ESENCI@L

Reclaman el cumplimiento del convenio laboral

Trabajadores denuncian “juego sucio” en Futbolmanía Madrid

futbolbania-no-juega-limpio

(6-7-2015). Prácticamente se cumple un año desde que se inició una guerra abierta entre trabajadores de la tienda de Futbolmanía Madrid y la empresa propietaria del comercio Futbolcorner. Un conflicto laboral que aún está lejos de solucionarse, aunque se han acercado posturas.

Así lo confirma Nacho Azcona, trabajador de Futbolmanía Madrid y afiliado al sindicato CNT, quien sin embargo denuncia “un desprecio total hacia los trabajadores” por parte del empresario de Futbolmanía, Ricard Esteve.

Azcona explica que el conflicto entre trabajadores y Futbolcorner (empresa propietaria de las tiendas Futbolmanía) se inició abiertamente tras una reunión en agosto de 2014. “Nos reunimos cinco trabajadores, tres cargos medios, un store manager y un encargado del almacén, con el empresario Ricard Esteve, solicitando una serie de mejoras y el cumplimiento de algunos puntos del convenio laboral que no se estaban teniendo en cuenta”.

Tras esta reunión, denuncia este trabajador, “no sólo no reconocieron nuestras peticiones sino que además se despidieron a tres de los trabajadores que se habían reunido, alegando una baja productividad, que es la falsa excusa que han utilizado siempre para no indemnizar”.

“El enemigo en casa”

A partir de entonces, Azcona relata que se “instauró un clima hostil en la tienda” y decidió sindicarse y buscar apoyos en la CNT. En febrero de este 2015, se formó una sección sindical dentro de Futbolmanía Madrid, tienda que emplea a 40 trabajadores, con el objetivo de “poder luchar legalmente por el cumplimiento íntegro del convenio”. Un acto que Azcona asegura que no sentó bien a los empresarios de la tienda puesto que “el sindicato fue visto desde un inicio como el enemigo”.

Tres reivindicaciones básicas

Sin embargo, estos trabajadores, junto a la CNT, siguieron reclamando sus peticiones, organizando varios piquetes delante de la tienda en estos últimos meses.

“Después de iniciar la denuncia pública y tras mucho insistir, Futbolmanía nombró a un representante legal con el que reunirnos para hacerle llegar nuestras peticiones concretas”, explica Nacho Azcona.

Estas peticiones se basan en “reconocer la categoría laboral de los trabajadores, una compensación por los festivos trabajados y la readmisión de Álvaro Crespo, trabajador de Futbolmanía afiliado a la CNT y despedido por la simple causa de estar afiliado al sindicato”, denuncia Azcona.

Además de estas peticiones, estos trabajadores demandan “el cumplimiento de puntos presentes en el convenio laboral y que actualmente no se respetan como la remuneración de las horas extras, el reconocimiento de los descansos, facilitar prendas de trabajado, el establecimiento de un sistema de primas según objetivos y la apertura de una vía de diálogo entre trabajadores y empresarios”.

Once despidos

Desde CNT confirman que Futbolmanía “ha comenzado a modificar algunas cosas, como por ejemplo el restablecimiento del descuento en las compras de los empleados, reflejado en el convenio”. Acto que califican de “demasiado alejado” de las mejoras que demandan pero que muestra que “el camino ya está abierto”.

A modo de ver del trabajador Nacho Azcona, “lo que quiere la empresa es judicializar el proceso para evitarse problemas” y aunque admite que “se han reconocido algunos derechos”, asegura que “los directivos están coaccionando a los trabajadores para que no se afilien al sindicato y dejen de apoyar las reivindicaciones, alimentando el clima de instigación”.

Azcona afirma que “desde que se inició la guerra abierta en agosto de 2014 se han producido 8 despidos y tres no renovaciones de contrato, todos vinculados a la lucha que hemos iniciado”.

Ahora, “estamos redactando una tabla reivindicativa para transmitir nuestras peticiones al representante legal”, explica el trabajador, quien cree que al proceso “aún le queda mucho recorrido y lo que Futbolmanía quiere es debilitar la lucha”.

Campaña ‘Futbolmanía no juega limpio’

A pesar de que Futbolmanía cuenta con tres tiendas, ubicadas las otras dos en Barcelona y Badalona, Nacho Azcona afirma que no le consta que “en las otras dos tiendas se de este trato nada respetuoso para con el trabajador”. Y asegura que “seguiremos denunciando el caso con nuestra campaña de difusión ‘Futbolmania no juega limpio’ e informando a los consumidores de cómo nos trata una tienda que lleva un año y medio batiendo récords de facturación y sin embargo no quiere reconocer a sus trabajadores sus derechos”.

CMDSport ha intentado ponerse en contacto con Futbolmanía para conocer su versión de los hechos, pero no hemos obtenido respuesta.


No hay comentarios

Añade el tuyo