ESENCI@L

La tienda mallorquina sufrió una regresión de sus ventas del 15% en 2020

Foracorda prefiere la carestía de stocks de outdoor a la sobreoferta

Su propietario dice que "ello equilibra la competencia con los operadores online"

Captura de pantalla 2021-02-09 a las 10.34.25

El propietario de Foracorda, Carles Raimundo, prefiere la actual falta de stocks en el mercado del outdoor a que sobre producto y se tenga que liquidar.

(10-2-2021). El propietario de la veterana tienda de montaña mallorquina Foracorda, Carles Raimundo, sostiene que la actual falta de stocks generalizada en el sector del outdoor “es positiva para limpiar el mercado”. De esta manera, las tiendas físicas pueden “defender mejor” sus ventas.

Según Carles Raimundo, la falta de producto se nota especialmente, en primer lugar, en la familia del calzado, y, en segundo, en la de material duro. En cambio, en las gamas de textil “disponemos de más productos”. Tras reconocer que el desabastecimiento global “nos está haciendo perder ventas”, el detallista ha afirmado que prefiere esta situación a la vivida durante años en el mercado con los sobrestocks y las liquidaciones a bajos precios, que impactan directamente en la rentabilidad de los negocios.

“Prefiero que falte material en el mercado porque cuando hay demasiada oferta, el cliente se relaja pero cuando hay poca, a la mínima que encuentra lo que quiere o algo similar, lo compra”, declara el propietario de Foracorda, quién reitera que los sobrestocks han sido el gran problema en el sector durante mucho tiempo. Foracorda llegó a tener un outlet que cerró a finales de 2019.

El detallista argumenta, además, que es más fácil competir con los grandes operadores online en base a la disponibilidad o no de surtido que no en función del precio o del servicio de entrega. “En la tienda nos ha pasado que alguien mira y toca un producto, no lo compra porque lo ha visto más barato en Internet, pero luego se da cuenta que no hay stock y vuelve a comprarnos a nosotros”, ejemplifica Raimundo.

Programaciones insuficientes para primavera y verano

Desde la tienda de montaña mallorquina reconocen que el actual boom de demanda de productos de outdoor, especialmente el calzado, ha cogido “a contrapié” a todos los eslabones de la cadena, tras la anulación o el aplazamiento de pedidos por parte de las tiendas entre marzo, abril y mayo de 2020 y la reducción drástica de la producción aplicada por muchas enseñas.

En este escenario, Carles Raimundo reconoce que las programaciones realizadas para la temporada de primavera y verano 2021 se “han quedado cortas” y confía en que en los próximos meses, parte del suministro se vaya normalizando.

Un 15% menos de ventas en 2020

Foracorda cerró el año pasado con una caída de las ventas del 15%. Sin embargo, la tienda también ajustó sus compras y gastos, “por lo que el balance económico fue positivo”, explica Raimundo. Su principal perfil de clientes son los mallorquines que realizan viajes fuera de la isla, la mayoría de los cuáles no pudieron viajar en 2020 a causa de las restricciones de movilidad causadas por la pandemia.

El detallista explica, sin embargo, que la demanda rebrotó durante los meses de invierno y que enero “fue un período de ventas muy bueno”. “Estamos a la expectativa para ver cómo evolucionan las medidas contra el Covid-19 y cómo impactan en la movilidad”, expresa Raimundo, quién se refiere a los cursos de escalada y de barrancos como dos vías potentes de negocio y alternativas a la venta pura y dura.

 

 

 

 


No hay comentarios

Añade el tuyo