ESENCI@L

Los seniors, un público al alza para el mercado outdoor

seniors

(28-1-2019). El detallista Jordi Bes, propietario de Esports Nabés, sostiene que los ‘seniors’, un público mayor de 60-65 años, se han convertido en un importante nicho de mercado para el negocio del outdoor. No están tan pendientes del precio y no suelen comprar por Internet.

Jordi Bes señala que, en los últimos meses, las ventas de productos para la práctica de disciplinas como el Nordic Walking han aumentado en su establecimiento. Y es que hay un renglón de practicantes que sobrepasan los 60 años y que, según aprecia el minorista, no están tan pendientes del precio. Un comportamiento que se registra en otras modalidades, como el senderismo y el viaje.

El detallista pone el ejemplo de una pareja en torno a los 65 años que se va de crucero por los países nórdicos: “Les dicen que tienen que llevar camisetas térmicas y se llevan las mejores, las más técnicas. Y dos o tres piezas cada uno, por lo que salen de la tienda habiendo gastado más de 300 euros en camisetas”. Lo mismo sucede, tal como apunta, con otros artículos como una mochila o un chubasquero que necesitan para sus salidas.

Con el público más joven, dependemos mucho de todos los canales que nos hacen competencia

Sin embargo, en las disciplinas más explosivas, como trail runing o esquí de montaña, el perfil del practicante es el de una persona más joven, entre 25 y 45 años, y, habitualmente, más enganchado a la tecnología. “Se informa a través de foros y páginas web, compara precios en distintas plataformas y no suele ser fiel a la tienda especialista. Si se puede ahorrar cinco euros, aunque para ellos haya perdido mucho tiempo, se los ahorra”, describe. Esto hace que, en el caso de este tipo de público, los comercios “dependamos mucho de todos los canales que nos hacen competencia”, indica.

“Hartos de ser el showroom de las marcas”

El propietario de Esports Nabés subraya que “los detallistas nos seguimos enfrentando a la creciente competencia de las grandes plataformas online y de las propias marcas”. Dice que, sin embargo, el consumidor acude a las tiendas especializadas a solucionar las incidencias de sus compras online, cambios de talla o problemas con el montaje del producto.

“Estamos hartos de ser el showroom de las marcas”, critica el comerciante, quien insta a las administraciones a actuar a nivel fiscal contra los grandes operadores online. “De lo contrario –vaticina- el pequeño comercio, tanto en la montaña como en otros sectores, está condenado a desaparecer”.

 

 

 


No hay comentarios

Añade el tuyo