ESENCI@L

La zapatilla Supertrac RC gana peso en la colección de la marca

Scott percibe un trasvase de corredores de asfalto a pruebas de trail running

Imprimir

Para el director comercial de Scott Running, Néstor Pardo, muchos corredores de asfalto se están pasando a la montaña.

(13-4-2018). El director comercial de Scott Running, Néstor Pardo, percibe un trasvase de corredores de pruebas de asfalto a competiciones de trail running, un hecho que “se está notando positivamente en el mercado”.

El director comercial de Scott Running, marca distribuida por BM Sportech, afirma que la proliferación de nuevas pruebas de trail han servido para captar corredores de asfalto. “Las carreras de montaña no llaman tanto la atención ni tiene la magnitud como las de carretera pero cada vez están teniendo más importancia”, asegura Néstor Pardo.

El ejecutivo sostiene que el aumento de corredores de trail se debe, entre otras cuestiones, “porque hemos cambiado nuestros hábitos alimentarios y deportivos y ahora valoramos más el hecho de estar rodeados de un mundo verde”. “El valor de estar en un entorno ecológico ayuda a que la montaña gane adeptos”, asegura el responsable.

Primer trimestre con ligero crecimiento

Scott Running cerró el primer trimestre del año con “un aumento de las ventas de un dígito”, una cifra que Pardo valora positivamente porque “hemos tenido un invierno complicado con el mal tiempo”. De hecho, el directivo se muestra convencido que “si no hubiera nevado tanto, las ventas habrían sido aún mejores”, en consonancia con su visión de que el trail running es un deporte en claro ascenso de practicantes.

La enseña focaliza su división de running en la montaña, que aporta un 70% del volumen de negocio, mientras que el asfalto se sitúa en el 30%. En el segmento del trail running, según explica el directivo, “no somos una marca que intente captar al corredor de iniciación, y de hecho, tenemos, en parte, un perfil de cliente que comienza en la montaña con zapatillas Nike, Adidas o Asics y después quieren un calzado más técnico como el que ofrecemos”.

Por familias de producto, el 65% de la facturación de Scott Running proviene de las zapatillas, mientras que el 25% del textil y el 10% de accesorios y bolsas. Aunque este último segmento no es muy relevante en términos de ventas sí que lo es en cuanto a imagen: “una de las cosas que más se ve es la ropa del corredor, así que es un eje estratégico para nosotros”. De ahí los acuerdos de patrocinio establecidos con corredores de trail.

Las zapatillas técnicas ganan peso

La colección de calzado que ofrece la marca está dividida en tres tipos de usuarios. En primer lugar, se fabrican modelos para corredores que quieren una zapatilla robusta, de calidad y cómoda, que sirva para hacer entrenos de larga distancia. En segundo lugar, Pardo destaca la zapatilla Kinabalu, “que representa un equilibrio entre peso, amortiguación y durabilidad, y sirve tanto para entrenos como para caminos más técnicos”.

En tercer lugar, se sitúa el calzado técnico de competición, destacando la zapatilla Supertrac RC, que recientemente ha ganado el premio ISPO a la mejor zapatilla del año: “dispone de un agarre excepcional en cualquier dirección, no sólo hacia delante o atrás, sino también hacia los laterales”. Precisamente por este y otros reconocimientos obtenidos, “así como su calidad técnica, la Supertrac RC se está llevando ventas de otras marcas e incluso del modelo Kinabalu”, concluye Pardo.


No hay comentarios

Añade el tuyo