ESENCI@L

La cadena de tiendas de montaña consolida su proyección

Camp Base creció un 70% durante 2017

Facturó 2,17 millones de euros

camp base

Exterior de la nueva tienda Camp Base en el barrio de Gracia de Barcelona.

(19-2-2018). Expansión en el canal offline para ofrecer un servicio de proximidad geográfica. Es la estrategia que está siguiendo Camp Base que ya empieza a destacarse como una de las cadenas de tiendas de montaña más relevantes de España.

Fuentes de Camp Base han explicado que la facturación creció alrededor de un 70% en 2017, pasando de los 1,3 millones de euros a los 2,17. La subida no se produce, principalmente, por un aumento natural de las ventas, sino por la estrategia de compra de tiendas ya consolidadas o de alianzas con otros operadores. El año pasado, además, fue el primero en el que se notó por completo el impacto de la nueva tienda abierta en Vitoria, de 1.000 metros cuadrados.

Para 2018, el aumento de la facturación será considerablemente más alto, se prevé que alrededor del 300%, ante la incorporación a la red de Camp Base de varias tiendas como la barcelonesa Intemperie, la tolosarra Aralar Kirolak o la ubicada en el barrio de Gracia “El Nus”.“Nuestra filosofía es crecer en el canal offline con el objetivo de apostar por la proximidad y la especialización”, indican fuentes de Camp Base.

Desde la cadena reivindican las tiendas físicas bien gestionadas, que aporten valor, y reconocen que el plan de expansión diseñado a 5 años vista desde 2016, no sería posible sin la implicación de diversos socios que aportan capital. En todas las compras o alianzas que establecen, Camp Base se reserva la mayoría accionarial, pero “siempre pensando que el conocimiento del mercado y de su zona está en manos del detallista o operador con quién nos aliemos”.

Tiendas debilitadas por una gran competencia

Desde la cadena catalana consideran que el mercado se encuentran en un momento de alta competitividad, con cambios considerables y rápidos que para las tiendas más pequeñas son dificultades añadidas. De momento, el canal online significa sólo un 6% de la facturación total de la empresa, una cifra que se espera que aumente progresivamente durante los próximos años, sin ser su focalización empresarial principal.

Evolución más pausada de su apuesta por el sector de la bicicleta 

Camp Base estableció el año pasado un primer acuerdo con un operador fuera del mercado outdoor, concretamente, Ravet Bike. Ambas enseñas pusieron en marcha un local de 400 metros cuadrados integrándolo en otro de 600 metros cuadrados  yconsiguiendo así una superficie comercial de 1.000 m2, en Parets del Vallés. Sin embargo, la intención de la cadena es en este caso obtener un crecimiento pausado a medio o largo plazo, bajo la creencia que el mercado del bike “está todavía bastante convulso”.

Crecimiento exponencial en los últimos tres años

La expansión en el canal offline de la tienda originaria de Camp Base, en Sant Cugat del Vallès (Barcelona), se inició en octubre de 2014, con un nuevo establecimiento en Parets del Vallès, aliado posteriormente con Ravet Bike. En junio de 2016, la cadena abrió un nuevo espacio en Vitoria, en el histórico local de Landher Montaña; a finales de 2017, hizo efectiva la compra de la unidad de negocio el Nus, en el centro de Barcelona, y hace unas semanas anunció la adquisición progresiva de Intemperie. En total, la previsión es cerrar este año con 9 tiendas en Catalunya y el País Vasco.


No hay comentarios

Añade el tuyo