ESENCI@L

Adidas pronostica que Reebok retomará el crecimiento este 2019

Tras lograr volver a ser rentable en 2018

reebok

(15-3-2019). Ha llegado la hora de Reebok. Así lo creen desde el Grupo Adidas que esperan que este 2019 sea el año en el que la marca Reebok vuelva a crecer. Un año en el que, sin embargo, Adidas ya ha pronosticado un descenso de sus ventas debido a problemas en los suministros.

Que Reebok vuelva a crecer. Este es el objetivo que el Grupo Adidas se ha marcado para este 2019, después de que en los resultados económicos del ejercicio 2018 se percibiera un retorno a la rentabilidad por parte de la hermana pequeña de Adidas.

Más de una década después de la adquisición de la marca Reebok por 3.800 millones de dólares (3.357 millones de euros) por parte de Adidas, y tras un año en el que el grupo alemán se estaba plantando desinvertir en la marca si no se percibía mejora, los cambios han llegado.

“Ahora sólo tenemos una razón para volver a crecer”, expresó el director financiero de Adidas, Harm Ohlmeyer, quien justificó las acciones acometidas sobre Reebok en los últimos meses, asegurando que “necesitábamos aumentar la rentabilidad, de lo contrario, solo habríamos cavado un hueco más profundo”.

Estas medidas a las que hace referencia Ohlmeyer se han traducido en cierres de tiendas Reebok con un bajo rendimiento y la no renovación de ciertos acuerdos de licencia, a lo que se ha sumado un aumento de inversión en marketing. El resultado, aunque los ingresos de Reebok cayeron un 3% en 2018, sus costos bajaron aún más, lo que da esperanzas para un futuro crecimiento positivo.

La compañía espera que las nuevas líneas de calzado como CrossFit Nano y FloatRide estimulen las ventas.

Problemas para Adidas

Y del reflotamiento de Reebok a problemas para Adidas, que ya ha pronosticado una desaceleración de entre el 5 y el 8% de sus ventas durante 2019. La explicación que ha aportado la compañía es que unos problemas en la cadena de suministro podrían frenar el crecimiento de sus ventas durante el primer semestre de este año, especialmente en América del Norte, aunque por el contrario la marca espera mejorar resultados en Europa.

Adidas incrementó en 2018 su beneficio neto hasta los 1.702 millones de euros, lo que supone una mejora del 45% respecto a 2017. El volumen de negocios mejoró el año pasado un 3%, hasta 21.915 millones de euros, y el resultado operativo lo hizo un 14%, hasta 2.368 millones de euros.

Para este 2019, espera un crecimiento en sus ventas de entre un 3 y un 4% durante el primer semestre, produciéndose una aceleración durante el segundo semestre, a medida que aumenten los suministros.

En contraste, sus competidores directos, Nike y Puma han pronosticado crecimientos de doble dígito para este año.


No hay comentarios

Añade el tuyo