ESENCI@L

Sólo ha recibido un 60% de los productos programados

Soccerfactory sitúa la falta de stock como el principal lastre para su crecimiento

Nike restringe al operador el acceso a su gama Élite de botas

WhatsApp Image 2021-07-10 at 18.22.06

Las tres tiendas de Soccerfactory, situadas en Mairena, Oviedo y Pontevedra, disponen de un nivel de stock muy por debajo del habitual. El operador, a su vez, cuenta con un potente e-commerce que aporta el 60% de la facturación global.

(11-10-2021). El retail de fútbol no gana para disgustos. Tras meses esperando una normalización de la demanda en su categoría, que ha llegado con el inicio de la temporada 2021-2022, ahora las tiendas deben afrontar un problema mayor y de solución incierta, la falta de stock. Para Soccerfactory es el principal lastre en su crecimiento.

“Si en septiembre de este año no hemos llegado a los números registrados en 2019 es por la falta de producto. La demanda, por su parte, ya está totalmente recuperada”. Son palabras del director comercial de Soccerfactory, Fernando Salinas, quién subraya que el principal obstáculo para recuperar la senda alcista es la imposibilidad de recibir todo lo comprado.

Según las cifras proporcionadas por Salinas, el operador andaluz sólo ha recibido un 60% de los productos programados para los meses de julio, agosto y septiembre, precisamente, en el periodo pico de ventas para las tiendas de fútbol. El director comercial señala que en su caso y en el de la mayoría de retailers, “hemos aprovechado para limpiar el stock antiguo”.

Sin embargo, Salinas advierte que si el desabastecimiento persiste en el tiempo, “llegará un momento en el que las tiendas no tengan nada que vender en algunas categorías”. De hecho, Nike anunció hace un mes y medio que se producirían retrasos y cancelaciones en las entregas de la temporada primavera-verano 2022.

Las botas, la categoría que más sufre

Preguntado por cuáles son las categorías que más sufren en cuanto al stock, Salinas ha afirmado que “todas de manera generalizada, si bien la falta de producto es más aguda en el caso de las botas”. A su vez, el desabastecimiento también se produce en el caso de los proveedores de equiparaciones para clubs, con retrasos en las entregas de hasta 2 y 3 meses.

De cara al año que viene, Soccerfactory ha incrementado sus programaciones, con el objetivo de asegurarse un nivel más elevado de stock. Sin embargo, su director comercial advierte que “la mayoría de proveedores no nos van a servir más que el 50 o el 60% de lo que compremos”.

A pesar de las dificultades en la cadena de suministro, el operador todavía mantiene la esperanza de cerrar el año con números muy similares a los de 2019, cuando alcanzó los 2,8 millones de euros.

Nike limita el acceso a la gama Élite

Soccerfactory, como muchos otros retailers de fútbol y otras categorías deportivas, deben gestionar ahora los pedidos de Nike directamente con la central europea de Ámsterdam, a través de una plataforma B2B. En este sentido, Salinas lamenta las mayores dificultades para realizar los pedidos mediante dicho sistema, así como la mayor complejidad en la comunicación con el gigante norteamericano.

De cara a la temporada de primavera-verano 2022, la marca del ‘swoosh’ ha decidido limitar el acceso de Soccerfactory a la gama de botas Élite, es decir, los modelos más profesionales. Salinas no cree que la decisión impacte muy negativamente en su facturación porque las botas más vendidas son las de las gamas medias Pro y Academy. Ahora bien, el detallista se muestra inquieto por cómo pueda evolucionar la estrategia selectiva de Nike en la categoría de fútbol.


No hay comentarios

Añade el tuyo