ESENCI@L

Conferencia del secretario general del European Outdoor Group en la Ispo Academy

Alertan sobre el “regionalismo” del outdoor europeo

Mark Held pronosticó que “durante los próximos años se primará la fabricación en Europa”.

(30-5-2013). “El regionalismo imperante en el mercado europeo del outdoor es un problema”, declaró el secretario general del European Outdoor Group, Mark Held, en la conferencia que abrió la denominada Ispo Academy celebrada el pasado lunes, 27 de mayo, en las instalaciones del Barcelona Moda Centre-BMC. Según Helz, “el sector europeo del outdoor está integrado, por norma general, por compañías fuertes fundamentalmente en su mercado doméstico pero a las que les cuesta tener una imagen de marca panaeuropea y todo ello propicia un sector tan volcado en el regionalismo que no ha estado al tanto de la entrada de las marcas norteamericanas y que hoy no está preparado ante la oleada de marcas que llegarán del mercado asiático”. 

Mark Held, secretario general de la patronal europea de empresas de outdoor, que lleva treinta y tres años en el sector del outdoor y que en su juventud fue escalador, destacó las diferencias que caracterizan al mercado norteamericano del europeo señalando que mientras el primero “habla una sola lengua, es un único país, está realmente organizado y todo ello le genera una gran autoconfianza, en el outdoor europeo existen muchas lenguas, muchas culturas, está muy dividido por países y ese regionalismo imperante obstaculiza no sólo el desarrollo de sus empresas dentro de la propia Europa, sino sus opciones de operar a nivel realmente mundial”.
Ese “regionalismo imperante en Europa” ha favorecido, en opinión del secretario general del European Outdoor Group, “el progresivo enraizamiento en nuestro continente de las empresas norteamericanas y hace presagiar que tampoco estaremos preparados para afrontar la nueva oleada de marcas que vienen de Asia”.

Por un European Outdoor Group fuerte
Ante un concurrido auditorio compuesto en su gran mayoría por proveedores (la asistencia de detallistas apenas alcanzó la decena), Held conminó a los asistentes a compartir los objetivos de la asociación European Outdoor Group que dirige recordando que, “mientras aquí en Europa, esperamos que Bruselas nos lo arregle todo, los americanos tienen una organización muy bien montada y que defiende sus intereses”.
El directivo explicó que el sell in del outdoor europeo se sitúa en torno a los 4.800 millones de euros anuales, procediendo el 51% del textil, el 25% del calzado y el 24% restante de los accesorios, mientras que el sell out alcanza un volumen de unos 10.000 millones de euros.

Moverse en la diversidad
Held reconoció que esa diversidad existente en Europa dificulta mucho el conocimiento en profundidad de los distintos mercados europeos y propicia que la mayoría de compañías denoten sus orígenes en sus productos de modo que todos ellos posean un “caríz germánico, o británico, o español, o francés, o italiano, o…” Esa diversidad, según alertó Held, “pone trabas a los europeos pero, en cambio, a los americanos no les afecta pues están acostumbrados a trabajar en la diversidad”.
Sobre la situación del outdoor europeo en el actual escenario de contención, el secretario general del European Outdoor Group afirmó que “nuestro sector no se ha visto tan afectado como otros sectores, aún a pesar de que todos sabemos que un mal invierno más un mal verano es igual a sufrimiento”.

Primar la fabricación en Europa
Mark Held reconoció que en su gran mayoría las empresas europeas, como las del resto del mundo occidental, están fabricando actualmente en Asia, si bien cada vez son más las compañías, especialmente las pymes, las que constatan los inconvenientes que suponen “los largos plazos y los altos volúmenes que exigen los asiáticos”. En ese sentido, el directivo aseguró que “no se entiende que empresas que no fabrican grandes volúmenes lo hagan allí” y alertó sobre los crecientes problemas que se están registrando a raíz de las denuncias que ciertas organizaciones no gubernamentales están haciendo sobre las condiciones de trabajo de aquella zona del globo, “propiciando que algunas marcas de nuestro sector sean ‘atacadas’ por ciertos grupos de presión al producir en aquella parte del mundo y no haber atajado esas prácticas laborables”. Held aseguró que “soy el primero en defender, como Greenpeace, un circuito limpio en los procesos de producción, pero el problema radica en que, muy a menudo, las pymes europeas, no saben realmente cómo fabrican los asiáticos”.
En base a todo ello, el directivo, vaticinó que “durante los próximos años se primará la fabricación en Europa, ya que a más presiones, mayor será la necesidad de controlar toda la cadena de producción”.

Buenas prácticas
Y es que, en opinión de Held, “hoy hay que apostar por las buenas prácticas, por operar con el mínimo impacto sobre el entorno y por trabajar por y para la sostenibilidad”. El directivo recodó que el sector del outdoor “fue uno de los primeros sectores industriales que creó un índice medidor de su sostenibilidad y lo que nos corresponde ahora es que la legislación sobre este tema se implante y cumpla realmente”. Según concluyó, “trabajando de ese modo podremos evitar los malos titulares”.


No hay comentarios

Añade el tuyo