ESENCI@L

Entrevista al propietario de Trailxtrem, Jorge Gil

El trail running pierde las competiciones pero gana nuevos practicantes

trailxtrem

El propietario de Trailxtrem, Jorge Gil, asegura que el público que acude a la tienda offline se muestra seguro y confiado.

(3-6-2020). El fundador de la tienda madrileña de trail running Trailxtrem sostiene que la cancelación y el aplazamiento de las carreras tiene una repercusión negativa sobre el negocio pero, en compensación, el desconfinamiento deportivo está atrayendo a nuevos usuarios hacia esta disciplina.

Trailxtrem es uno de los pocos supervivientes del comercio offline especializado en trail running en España. Fundada por Jorge Gil en 2012 en la localidad madrileña de Alcobendas, la tienda cuenta también con una plataforma de comercio online desde la que vende a cualquier punto del territorio español. Las semanas de confinamiento han supuesto un duro golpe para el negocio, que también notó un acusado descenso en su ecommerce.

La enseña volvió a abrir las puertas el pasado 11 de mayo, “con un cierto temor a la reacción del consumidor”, explica su propietario. Pero el balance del mes de mayo ha superado las expectativas y en estas tres semanas de apertura se logró alcanzar el 70% de la facturación de mayo del año pasado. Jorge Gil detalla que “la primera semana de reapertura fue al ralentí. Tuvimos algunas citas pero no hubo un gran movimiento. Sin embargo, las ventas online se empezaron a animar”.

Durante la segunda semana de reapertura el establecimiento ya funcionó sin cita previa pero algunos clientes “estaban aún descolocados y no sabían si podían desplazarse hasta Alcobendas a comprar desde otros municipios”. Las ventas supusieron en torno al 60% de una semana habitual, aunque el online fue más fuerte y compensó la diferencia. En cuanto a la tercera semana –que fue la pasada-, el minorista asegura que las ventas en tienda física se mostraron muy dinámicas, mientras que los resultados del ecommerce descendieron ligeramente.

El cliente se siente seguro

Jorge Gil afirma que el público que acude a la tienda offline se muestra seguro y confiado. La tienda ha implementado las medidas de seguridad e higiene necesarias y pone a disposición de los clientes guantes, mascarillas y gel hidroalcohólico. Aquellas prendas que se prueban y no se adquieren son puestas en cuarentena durante 48 horas. Eso sí, el detallista aprecia que aún a estas alturas algunos usuarios están “confundidos” y siguen sin tener claro si pueden cambiar de municipio para realizar sus compras. Tal como recuerda, el cliente de Trailxtrem procede de toda la Comunidad de Madrid e incluso fuera de ella.

El calzado, el producto estrella
Desde que Trailxtrem volvió a subir la persiana el calzado se ha mostrado como el renglón más dinámico. “También se está vendiendo algo de ropa y mascarillas, mientras que lo que peor se está comportando son las mochilas”, precisa.

Los usuarios deberían estar comprando ropa, calzado o accesorios para carreras y no lo están haciendo

Una primavera sin competiciones

La declaración del Estado de Alarma coincidió con el inicio de la temporada de carreras por montaña, la mayoría de las cuales se celebran en los meses de primavera. Este año se han perdido grandes citas como Zegama o la Kosta Trail, así como decenas de convocatorias que reúnen cada fin de semanas a cientos de corredores de montaña y que son un claro aliciente para la compra de equipamiento. El propietario de Trailxtrem incide en que la cancelación o aplazamiento de estas citas juega en contra de las ventas de material, ya que “los usuarios deberían estar comprando ropa, calzado o accesorios para esas carreras y no lo están haciendo”.

Es cierto que muchos practicantes ya han vuelto a entrenar, pero el detallista indica que “dos meses y medio de parón influyen en la forma física de la gente, que ahora tiene que empezar casi de cero y hace menos kilómetros, por lo que ni gasta el material ni necesita renovarlo por el momento”. De hecho, asegura que durante estas semanas de reapertura el grueso de su clientela habitual aún no ha pasado por la tienda, salvo en casos puntuales.

Nuevos usuarios

Por el contrario, el comercio está recibiendo clientes nuevos, muchos de ellos mujeres, que compran material para correr en zonas de pista como la Casa de Campo. Gil atribuye este comportamiento al ‘boom’ de la disciplinas deportivas individuales y al aire libre tras el desconfinamiento deportivo y confía en que alguno de estos nuevos practicantes se enganche y se convierta en un usuario asiduo.

Asimismo, cree que cuando pase el verano y se reactive el calendario de carreras por montaña la situación volverá al escenario preconfinamiento. “Primero la gente tiene que recuperar la forma, volver a subir a la montaña. Después del verano volverán las competiciones, que se han concentrado en el último tramo del año, y recuperaremos la normalidad”, prevé. Jorge Gil añade que el confinamiento “ha supuesto un paréntesis para que todos nos paremos a pensar qué es bueno para cada uno y está claro que la alimentación saludable y el deporte están en la mente de muchos consumidores”.

El detallista también manifiesta su incertidumbre ante la reacción del consumidor este verano, un periodo habitualmente malo para las ventas, especialmente durante el mes de agosto, porque la gente se marcha de la ciudad. Este año, sin embargo, no tiene tan claro que todo el mundo se vaya de vacaciones, por lo que el comercio podría no quedar tan ‘desierto’.

Los proveedores, flexibles

El dueño de Trailxtrem asegura que sus proveedores se han mostrado comprensivos durante estos meses y han ofrecido facilidades para cancelar y aplazar pedidos, consciente de que la campaña de primavera de este año “se ha perdido”. También señala que las presentaciones de la nueva colección de primavera-verano 2021 se están retrasando y hay algunas marcas que han retirado algunos de los nuevos modelos que tenían previstos para dar más continuidad a las gamas actuales.


No hay comentarios

Añade el tuyo