ESENCI@L

Prevé realizar nuevas aperturas el próximo otoño

Climbing Planet señala que los rocódromos esquivan la contención general

La cadena ha mantenido un crecimiento del 25% durante el primer semestre

CLMBING-PLANET-CAPTACIÓN-DE-PÚBLICO-INFANTIL-bis

Según el responsable de la cadena de rocódromos Climbing Planet, durante el primer semestre de este 2022, ha aumentado especialmente la incorporación de niños a la escuela infantil de dicha enseña.

(22-7-2022). La facturación de Climbing Planet se incrementó en un 25% durante el primer semestre respecto al mismo período del año anterior. El crecimiento se experimentó en todos los ámbitos, tanto en número de usuarios de sus rocódromos como de actividades, según destaca su responsable, Felipe Guinda.

Así, en opinión del CEO de la cadena Climbing Center, Felipe Guinda, la actividad en los rocódromos no está sufriendo la caída de consumo que se experimenta actualmente en otros sectores. Respecto a Climbing Planet en concreto, Guinda destaca que “somos de los rocódromos más baratos, hemos tenido que subir la cuota pero lo indispensable, por ejemplo solo 2 euros en los abonos”.

El directivo afirma que “en nuestro caso el precio no es un hándicap, salimos beneficiados de la comparación con otros rocódromos de la competencia”.

Crecer otro 25% en el segundo semestre

Dado el nivel de reservas ya realizadas y los programas de actividades que prepara la enseña, la perspectiva para el próximo semestre es repetir el índice de crecimiento del 25% registrado en el primero, teniendo en cuenta exclusivamente los rocódromos actuales. Además, Climbling Planet planea abrir nuevas instalaciones durante el próximo otoño.

Guinda no quiere avanzar detalles específicos, pero asegura que algunos de esos nuevos rocódromos se encuentran en una avanzada fase de desarrollo, mientras que otros están en un planteamiento inicial. Añade que se tratará tanto de instalaciones de amplio espacio como de otras más reducidas, en diferentes ubicaciones de la geografía española.

Actulamente, Climbing Planet,  gestiona cinco rocódromos ubicados en los centros de ocio y actividad 7fun!, en Barcelona, Cornellà de Llobregat, Zaragoza, Alcalá de Henares y Lisboa. Un sexto rocódromo se encuentra en Lugo, en un centro de propiedad pública pero gestión privada.

Crece “la cantera”

Según explica Guinda, durante el primer semestre ha aumentado especialmente la incorporación de niños a la escuela infantil de Climbing Planet. Se trata de clases semanales, a modo de actividad extraescolar entre septiembre y junio, que cada vez cuentan con un mayor número de niños atraídos por la escalada.

También aumenta, aunque en un porcentaje menor, el número de escaladores que acuden a los rocódromos a entrenar por su cuenta, así como la participación en clases para adultos.

En la actualidad, Climbling Planet cuenta con unos 2.000 socios entre todos sus rocódromos. La previsión es crecer un 30% en número de socios el próximo otoño.

Gran potencial de crecimiento

Guinda recuerda que la escalada indoor muestra una inercia de crecimiento desde antes de la pandemia, pero fue tras los confinamientos cuando se produjo la gran escalada en la práctica de la actividad. Asimismo, considera que el potencial de crecimiento continúa siendo muy grande. El techo lo va a marcar el espacio disponible en cada instalación, donde se cuente con mayor capacidad escalable el crecimiento será mucho mayor, indica.

En lo que respecta a las instalaciones de Climbing Planet, el directivo destaca el crecimiento que experimenta el centro de Zaragoza, beneficiado por las numerosas ofertas complementarias que ofrece a clientes habituales y nuevos alumnos.

Asimismo, la enseña cuenta en Lisboa con el rocódromo más grande de Portugal, que registra un gran desarrollo. En cambio, los centros más pequeños de la firma crecen a un nivel menor.

Más independientes

“Hay países, como Holanda, que no cuentan con paredes de montaña y la escalada indoor se desarrolla como un deporte completamente independiente de la escalada en roca”, destaca el directivo. Según expone, también la tendencia en España es que la escalada en rocódromo se independice de la escalada en roca  hasta convertirse en un deporte completamente autónomo. Guinda manifiesta que ese proceso ya se observa en la escalada de competición, que cada vez muestra más diferencias con la escalada en roca.

En todo caso, sostiene que la escalada indoor continúa requiriendo la compra de material técnico como pies de gato, arneses, cuerdas o cascos. “Las tiendas especializadas están apreciando que conforme crece nuestra actividad, también lo hace la demanda de material de escalada”, concluye Guinda.


No hay comentarios

Añade el tuyo