ESENCI@L

La enseña crece un 10% en España en el primer semestre

Bestard: “Parece que el exceso de marcas se está autorregulando poco a poco”

bestard mats lindholm

Mats Lindholm, director comercial de Calzados Bestard, no se plantea la venta online al considerarla "desleal".

(24-7-2017). Mats Lindholm, director comercial de Calzados Bestard, sostiene que, aunque sigue habiendo cierta sobreoferta como resultado de los años de ‘boom’ del outdoor, “parece que el exceso de marcas se está autorregulando poco a poco”. Al mismo tiempo, señala que continúa la concentración de operadores de la distribución.

Bestard arrancó el año con un buen ritmo de ventas que se ha ralentizado un poco durante los últimos meses. Aun así, Mats Lindholm, director comercial, precisa que, en el mercado nacional, el primer semestre se ha cerrado con un crecimiento del 10% respecto al mismo periodo del año pasado, lo cual califica como “una buena recompensa por el trabajo diario que realizamos para ir mejorando cada día”.

El ritmo de las exportaciones también es positivo, aunque en este caso Lindholm explica que es más difícil comparar periodos concretos, ya que muchos clientes hacen grandes compras que les duran medio año o hasta un año entero “y las estadísticas siempre quedan un poco distorsionadas según cuándo mandamos y facturamos estos pedidos”. Según matiza, a estas alturas las ventas exteriores están un poco por debajo del año pasado, pero augura que, con los pedidos que tienen en cartera y los que esperan para el otoño, la cifra se aproximará a la de 2016 o incluso la superará ligeramente.

25% del volumen de negocio en exportaciones

Desde hace varios años las ventas de Bestard se generan aproximadamente en un 75% en España y un 25% en exportaciones. “Nuestra facturación total va creciendo prácticamente cada año, lo que quiere decir que hay un auge tanto en el mercado español como en exportación”, explica.

Eso sí, las ventas en los países extranjeros fluctúan bastante según cómo y cuándo vayan mandando sus pedidos. Así, en 2016, los mercados más importantes fueron Irán, Francia y la República Checa, pero el responsable comercial añade que “otro año podrían ser países como Suecia, Hong-Kong, Ucrania o Rusia”.

Hay operadores que trabajan muy bien y otros que han quedado algo estancados

Tendencias del sector

Lindholm comenta que es difícil hacer una valoración global de la situación del mercado español del outdoor en esta primera mitad de año. A su juicio, “hay operadores que trabajan muy bien y otros que han quedado algo estancados”. En su caso, apunta que el crecimiento del 10% en el mercado nacional entre enero y junio “es una buena señal”.

Lo que está claro, tal como subraya, es que últimamente están ocurriendo grandes cambios y a gran velocidad en los hábitos de compra en general, que marcan tendencias en el sector de la montaña. El directivo señala en este sentido que la introducción de grandes plataformas online y cadenas de tiendas low-cost, la venta directa de muchos fabricantes, la presión sobre el PVP, etc., están teniendo como consecuencia el cierre de muchas tiendas pequeñas y una mayor concentración de operadores.

Lindholm indica que en el resto de mercados donde opera Bestard las tendencias son parecidas, y hasta más desarrolladas, según el país. De este modo, detalla que por ejemplo China ha pasado muy rápidamente de ser un mercado tradicional con muchas tiendas pequeñas que programaban en las ferias a tener una marcada dominación de grandes plataformas de venta online que exigen un servicio inmediato de par por par. Por otra parte, añade que aún quedan bastantes mercados donde un buen distribuidor o agente trabaja la marca de una manera más tradicional con buenos resultados.

‘Autorregulación’ del exceso de marcas

El director comercial de Bestard señala que sigue habiendo “cierta sobreoferta” en el mercado, como resultado “de los años del ‘boom’ del outdoor”, cuando se introdujeron muchas marcas, tanto nacionales como internacionales. No obstante, percibe que “parece que el exceso de marcas se está autorregulando poco a poco”.

Otro motivo que conduce a esta cierta sobreoferta en las tiendas sería la exigencia de cantidades mínimas de compra de algunas de las marcas más grandes

En su opinión, otro motivo que conduce a esta cierta sobreoferta en las tiendas sería “la exigencia de cantidades mínimas de compra de algunas de las marcas más grandes, algo que nosotros no solemos exigir, ya que entendemos que es una práctica que no nos beneficia ni a nosotros ni a nuestros clientes a largo plazo”. En cuanto a la cifra de ventas, dice que es difícil medir hasta qué punto esta sobreoferta repercute sobre su facturación, “pero lo que está claro es que nos afecta de una manera indirecta con la guerra de precios que conlleva”.

Buenas expectativas para el segundo semestre

Las previsiones de Bestard para la segunda mitad de año son optimistas y confía en culminar el año con algunos puntos de crecimiento, que vendría dado por unas buenas ventas en las diferentes categorías. “En estos momentos, donde más crecemos sería en los sectores de más consumo en general como calzado algo menos técnico para senderismo, travel, etc. , así como en segmentos muy especializados y que requieren un calzado muy técnico y específico como barranquismo y espeleología. En calzado técnico de alpinismo, trekking, etc., la venta sigue estable”, detalla.

La enseña no tiene previsto introducirse por ahora en nuevas categorías de producto. Lindholm recuerda, por ejemplo, que “hace tiempo que decidimos no entrar en trail running, ya que es un segmento ya bastante saturado y donde la verdad es que nuestros clientes no nos esperan. Tanto la tienda como el usuario nos tienen bien clasificado como fabricante de botas técnicas de montaña de alta calidad, y es lo que sabemos hacer mejor”.

En la industria del calzado la caída puede ser muy fuerte si entras en la tentación de crecimientos rápidos

Mantener la estructura actual

Bestard tampoco tiene prevista de momento ninguna ampliación de su capacidad productiva. “Somos una empresa muy prudente y nos conformamos con crecimientos moderados y manejables dentro de la estructura actual que tenemos. En la industria del calzado -advierte Lindholm- la caída puede ser muy fuerte si entras en la tentación de crecimientos rápidos, algo de lo que por desgracia hemos tenido muchos ejemplos en nuestro entorno”. Asimismo, incide en que uno de los problemas que tienen que afrontar es la dificultad de encontrar gente formada en este gremio, sobre todo en Mallorca, por lo que “aunque quisiéramos ampliar, sería muy difícil encontrar al personal adecuado”.

La compañía sigue firme en su convencimiento de no poner en marcha un sistema propio de venta online porque “seguimos pensando que lo que debemos hacer es apoyar a las tiendas que apuestan por nosotros y no hacerles la competencia. Para usuarios que no encuentran nuestro calzado en el lugar donde viven, siempre encontramos soluciones, enviando sus peticiones a clientes nuestros con venta online”.


No hay comentarios

Añade el tuyo