ESENCI@L

Podía haber crecido más si no hubiera habido carencias de suministro

Bestard crece un 2,5% en el primer semestre y afronta expectante el segundo

La marca realiza este año su segundo reajuste al alza de precios

Calzados-bestard-director-comercial-Mats-Lindholm-bis

El director comercial de Calzados Bestard, Mats Lindholm, ha reconocido que el mercado del outdoor está afectado actualmente por "la ralentización de consumo que se está experimentando en todos los sectores y el temor generalizado ante lo que pueda pasar en otoño”.

(7-7-2022). Calzados Bestard ha conseguido cerrar el primer semestre con una facturación en torno a 3 millones de euros, un 2,5% más que en el mismo período de 2021. Esas cifras adquieren más relevancia si se tiene en cuenta que el pasado año la compañía batió su récord histórico de ingresos.

Satisfacción en Calzados Bestard que, tras facturar el pasado 2021 un total de 7 millones de euros, en la primera mitad de este 2022 han conseguido incrementar en un 2,5% la cifra del mismo periodo del año pasado.

Anunci-RUSSELLATHLETIC

Además, la campaña de sell in otoño-invierno 2022-2023 iniciada el pasado mes de marzo cuenta también con un nivel relevante de pedidos para entregar el próximo otoño, según informa el director comercial de la compañía, Mats Lindholm, quien apunta que “muchas programaciones se hicieron cuando había más alegría en el consumo que actualmente”.

“Lo positivo es que, transcurrido medio año, estamos en una buena cifra de facturación y contamos con abundantes programaciones para la próxima campaña; la otra cara de la moneda es la ralentización de consumo que se está experimentando en todos los sectores y el temor generalizado ante lo que pueda pasar en otoño”, señala Lindholm.

Creciendo cada mes

Pese a la delicada situación económica general, Calzados Bestard ha crecido en ventas cada mes de este año 2022 en comparación con los mismos meses de 2021. Lindholm admite haber notado como en mayo y junio la demanda no fue tan alta como durante los meses anteriores, pero baraja diferentes posibles causas.

Por una parte, expone que mayo y junio son dos meses habitualmente flojos para sus productos.

Por otra parte, señala que tras haber realizado los detallistas fuertes compras, éstos habrían acaparado suficiente stock. A todo ello habría que sumar la cada vez más delicada situación económica que ha propiciado una caída generalizada del consumo.

Botas de barranquismo

Entre las líneas de producto que han dinamizado las ventas de la marca balear durante el semestre, Lindholm destaca las botas de barranquismo. Según explica, sólo hay otras tres firmas en el mundo especializadas en ese segmento, con Calzados Bestard como la única compañía española. Este año, su competencia no ha servido la cantidad de botas que acostumbraba y Bestard ha asumido más cuota de mercado.

Lindholm apunta que las botas de barranquismo se caracterizan por su buen agarre en roca mojada y por estar preparadas para resistir el uso en agua, lo que conlleva un desgaste más alto que el de las botas de montaña estándar.

RELEVANTE DEMANDA DE FRANCIA, ITALIA, EE.UU. Y AUSTRALIA

La firma recibe la mayor parte de la demanda de barranquismo de los países con mayor afición a ese deporte, como Francia, Italia, Estados Unidos y Australia. En este último país, calzados Bestard equipa además a los equipos de rescate de aguas bravas, que este año han precisado más botas debido a las abundantes inundaciones experimentadas.

No obstante, aunque el mayor aumento de demanda se haya experimentado en barranquismo, el grueso de las ventas continúa estando en senderismo al ser la especialidad que cuenta con mayor número de usuarios: “evidentemente, para las gamas menos técnicas hay un mayor volumen de aficionados”.

Escasez y encarecimiento del material

“Podríamos haber servido bastante más, ya todavía hay bastantes pedidos sin entregar por falta de material”, afirma Lindholm. El directivo lamenta que perduren los problemas de suministro de materia prima tanto en cuanto la dificultad para aprovisionar algunos materiales como a los constantes incrementos de precio.

El directivo manifiesta que ha aumentado el plazo de entrega de todos los materiales que precisan para la producción con lo que “hay que pedir con mucha antelación y ni siquiera es seguro que sirvan en la fecha prevista”.  Además, los precios están en una espiral de crecimiento constante.

Ajuste de precios

Calzados Bestard ya realizó en enero un ajuste de precios no lineal de un 4,5% de media: “por aquel entonces, intentamos subir lo mínimo posible, por debajo de la media de la competencia, con la esperanza de que se moderase la subida”, señala Lindholm.

Sin embargo, según añade el ejecutivo, “el encarecimiento se ha acelerado y hemos tenido que hacer un nuevo ajuste en junio de entre un 3% y un 4% de media”. En todo caso, el directivo asegura que “entre las dos subidas, todavía estamos por debajo de la media de encarecimiento que ha experimentado el calzado”

A pesar de esta situación, Lindholm destaca los beneficios que supone la fabricación nacional: “somos más flexibles, podemos reaccionar más rápidamente a cambios en la demanda, contamos con un mayor control del proceso productivo y resultan productos más sostenibles”. El directivo sostiene que depender de fábricas del extranjero supone un riesgo muy alto y asevera que “las empresas con más problemas de suministro son las que importan de Asia”.


No hay comentarios

Añade el tuyo