patas de crecimiento

A falta de las cifras definitivas, Punto Penalti cerró 2020 con un descenso de su facturación “de entre el 35 y el 40%”. Sin embargo, el operador confía en poder registrar un crecimiento este 2021 gracias, en primer lugar, a la renovación de su tienda online, “que debería de estar en marcha entre finales de enero y principios de febrero”. “Si bien sabemos que existen auténticos gigantes del e-commerce con los que es difícil competir, tenemos mucho margen de mejora”, explica Bayona.

En segundo lugar, el gerente se refiere a la división de ‘team’ como la gran salvadora de los últimos meses de 2020. En Valencia, las competiciones base y amateur arrancaron desde finales de octubre y se han mantenido activas hasta este pasado fin de semana. “Las ventas se retrasaron unos meses pero llegaron para noviembre y diciembre”, manifiesta Bayona, quién cree que es una línea de negocio más estable que no las ventas finales en el canal offline.

Preguntado, precisamente, por la valoración de la campaña de Navidad y de Reyes, el detallista asegura que las tiendas han tenido un buen tráfico de personas y se ha vendido un volumen aceptable de productos, pero el ticket medio se ha desplomado por las rebajas agresivas. Por lo tanto, la rentabilidad del comercio físico va claramente a la baja.


No hay comentarios

Añade el tuyo