ESENCI@L

Ante el reinicio de las competiciones amateur y de base

Punto Penalti registra un notable repunte de las ventas en las últimas semanas

El mes de marzo fue el mejor de su historia

Captura de pantalla 2021-04-20 a las 10.49.02

El gerente de Punto Penalti, Adrián Bayona, teme falta de stock en material de equipaciones de cara a agosto y septiembre.

(21-4-2021). El reinicio de las competiciones amateur y de base ha dado aire al retail de fútbol. Así lo asegura el gerente de Punto Penalti, Adrián Bayona, quién indica que en su caso, las tiendas han registrado el mejor mes de marzo de su historia y en abril van camino de duplicar los números de los años prepandemia.

Si bien es cierto que en un ejercicio normal los meses de enero a junio suelen ser los más flojos de ventas para el mercado del fútbol, el contexto actual es de todo menos normal. Tras un enero y febrero “muy complicados”, en palabras de Bayona, el reinicio de las competiciones de base y amateur ha supuesto un halo de esperanza para las tiendas, especialmente, en todo aquel material utilizado por los jugadores adultos.

El gerente de Punto Penalti, con dos tiendas en Valencia y Elche más un e-commerce, detalla que el primer trimestre se cerró en números positivos, en comparación con 2019, gracias a un muy buen mes de marzo. Además, las tendencia se ha mantenido a lo largo de la primera quincena de abril, por lo que Bayona se muestra confiado en poder llegar a junio con la liquidez suficiente como para afrontar con cierta normalidad la nueva temporada.

Desde el operador indican que la venta de botas y otros materiales performance para niños y niñas todavía no ha despegado de la misma forma que la dirigida a adultos, “básicamente porque muchos padres no se fían de que las competiciones puedan acabar en los próximos meses y prefieren esperar a comprar el calzado para evitar que la talla se quede pequeña”.

Eso sí, Bayona asegura que el repunte de ventas no ha liquidado, ni mucho menos, los agresivos descuentos que las tiendas de fútbol habían aplicado a sus productos para evitar acumular demasiado stock. El detallista, además, señala una tendencia del cliente hacia las gamas más premium. “Por 10 o 20 euros más tienes acceso a un producto de mucho mayor calidad”, manifiesta.

Limpieza del surtido

Si a finales del año pasado, Bayona advertía que el principal peligro para el mercado del fútbol era repetir la situación de sobrestocks vivida en junio del año pasado, ahora su perspectiva es más positiva. Según relata, proveedores y retailers han trabajado conjuntamente para revisar la cartera de productos: “como ya veníamos prevenidos de lo sucedido en 2020, hemos alcanzado un equilibrio para ofrecer un buen catálogo pero no pillarnos los dedos”.

Bayona confía que lo que queda de abril y mayo pueda servir para acumular liquidez en las tiendas y poder hacer frente a los pagos a proveedores con solvencia, llegando a junio en buenas condiciones para iniciar los campus de verano y la nueva temporada de equipaciones.

Evitar el cuello de botella

Precisamente, una de las cuestiones que más preocupa actualmente al detallista es que se produzca una rotura de stock de los proveedores de equipaciones en agosto y septiembre, dado que muchos clubes a los que les tocaba renovar su vestimenta esta temporada no lo han hecho y ahora coincidirán con los que siguen su calendario regular.

En este sentido, Bayona hace un llamamiento a la quincena de clubes por temporada con los que trabaja para que avancen sus pedidos el máximo que puedan, incluso sin tener que abonar la mitad del importe como es habitual. De esta manera, las tiendas pueden asegurar la entrega a tiempo de “entre el 60 y el 70% de la ropa”.  Posteriormente, ya se completaría el pedido para todos aquellos jugadores que se incorporan a última hora a las plantillas.


No hay comentarios

Añade el tuyo