ESENCI@L

Su copropietario se declara “optimista pero cauto”

Roc Roi se prepara para el reinicio del turismo activo a mediados de julio

roc roi vilanova

Roc Roi cuenta con una base para actividades náuticas en Vilanova i la Geltrú (Barcelona).

(29-5-2020). La empresa de turismo activo Roc Roi, una de las más importantes de España, ha elaborado un exhaustivo protocolo de seguridad para que las distintas actividades que propone se realicen con todas las garantías. Carlos Rabaneda, cofundador de la compañía, indica que la temporada estival se concentrará entre el 15 de julio y el 15 de septiembre.

Rabaneda señala que es cierto que las reservas ya se están reactivando, pero prefiere mostrarse cauto en sus expectativas “hasta que no acabe la tercer fase del plan de desescalada y quede restablecida la ‘nueva normalidad’, lo que, si todo va bien, llegará para el 5 o 6 de julio”. El empresario precisa que será a partir de que se permita la movilidad entre provincias y zonas sanitarias cuando se vuelva a retomar el turismo activo que, este verano, se concentrará entre mediados de julio y mediados de septiembre. “Las perspectivas para estos dos meses son buenas, pero dentro de la realidad de que no habrá visitantes extranjeros y dependeremos del turismo de proximidad”, sostiene. Recuerda, además, que la campaña de primavera se ha perdido por completo y declara su incertidumbre sobre cuál será el comportamiento del consumidor a partir del otoño.

Carlos Rabaneda, que fundó Roc Roi junto a su hermano Lluís hace 24 años, contempla que la facturación de este verano 2020 distará mucho de la cifra alcanzada el año pasando, reduciéndose a “un 20 o 30%” de la misma. De cara al invierno, sin embargo, la empresa está recibiendo ya reservas de clientes internacionales y todo apunta a que la situación se irá normalizando. La facturación de la campaña de invierno 2020-2021 podría suponer, según las previsiones de la enseña, entre el 50 y el 70% de la del último invierno.

Los meses de julio y agosto, junto a la primera quincena de septiembre, representan en torno al 35% de los ingresos anuales de Roc Roi que, el pasado 2019, facturó 5,5 millones de euros. La empresa ofrece un amplio abanico de propuestas como rafting, hidrospeed, vela o actividades de nieve. La empresa se ha esforzado en promover el turismo activo también durante el invierno para desestacionalizar sus ventas, aunque el periodo comprendido entre abril y septiembre sigue siendo el más importante del año.

Incertidumbre

Roc Roi, al igual que el resto de empresas de turismo activo españolas, se enfrenta a la gran incertidumbre de bajo qué circunstancias y con qué condicionantes podrá desarrollar su actividad. Tal como recuerda Carlos Rabaneda, “tenemos una normativa de obligado cumplimiento, que es la publicada en el BOE del pasado 9 de mayo, pero es muy generalista y estamos ahora pendientes de que las Comunidades Autónomas entren al detalle”.

El cofundador de la empresa también está pendiente de la reacción y el comportamiento del consumidor e incide en que las empresas vinculadas con el turismo “tenemos que hacerlo todas muy bien para ofrecer las máximas garantías de seguridad al cliente y volver a atraer también al público internacional”.

Protocolo de seguridad

Precisamente para ofrecer las máximas garantías de seguridad a sus clientes, Roc Roi ha trabajado intensamente durante los dos últimos meses en la elaboración de un protocolo de seguridad, basándose en todas las normativas sanitarias vigentes, y lo ha presentado a las administraciones correspondientes para que lo validen. El documento recoge todos los elementos que intervienen en el desarrollo de las distintas actividades que la compañía ofrece en distintos escenarios: ríos, lagos, mar, tierra y aire, entrando al detalle final sobre estos cinco ejes.

Rabaneda precisa que el protocolo abarca desde las medidas a seguir en sus oficinas, instalaciones y bases de actividades a la atención a los trabajadores clientes, limpieza de vestuarios y material deportivo. La empresa ha analizado actividad por actividad para marcar los ratios de participación, mantener las distancias de seguridad y dotar a usuarios y guías de los equipos de protección necesarios, utilizando siempre aquellos materiales homologados por el Estado.

Asimismo Roc Roi también trabaja en la creación de nuevos productos en los que el distanciamiento social sea posible. “Estamos pensando, por ejemplo, cómo podemos hacer los campamentos infantiles de verano favoreciendo el distanciamiento pero con una propuesta que sea a la vez interesante y atractiva para los niños”, explica.

Levantamiento de ERTEs

Tras la declaración del Estado de Alarma, Roc Roi aplicó un ERTE y detuvo la contratación de aquellos trabajadores fijos-discontinuos que se tenían que incorporar de cara a la temporada fuerte. Ahora la empresa prevé ir levantando progresivamente los ERTEs a partir de finales de junio para empezar a preparar el arranque de las actividades a mediados de julio.


No hay comentarios

Añade el tuyo