ESENCI@L

La marca potencia la flexibilidad y retiene las entregas pendientes

Merrell activa un plan para apoyar a sus clientes

merrell-josep-maria-morera-bis

El director comercial de Merrell, Josep Maria Morera, destaca que "somos conscientes de que lo más importante ahora es pasar esta situación".

(27-3-2020). El director comercial de Merrell en el mercado español, Josep Maria Morera, recuerda que el negocio del calzado outdoor registró un gran impulso precisamente a partir del año 2009, en plena crisis económica y financiera, y confía en que el deporte al aire libre vuelva a ser un estímulo para el consumidor.

Tras la experiencia del grupo Wolverine –propietario de Merrell- en otros países, la compañía se adelantó a la proclamación del Estado de Alarma e instauró el teletrabajo antes de que el Gobierno español decretara el confinamiento. El equipo de Merrell España sigue activo, aunque ha detenido las entregas a sus clientes, que permanecen cerrados en el caso de las tiendas físicas. “Para no agobiarles ni agravar su situación financiera, les hemos comunicado que paramos el servicio pero que estamos dispuestos a enviarles el material si alguno lo requiere”, indica Josep Maria Morera.

La aprobación del Estado de Alarma vino acompañada de una sucesión de cancelaciones de pedidos por parte de algunos clientes, tanto de entregas pendientes de la colección de calor 2020 como de programaciones para la próxima temporada de otoño-invierno. El directivo sostiene que “somos conscientes de que lo más importante ahora es pasar esta situación, por lo que no queremos insistir ni con el sell in ni con el servicio pendiente”.

Retener, y no cancelar, pedidos

Merrell ha decidido, por tanto, retener los pedidos de primavera-verano 2020 en vez de cancelarlos, y “retomar las conversaciones” cuando se normalice la situación. El objetivo es que los puntos de venta no se queden sin productos como las sandalias, que gozan de una fuerte demanda hasta finales del verano. Además, la enseña está ofreciendo aplazamientos en el vencimiento de las facturas y aconseja a sus clientes que hagan un pedido mínimo para la próxima temporada de frío, de manera que no se queden sin surtido.

La marca ha tenido que suspender una campaña de marketing que justo acababa de arrancar en León con un autobús vinilado que recorrería distintos puntos de España. Morera anuncia que los esfuerzos se concentrarán ahora en la segunda mitad del año.

El outdoor, una vía de escape en el post-confinamiento

El director comercial de Merrell en nuestro país dice que es “muy complicado” prever el escenario post-confinamiento, sobre todo porque no se sabe cuánto durará el Estado de Alarma. La compañía maneja unas previsiones que estiman que se tardarán unos tres meses en recuperar la normalidad y es consciente de que la recuperación no será fácil.

Eso sí, Morera lanza un mensaje de optimismo y confía en que el consumidor, a medida que se vayan levantando las medidas de confinamiento, encuentre “un refugio” en el ocio y las actividades al aire libre, de la misma manera que sucedió en la crisis económica y financiera de 2009. En este sentido, precisa que el presupuesto familiar se puede ver perjudicado pero “la gente no dejará de evadirse y, tal vez, planeará actividades de proximidad en vez de plantearse grandes viajes

El portavoz de Merrell confía por tanto en que, si el tiempo acompaña, se producirá un repunte de la actividad deportiva al aire libre y la conexión con la naturaleza y recuerda que el negocio del calzado outdoor experimentó “un crecimiento brutal” a partir precisamente del año 2009.


No hay comentarios

Añade el tuyo