ESENCI@L

De cara a todo el año 2022

Adidas dobla la exigencia de compra mínima a las centrales españolas

La enseña reclama a los grupos la unificación de imagen

adidas

Adidas eleva la exigencia de compra mínima a las centrales de compra españolas.

(3-9-2021). Adidas ha doblado la cantidad mínima de compra exigida a las centrales españolas de cara a todo el año 2022, pasando del millón de euros a los 2 millones de euros. Dicha medida se enmarcaría en la estrategia de la multinacional alemana para primar la calidad de los clientes por encima de la cantidad de los mismos.

Adidas ha endurecido las condiciones de compra mínima para las centrales españolas de cara al año que viene, según ha podido saber CMDsport. La multinacional comunicó a los grupos que de cara a las diversas campañas de 2022, para acceder a su surtido, debían programar por encima de los 2 millones de euros.

La mayoría de centrales de compra supera con facilidad dicha cifra, sin embargo, algunos detallistas consultados señalan que la medida es un paso más en la estrategia de la multinacional alemana de primar la calidad de los clientes por encima de la cantidad de los mismos.

De hecho, fuentes del retail temen que la cantidad mínima de compra vaya subiendo los siguientes años, lo que sí obligaría a algunas centrales a comprometerse más con Adidas, si quieren seguir disponiendo de su producto, en detrimento de otros proveedores.

Unificación bajo una misma marca-rótulo

Las fuentes del retail consultadas señalan, además, que Adidas exige a las centrales de compra, como anteriormente, ya había hecho Nike, que todas sus tiendas operen bajo una misma marca-rótulo. De ahí que, por ejemplo, Base anunciara a sus socios, a principios de 2021, que todos deberían de estar bajo el nombre de la central antes de enero de 2023.

Esta segunda exigencia “sí que está impactando más de lleno en la cartera de socios de algunas centrales, especialmente, porque algunas tiendas más pequeñas o más especialistas no quieren comprometerse tanto con Adidas en sus lineales”, apunta un operador consultado.

En el actual escenario, los socios de las centrales españolas tendrán que decidir si siguen formando parte de las mismas con las condiciones que exige Adidas.

A su vez, algunas centrales de compra que todavía no tienen unificados bajo una misma marca-rótulo a todos sus socios deberán hacer equilibrios entre las exigencias de la multinacional y los intereses particulares de cada tienda.

Sin recortes en el surtido

Las fuentes consultadas coinciden en señalar que Adidas no ha recortado el acceso a su catálogo de cara a las programaciones de la temporada de primavera-verano 2022, realizadas en los últimos meses.

En referencia a las nuevas exigencias de la multinacional alemana, un operador señala que “siempre que el producto al que tengas acceso sea comercial y no te restrinjan mucho las colecciones, pueden ser medidas normales”. El problema para dicho detallista es “cuando te van limitando las colecciones, como el caso de la gama Originals”.

Otra fuente del retail se mostraba favorable a la política de unificación de imagen reclamada por Adidas, al entender que, de esta manera, se optimiza la relación comercial con los potenciales clientes, así como con los proveedores.

Apuesta por los canales de venta propios

La marca de las tres bandas presentó el pasado mes de marzo su nueva estrategia global hasta 2025, que incluye una clara apuesta por los canales de venta propios y la facturación digital. Adidas quiere que el 50% de su volumen de negocio en 4 años provenga del Direct to Consumer (DTC), siguiendo una estrategia similar a la de otros proveedores líderes del mercado del retail deportivo.

Precisamente, la tendencia de dichos proveedores líderes es la de concentrar las ventas en menos clientes de la distribución, seleccionando de manera exigente con los que quiere trabajar. Fuentes del retail temen que Adidas siga el mismo camino y aplique restricciones a su surtido a partir del año que viene.


No hay comentarios

Añade el tuyo