ESENCI@L

La cadena contempla cerrar el año con 5,25 millones de facturación

Camp Base prevé comprar más tiendas de montaña en 2019

Continúa con el proceso de integración de los comercios adquiridos

campbase

Camp Base cierra 2018 con un total de 9 puntos de venta.

(5-12-2018). Tras la incorporación de nuevas tiendas a su red, Camp Base prevé cerrar el año con una facturación de 5,25 millones de euros, lo que significa un crecimiento del 40% respecto al año anterior. La cadena seguirá con su política de adquisición de nuevos establecimientos especialistas en montaña en 2019.

Fuentes de Camp Base han explicado a CMDsport que la cifra de negocio prevista para el cierre de 2018 se debe, en primer lugar, al efecto que ha tenido la incorporación a su red de comercios emblemáticos como El Nus, Intempèrie o Aresta. Sin embargo, dichas fuentes indican que la rentabilidad de las tiendas por metro cuadrado se mantiene, a falta de realizar un análisis más detallado sobre el incremento individual de las ventas en cada una de ellas.

“Lo realmente importante no es la cifra en sí misma, sino toda la gestión interna para integrar las nuevas tiendas. “Ha sido un año intenso, desde este el punto de vista de gestión, consiguiendo en muy pocos meses integrar cultural y comercialmente una plantilla de personas que se ha visto triplicada”, puntualizan desde la cadena especialista en montaña. “La última adquisición la hicimos el 1 de junio pasado y en la actualidad estamos inmersos aún en una fase de asimilar y ordenar internamente el crecimiento”, apuntan.

El grupo ya prácticamente ha acabado la integración de los nuevos establecimientos desde un punto de vista de compras e imagen corporativa, mientras que continúa el proceso de integración de los sistemas de software, dependientes del departamento de “recursos internos”. “Son adaptaciones lentas, que se realizan progresivamente y con prudencia”, explican desde Camp Base.

El calzado y el textil suponen casi el 70% de la facturación de la cadena en 2018, a una distancia considerable de los complementos. La enseña acaba este año con un total de 9 puntos de venta.

Más tiendas en 2019

La intención de la cadena de montaña es seguir comprando nuevas tiendas especialistas para 2019, sin concretar todavía cuáles podrían ser. “Sí que tenemos claro que queremos estar presentes en toda España, ampliar nuestro territorio más allá de Cataluña y el País Vasco, donde tenemos más presencia”, declaran fuentes de la compañía.

Canal online

Las cifras de negocio de la cadena se sustentan, principalmente, por el buen funcionamiento de las tiendas físicas, si bien el canal online cada vez tiene más protagonismo y ya supone “entre un 15 y un 20% de nuestra facturación”. De hecho, las webs de Camp Base y de Aresta –la última adquisición- obtienen este ejercicio un crecimiento medio por encima del 40%.

Pensamos que la necesidad de los proveedores es trabajar con operadores que les generen poco riesgo

“El mundo online te da la alegría de las cifras, pero a su vez supone dificultades para las marcas y distribuidores porque el principal factor de venta es el precio. Las primeras ven cómo su imagen tiende a deteriorarse, mientras que los segundos se resienten en su margen comercial”, afirma fuentes de la empresa. De ahí la importancia “de apostar por un asesoramiento de calidad offline” puntualizan dichas fuentes.

En relación a los proveedores, desde Camp Base indican que “nuestra relación mejora de forma acelerada, a la vez que ganamos cuota de mercado”. “Pensamos que la necesidad de los proveedores es trabajar con operadores que les generen poco riesgo y que les permitan posicionar su producto de manera cualitativa en el mercado”, concluyen fuentes de la compañía.


No hay comentarios

Añade el tuyo