ESENCI@L

QUERIDO/A PIONERO/A

Proveedores inquietos ante el nuevo escenario del retail de outdoor

tiendas-de-montaña-bis

Según sostienen diversos proveedores consultados, “las cosas están más complicadas que nunca”. Asimismo, destacan que “existe mucho producto, muchísimo, y éste está al alcance de todo el mundo, lo cual propicia que se haya entrado en un escenario tremendamente marcado por el factor precio”.

(18-2-2020). Inquietud en el mercado del outdoor. Tras la debacle sufrida por el retail español de deportes de nieve que ha propiciado una caída en la cifra de establecimientos cercana al 100% , relevantes proveedores se reconocen “muy preocupados” por la inquietud que les suscita una ‘repetición de la jugada’ en el retail outdoor.

“El mercado del outdoor es grande, muy grande, pero los resultados que se obtienen en el mismo cada vez son más inquietantes”. Así se manifestaba a finales de la pasada semana un importante distribuidor de enseñas del mundo de los deportes de montaña. Éste reconocía que “vivimos sumidos en una profunda incertidumbre en la que, pese a surgir oportunidades, constatas que hay más a perder que a ganar”.

Tiempos complejos en el mercado español del outdoor que provocan que regurgite la espectral evolución experimentada por el retail de deportes de nieve que, en los últimos 10-15 años, ha perdido cerca del 100% de tiendas y que ha provocado que dicho canal haya quedado prácticamente limitado a los establecimientos de estación que basan el negocio en el alquiler y la organización de actividades, mientras que en las ciudades los pocos comercios que quedan sobreviven a duras penas haciendo malabarismos e intentando combinar la venta de los productos de nieve con los de montaña.

Pero en el mercado de los deportes de montaña, según sostienen diversos proveedores consultados, “las cosas están más complicadas que nunca”. Destacan que “existe mucho producto, muchísimo, y éste está al alcance de todo el mundo, lo cual propicia que se haya entrado en un escenario tremendamente marcado por el factor precio”.

DESAPARICIÓN DE RETAILERS ESPECIALISTAS

A ello se ha sumado la progresiva desaparición de comercios especialistas que, según subraya uno de los proveedores consultados, “no se contrarresta con la aparición de nuevas tiendas”.

El retail de deportes de montaña o outdoor tampoco escapa del fenómeno de la concentración que ya han evidenciado otros canales de venta de productos deportivos como el del running, el fútbol o el de los deportes de raqueta (tenis y padel). En ese sentido, cada vez menos operadores copan mayor cuota de mercado y lo hacen con unos índices de crecimiento que más que ser fruto de un crecimiento del mercado, lo que confirman es que su aumento se basa principalmente en la captación de las ventas que pierden los operadores más débiles.

La mayoría de proveedores consultados justifican el creciente poderío de los pocos operadores del retail de outdoor que van quedando en España en base a “trabajar acorde con el nuevo escenario, es decir, de modo que buscan el ‘win-win’ con los proveedores, en vez de apretarnos con los descuentos, o la cesión de producto en depósito”.

Añaden que son operadores que, “al ver que el escenario cambiaba, optaron por buscar alianzas fuertes con sus principales suministradores y, al mismo tiempo, buscaron y han desarrollado estrategias encaminadas a ganar notoriedad frente al consumidor y a estrechar sus relaciones con él”.

CONCENTRACIÓN CRECIENTE

Esa concentración creciente del retail outdoor ha propiciado situaciones de gran dominio de operadores como Viladomat en Andorra, donde los proveedores coinciden en subrayar que “es el rey y cada vez lo es más”. En el caso de España, destacan a la reconocida cadena especialista, Barrabés o, incluso, al propio El Corte Inglés, del cual reconocen que “para la mayoría de suministradores, es el principal cliente”.

El canal multidpeorte o, mejor dicho, determinados operadores del mismo pero que gozan de varios puntos de venta y son fuertes en las plazas donde están ubicados, han adquirido mayor atractivo para los proveedores outdoor. Su teórico poderío radica  en su mayor masa crítica de consumidores y, consecuentemente, en sus mayores presupuestos de compra. Ahí jugarían un papel relevante enseñas como Wala, Forum y los llamados ‘locomotoras’ de determinadas centrales de compras y servicios que aúpan los potenciales de compra de esas organizaciones.

Por otro lado, la progresión de operadores online como Tradeinn o Deporvillage también es destacada por los proveedores. De ambos señalan su “afianzamiento irreversible, tras haber demostrado que han sabido ganarse al consumidor con bastantes argumentos más que el precio y, a día de hoy, gozan de una notoriedad en la red que, en la actual situación de mercado, será muy difícil que logren alcanzar los retailers que no hicieron sus ‘deberes’ en el ámbito digital a tiempo”.

El comercio online, además, cada vez copa mayor cuota de mercado en aquellos productos de autoservicio digital como los accesorios tecnológicos, cierto material duro y los complementos.

COMPENSAR LA REDUCCIÓN DE CLIENTES CON NUEVOS CANALES

La caída del número de tiendas offline de deportes de montaña es un fenómeno que ya detectaron marcas relevantes como The North Face e, incluso, la propia Salomon, entre otras. Sobre todo la primera, se anticipó a la tendencia y ya inició hace varias campañas su ofensiva en el canal moda,  exprimiendo el hábito de los consumidores de vestir ‘deportivamente’ en su día a día.

Trangoworld ha decidido recientemente acometer también ese camino y en la última Ispo de Munich presentó su línea ‘Next’ focalizada en prendas de tipo casualwear que aspira a introducirla entre sus tiendas clientes, pero que no descarta implementarla también en otros canales de venta que hasta ahora no había abordado.

Otras marcas del universo outdoor, como Ternua, +8000, Merrell, Bestard, Regatta, Izas, Hi-Tec, etc,  aseguran estar trabajando, “desde hace tiempo”, en esa dirección y lo ejemplifican mostrando su portfolio de líneas y modelos de uso versátil encaminados a mantener sus cuotas de presencia tanto en los escenarios como entre los usuarios montañeros, pero asimismo  conquistar la calle.

Todas las marcas recurren a su know tecnológico conscientes de que las prestaciones de sus productos para condiciones térmicas extremas (tanto de frío como de calor) pueden ser de gran utilidad por el confort que reportan también en los escenarios urbanos.

“INIFINITAMENTE MÁS COMPLICADO”

La estrategia que inició Nike y que, posteriormente, sería seguida por Adidas, y que, un poco más tarde también sería empleada por operadores de otros universos como The North Face en el outdoor u otros suministradores de otros canales  del ‘menos es más’, es decir, que con menos clientes podrían obtenerse mejores resultados, empieza a proliferar cada vez más.

En el caso del universo outdoor, la citada The North Face fue, como ya se ha dicho, la primera en segmentar su clientela, lo cual le ha llevado a prescindir progresivamente de una notoria cifra de retailers al objeto de concentrarse en aquellos que se alinean más con sus directrices.

Esta estrategia ha acabado resultado provechosa y, efectivamente, The North Face ha conseguido, de la mano de sus principales clientes, crecer en sus resultados y que sus clientes también crecieran lo cual le ha aportado una cuota del presupuesto de compras de aquellos que ha propiciado que éstos dediquen cada vez un mayor presupuesto a la citada marca, en detrimento de las marcas con menor posicionamiento.

EL RETAIL TAMBIÉN ACRECIENTA SU SELECCIONA SUMINISTRADORES

Afirma un distribuidor que “el escenario actual es infinitamente más complicado que antes”. La dificultad estriba en que también los detallistas están aplicando ese principio del ‘menos es más’ y, como se apuntaba, muchos de ellos también están concentrando cada vez más sus surtidos en unas determinadas marcas, dejando de lado a las que les ofrecen menos garantías de éxito comercial.

Así las cosas, cada vez son menos los suministradores que gozan de recursos para poder aplicarlos en investigar el mercado e ir adaptándose a las nuevas exigencias que éste impone, mientras que cada vez son más los que van sufriendo una merma de recursos para esa finalidad y propiciando que vayan quedando cada vez más descolgados.

La concentración en determinados proveedores que también desarrollan los operadores del retail acabará por afectar asimismo a los suministradores. Muchos de ellos deberán reaccionar (ya) en busca de la rentabilidad imprescindible para salir adelante en una ‘selva’ que cada vez se va tornando menos accesible y que, como está sucediendo en el retail, provocará una aguda selectividad en el parque de proveedores de este universo.


No hay comentarios

Añade el tuyo