ESENCI@L

La caída se contuvo en el último trimestre

Columbia Sportswear registra un descenso del 18% de las ventas en 2020

columbia-l

Columbia perdió en 2020 un 18% de sus ventas debido a la pandemia.

(5-2-2021). Columbia Sportswear Company ha presentado sus resultados del ultimo trimestre del año pasado, así como del global del ejercicio, en el cual registró un decrecimiento del 18% en relación a 2019. Los efectos de la pandemia sobre el mercado han sido la causa principal de esta involución.

Los datos facilitados por la empresa indican que en 2020 obtuvo 2.501,6 millones de dólares de facturación globales, lo que supone un descenso de más de 500 millones respecto a 2019, cuando la cifra de negocio fue de 3.042,5 millones de dólares. La empresa aduce el impacto de la pandemia a nivel global como el principal motivo para entender los resultados negativos.

Sin embargo, la caída de ventas en el último trimestre fue más limitada, de tan sólo el 4%. En dicho trimestre la facturación alcanzó los 915,7 millones de dólares. De los datos facilitados por Columbia, se deduce que el descenso se concentra en la facturación de las tiendas físicas, ya que de octubre a diciembre las ventas a consumidor final a través de su página web aumentaron en un 41%.

El presidente y CEO de Columbia Sportswear Company, Tim Boyle, se ha mostrado “muy orgulloso” de los resultados obtenidos por la marca durante el último trimestre del año, en el contexto de la pandemia, que ha supuesto un impacto en la cadena de suministro y el cierre de tiendas en muchos países. Además, Boyle ha explicado que las ventas online para Columbia suponen ya una cuarta parte del total.

De cara a 2021, Boyle prevé recuperar la senda alcista gracias al canal online y al incremento de los pedidos registrados para las temporadas de primavera-verano y otoño-invierno 2021.

Las prioridades estratégicas de la compañía son, según su CEO, “impulsar el conocimiento de la marca y el crecimiento de las ventas a través de mayores inversiones enfocadas en la creación de demanda; mejorar la experiencia del consumidor y las capacidades digitales en todos sus canales y mercados en los que están presentes; expandir y mejorar las operaciones globales directas al consumidor con procesos y sistemas de apoyo; e invertir en el equipo de la empresa y optimizar su organización en todo el portafolio de marcas”.


No hay comentarios

Añade el tuyo