ESENCI@L

QUERIDO/A PIONERO/A

¿Son posibles dos ferias internacionales de outdoor en Alemania?

feria-outdoor-alemania

El mercado del outdoor en España mantiene una senda alcista en general.

(9-2-2018). Feria de Múnich organizará una feria del ‘nuevo outdoor’ el año que viene. Y Feria de Friedrichshafen ha anunciado que también. ¿Será viable la supervivencia de ambas?

La decisión del European Outdoor Group (EOG) de trasladar el año que viene a Múnich el evento ferial que ha venido celebrando los últimos 25 años en colaboración con la feria de Friedrichshafen ha propiciado un cambio de tornas.

Si en las cuatro votaciones celebradas durante los últimos veinte años para decidir si la EOG seguía colaborando con feria de Friedrichshafen o no, era ésta la que superaba el examen con sonrisas y vítores, y Feria de Múnich la que asumía frustraciones reiteradas, ahora la decisión de cambiar de partner del EOG ha propiciado la alegría en Múnich y la tristeza en Friedrichshafen.

Se entienden las dos reacciones. En Friedrichshafen porque cinco lustros de trabajo, con sus necesarios cambios para adaptar el certamen a las nuevas demandas del mercado, así como su privilegiado entorno, les inducían a creer que esta nueva votación sería solo un trámite más, como en las anteriores cuatro ocasiones. En cambio, verse descabalgados del proyecto, suscita pena e, incluso, rabia.

Por su parte, para Feria de Múnich este triunfo de ahora supone el premio a la paciencia y a la tenacidad demostradas los últimos veinte años cada vez que cosechaba una nueva derrota en la votación.

REACCIONES LÓGICAS

En ese sentido, es lógico que la feria de Friedrichshafen haya reaccionado con cierto rebote y haya anunciado ya que, aunque haya perdido el apoyo de la EOG, piensa continuar convocando una feria de Outdoor para 2019 porque, según esgrimen, cuentan con “importantes y numerosos apoyos empresariales”. Por su parte, desde la feria de Múnich subrayan que el EOG “no ha decidido solamente ‘trasladar’ la Outdoor, sino que lo que el European Outdoor Group pretende es ‘reinventar’ el certamen creando uno nuevo, definitivamente adaptado al nuevo escenario del mercado”.

Sin duda, las últimas ediciones de la feria Outdoor demostraban que el certamen había entrado en fase plana, que el salón ya no suscitaba la atracción que suscitaba muchos años atrás. Ahora desde feria de Friedrichshafen anuncian que en 2018 focalizarán más la feria en las tiendas especializadas. Es una opción y, probablemente esté inspirada en la necesidad de dicha organización de recuperar su espíritu originario de feria ‘rebelde’, así como de escenario alternativo (recuérdese que cuando nació en 1993 surgió como alternativa a la Ispo de verano), y aglutinador del ’outdoor auténtico’, esto es, de los detallistas especialistas, los montañeros-montañeros, etc.

EL MERCADO HA CAMBIADO

Pero, cerca ya de la tercera década del siglo XXI, el mercado del outdoor (ni el de ningún otro canal deportivo) tiene nada que ver con el mercado del outdoor de 1993. Por aquel entonces y durante la siguiente década, la fiebre surfer llegó a eclipsar el universo outdoor y entonces sí era necesaria la diferenciación, el poner el acento específicamente en el universo montañero como fortaleza y defensa de un mercado amenazado por otros estilos de calzar y vestir más populares (sobre todo, el citado look surfer).

Hoy, en cambio, el EOG se ha dado cuenta que, más que seguir primando el espíritu fundamentalmente montañero del outdoor, este universo debe ser aglutinador de todas aquellas disciplinas que, como su nombre define, se realizan al aire libre.

AMPLIACIÓN DEL UNIVERSO

En base a esta ampliación del universo outdoor es que la citada organización ha optado por cambiar de partner. Un cambio de socio para una nueva feria mucho más abierta, mucha más pluridisciplinar, con más disponibilidad de espacio ferial, con mayores facilidades logísticas, con una plataforma digital de contactos realmente global y capaz de favorecer sinergias y ventas cruzadas, y con opciones de crecimiento plausibles.

¿DOS FERIAS?

La pregunta ahora es si es factible o no la existencia de dos ferias. El mercado actual da muchos ejemplos de la viabilidad de convivencia de diversos conceptos comerciales. Hay exponentes que muestran que un gran operador no tiene por qué evitar que exista o existan operadores de menor tamaño. Todo radica en que el pequeño encuentre una serie de valores que le aporten atractivos concretos y diferenciados ante una demanda lo suficientemente amplia como para ser rentable.

TRANSICIÓN NO EXENTA DE PEAJES

Sinceramente, no creo que la decisión del EOG no vaya a generar ciertos peajes en el mercado internacional del outdoor y que la transición esté exenta de un período de reajustes.

Lo que deseo, de todos modos, es que el outdoor no entre en un periodo de guerras entre sus integrantes a raíz de los intereses de dos organizaciones feriales enfrentadas durante más de dos décadas y que, ahora, tras la decisión del European Outdoor Group, se han intercambiado los roles.

CRISIS LATENTE DEL CONCEPTO FERIA

De todos modos, hay una última cuestión que podría tener cierta incidencia en el devenir de los acontecimientos. Éste es el progresivo deterioro del poder de convocatoria entre proveedores y visitantes de las citas feriales a raíz de los cambios de hábitos y calendarios que ha suscitado el nuevo escenario. En ese sentido, es indudable que la feria de Friedrichshafen no lo va a tener fácil para retener una masa crítica suficiente de clientes, pero feria de Múnich (y el EOG) tampoco.

Otro inconveniente añadido es que este cambio puede constituir la ‘excusa’ perfecta para que haya quienes consideren llegado el momento idóneo para desvincularse definitivamente del concierto ferial.

Pero ya sé que por más que pueda decir ahora, el que tiene la última decisión es el mercado. En sus manos estamos… como siempre.


No hay comentarios

Añade el tuyo