ESENCI@L

El Congreso aprobó ayer con holgura las medidas propuestas

Así afectará a tiendas deportivas y gimnasios el plan de ahorro energético

El cierre automático de puertas y el control de temperatura, principales medidas

6e0e

Todos los locales comerciales deberán instalar en las próximas semanas puertas con cierre automático para controlar el gasto energético

(26-8-2022) El Congreso de los Diputados aprobó ayer con 187 votos a favor el plan de medidas de ahorro energético propuestas a principios de mes por el Gobierno español. Muchas de ellas afectarán a la industria deportiva, aunque su aplicación variará en función del negocio implicado.

El Gobierno español recibió ayer el beneplácito del Congreso de los Diputados para sacar adelante el denominado como “Plan de choque de ahorro y gestión energética en climatización”, un paquete de medidas que entró en vigor el pasado 10 de agosto y que está diseñado para minimizar el gasto energético de empresas y particulares. Muchas de ellas, como la bonificación de títulos de transporte, no tendrán una repercusión directa en las empresas vinculadas al sector deportivo, pero algunas sí serán de obligado cumplimiento.

Eso sí, hay excepciones y matices, ya que no todas las medidas afectarán de manera igual a negocios como puede ser un gimnasio o una tienda de ropa deportiva. No afectará igual, por ejemplo, una de las medidas estrella del plan de ahorro energético. Los termostatos deberán limitarse a 19 grados centígrados en invierno y a 27 grados en verano, respectivamente.

Los establecimientos comerciales, los inmuebles de las administraciones públicas, los grandes almacenes o centros comerciales, así como los espacios culturales o infraestructuras de transporte quedarán sujetos a esta normativa. Es decir, que cualquier tienda deportiva tendrá que fijar una temperatura máxima de 27 grados.

El texto también incluye los gimnasios y demás centros deportivos, aunque como ya explicó CMDsport, éstos pueden acogerse a una excepción: les ampara la normativa laboral, que regula que aquellos espacios donde se realice una actividad física leve se fijará una temperatura máxima de 25 grados.

Es decir, que los gimnasios, en los espacios donde se realicen actividades deportivas, no tendrán que aplicar a rajatabla esta normativa y podrán refrigerar los espacios a 25 grados. En cambio, deberán subir la temperatura hasta los 27 grados en aquellos espacios comunes o almacenes donde no se realicen actividades de este tipo.

CIERRE AUTOMÁTICO DE PUERTAS

Uno de los puntos donde sí coinciden tanto locales deportivos comerciales como gimnasios es en el cierre automático de puertas. El Gobierno exige su implementación a las empresas para evitar que se derroche la energía que se genera en el interior de los locales. Aunque ya es una medida muy extendida, en general, lo cierto es que son múltiples las empresas que aún a día de hoy mantienen accesos a sus establecimientos sin puertas, es decir, entradas abiertas.

Antes del 30 de septiembre, tanto edificios como locales deberán disponer de cierres automáticos en las puertas de acceso. La norma, eso sí, pide además sistemas que eviten que las puertas se abran de forma constante cuando haya personas transitando cerca, lo que implica que las puertas se queden abiertas permanentemente.

Patronales como Adecaff ya han mostrado su preocupación al respecto de este punto, ya que consideran que supone un gasto añadido considerable para los gimnasios en un momento delicado, ya que aún están condicionados por los estragos causados por la pandemia y por los sobrecostes energéticos. Desde la patronal catalana de los gimnasios, además, alertan que es difícil que todas las empresas puedan llegar a cumplir a tiempo con esta normativa.

Numerosas compañías especializadas en la instalación de sistemas de automatización de acceso empiezan a alertar que podría generarse una falta de stock de material en las próximas semanas derivada del aumento exponencial de la demanda. Distintas patronales alertan que el crecimiento de pedidos generará cuellos de botella y subidas de precios. Por otro lado, pesa la incertidumbre de si las empresas que se vean obligadas a instalar dispositivos de este tipo llegarán a amortizar las inversiones que efectúen, ya que nadie sabe a día de hoy hasta cuándo estará en vigor esta normativa.

El decreto ley también contiene nuevas convocatorias de ayudas al transporte terrestre de mercancías, agiliza las instalaciones de energía renovable y de almacenamiento

AMENAZAN CON MULTAS MILLONARIAS

Los espacios que incumplan el plan de ahorro afrontarán multas de hasta 60.000 euros por infracciones leves, de hasta 6 millones de euros por las graves y de hasta 100 millones de euros por las muy graves.

El mismo decreto ley también obliga a apagar las luces de escaparates y edificios públicos desocupados a partir de las 22 horas


No hay comentarios

Añade el tuyo