ESENCI@L

Ante el aumento de la demanda y la disponibilidad de stock

Calzados Bestard dobló sus ventas en el primer trimestre del año

La facturación internacional crece todavía más que en España

SAMSUNG CSC

Calzados Bestard apuesta por una fabricación de proximidad, tanto en España como en Europa.

(26-4-2021). Calzados Bestard registró un fuerte aumento de sus ventas a lo largo del primer trimestre de 2021, doblando las cifras conseguidas en 2019, ejercicio todavía no condicionado por la pandemia. La marca achaca las buenas cifras a una mayor demanda en el mercado y a la buena disponibilidad de stock.

“Todo el sector del outdoor se benefició de una gran demanda de productos, especialmente, de botas, a lo largo de los primeros meses del año. Las actividades de montaña constituyeron prácticamente la única opción de ocio, lo que unido al frío y la nieve, hicieron crecer las ventas”. Son palabras del director comercial de Calzados Bestard, Mats Lindholm, quién asegura que en su caso “tuvimos muy buenos números porque dispusimos de un nivel elevado de stock”.

Según explica Lindholm, algunas marcas y tiendas ralentizaron sus producciones o compras de cara al otoño-invierno de 2020-2021, ante la incertidumbre por la pandemia. En cambio, Calzados Bestard mantuvo su nivel de fabricación habitual al volver del confinamiento duro y cuando llegó el boom de la demanda, “estuvimos en buena disposición de servir material”.

De hecho, la marca española ha vuelto a vender a algunos clientes que hacía tiempo que no le compraban, lo que hace deducir a Lindholm que los detallistas han tenido dificultades para abastecerse con otros proveedores.

Asimismo, el director comercial subraya que el crecimiento se consiguió sin vender a las grandes plataformas online, por lo tanto, poniendo en valor el papel de las tiendas especialistas.

Arriesgarse más con el stock

Aún con todo, desde Calzados Bestard reconocen que la demanda sigue siendo tan alta que falta stock en algunas referencias de botas de senderismo. A nivel general, Lindholm señala problemas con proveedores de materias primas y componentes que han sufrido restricciones a causa de la pandemia, lo que unido a la demanda alta, ha provocado muchas dificultades en el servicio.

El director comercial reitera que la buena situación de la marca se debe a su apuesta por el servicio, que les permite disponer de “hasta 2 o 3 veces más de pares de botas en stock y fabricación” que las programadas por las tiendas. Al arriesgarse con el stock y la fabricación, está en mejor disposición para reponer en las tiendas en el momento que la demanda se dispara.

Por otro lado, Lindholm considera que además del valor de marca, cada vez ganan más relevancia en la elección final del consumidor valores como la producción de proximidad y la sostenibilidad. “Comprar un producto de calidad y de larga duración, fabricado en un lugar de proximidad, y que además puede ser reparado, es una manera de distanciarse de la sociedad de usar y tirar y de apostar por la sostenibilidad y de apoyo a la industria local, algo que hemos visto bastante acentuado ahora a raíz de la situación económica resultado de la pandemia”, declara.

Los pedidos para primavera y verano, en tendencia positiva

Desde Calzados Bestard confían en mantener la buena dinámica de ventas para el segundo trimestre, dado que los pedidos de la colección de primavera-verano mantienen una tendencia positiva respecto a 2019. Las buenas cifras, además, se han conseguido sin que la marca haya presentado ninguna novedad.

Lindholm señala que la demanda sigue a buen ritmo en España pero todavía mejor a nivel internacional. De hecho, las exportaciones han pasado de suponer un 25% del volumen de negocio total de la compañía a un 30%.


No hay comentarios

Añade el tuyo