ESENCI@L

Ve el mercado “muy difícil” por los nuevos hábitos de consumo

Hamaika Mountain achaca a los outlets el cierre de tiendas de montaña en el País Vasco

hamaika mountain

Hamaika Mountain cumple tres años de existencia en el centro de Bilbao.

(27-7-2018). La apertura de grandes outlets es una de las principales causas del cierre de tiendas de montaña en el País Vasco, que se ha agudizado en el último año. Es la percepción de la copropietaria de Hamaika Mountain, Izaskun Bilbao, quién ve el mercado “muy difícil” por los nuevos hábitos de consumo.

“Hace no mucho, éramos uno de los mercados outdoor más fuertes de España, aquí siempre se ha vestido con prendas de montaña por la calle. Pero ahora la situación ha cambiado”. Son palabras de la propietaria de Hamaika Mountain, una tienda bilbaína que se estrenó hace tres años en el centro de la ciudad.

Según Izaskún Bilbao, la apertura “de grandes pabellones outlet ha perjudicado mucho”. “Cuando el consumo va bien, no pasa nada porque el cliente dispone de dinero y no tiene necesidad de desplazarse para comprar a un precio menor, pero con la crisis esta tendencia se modifica”, sostiene la minorista.

Siendo el mercado del País Vasco uno de los más fuertes, tanto emprendedores como distribuidores y marcas apostaron por unas tiendas outlet, que para la copropietaria, han distorsionado el panorama. Y es que el objetivo principal de la mayoría de los proveedores es aumentar su volumen de ventas, sin tener en cuenta las bajadas de precio y otros aspectos como el valor de marca o el servicio postventa, subraya.

Bilbao percibe que algunas marcas ya están apostando por una producción menor,  “si bien es difícil salirse de esta dinámica porque ves que el de al lado sigue produciendo más y colocándolo en el mercado”.

Tiendas probador

Desde Hamaika Mountain se siente utilizados por parte de algunos distribuidores y marcas que “durante los dos primeros años de implantación del producto te cuidan para que des un buen asesoramiento, pero una vez ya son conocidos por el público, la cosa cambia”. Es entonces cuando el consumidor tiene opción de ir a la tienda probar el producto y comprarlo por Internet.

En este sentido, la detallista se muestra partidaria de trabajar con proveedores que no tengan tienda online propia o si disponen de una, que al menos, se respeten los precios. “Yo veo el mercado como una carrera de fondo y muchas marcas como una carrera rápida, voy a exprimir la naranja lo más que pueda y después ya cogeré otra”, reflexiona.

Cambios de hábito de consumo

Haciendo balance de los tres primeros años de la tienda, Izaskun Bilbao, con experiencia previa en el sector, asegura que “el negocio es difícil y complicado porque los hábitos de consumo han cambiado mucho”. La detallista ve prácticamente perdidos a los clientes “de entre 23 y 40 y pico años que tienen un contrato de trabajo y que compran desde el sofá de casa”.

Sin embargo, “los mayores de 50 años son los que siguen viniendo a las tiendas, y muchos, nos visitan con sus hijos”. Precisamente, la detallista ve en los más pequeños la cantera a cuidar para el futuro, con el objetivo que tengan unos hábitos de compra diferentes en el mercado de montaña, que no estén tan basados en la compra online.

Hamaika Mountain dispone de una web de venta pero aporta un volumen de ventas muy bajo en comparación con el canal offline.

Viabilidad

Durante el primer semestre de 2018, Hamaika Mountain aumentó su facturación respecto al mismo período del año anterior, si bien “no vendimos lo esperado para ser el tercer año de funcionamiento”. “Comparativamente subimos porque venimos de unos volúmenes de venta bajos”, explica la detallista.

Preguntada por la viabilidad de la tienda, Bilbao ha declarado que “el mercado está muy cambiante, hay que ir al día a día y nadie puede asegurar nada a largo plazo”.


No hay comentarios

Añade el tuyo