ESENCI@L

Un economista del BCE pronostica al menos dos años más de “crecimiento robusto” de la economía española

Los indicadores vaticinan un buen futuro próximo al mercado deportivo

consumo-deporte

Para el economista Ramón Gómez, la evolución del mercado deportivo está ligada a la del consumo privado, y los indicadores destacan estabilidad en el consumo, al menos en los próximos años.

(18-10-2019). España seguirá siendo a corto plazo una de las economías avanzadas que presente mejor salud. Así lo ha asegurado el economista y analista del Banco Central Europeo, Ramón Gómez-Salvador, quien ve indicios para pensar en que el crecimiento también se mantengan en el mercado deportivo.

La economía española cuenta con fuertes indicadores a su favor para asegurar al menos dos años más de “crecimiento robusto”.  Al menos, así lo transmitió ayer el economista y analista del Banco Central Europeo, Ramón Gómez-Salvador, en su comparecencia por teleconferencia en la 11ª edición del seminario La Ruta del Management en el Fitness en Barcelona, organizada por la Fitness Management School.

Para tranquilidad de los cerca de 200 asistentes, Gómez-Salvador afirmó no ver indicios a corto plazo que puedan hacer pensar en que la economía española, y en su extensión el mercado deportivo, puedan comenzar a padecer síntomas de una desaceleración ni este ejercicio ni el siguiente. De esta forma, contestaba a los fuertes rumores que planean desde hace un tiempo sobre las economías avanzadas con una fecha de comienzo de desaceleración, o de nueva crisis económica como algunos apuntan, para el próximo 2020.

Una de las mayores recuperaciones

Unos indicios de desaceleración que el economista y analista admite que ya se están percibiendo en algunas economías, como la alemana, pero no en la española.

De hecho, aseguró que en los últimos años España ha registrado “unas tasas de crecimiento muy intensivas”, especialmente en ámbitos como la creación de empleo.

También apuntó que el sector interno, es decir el consumo privado, ha sido el que ha liderado la recuperación de la economía española tras la última crisis -cuyos efectos en cierto modo aún coletean-, protagonizando por otra parte “una de las recuperaciones más altas entre las economías avanzadas”, afirmó.

Parte de esta recuperación, añadió, se deben a las políticas lanzadas y a la corrección de desequilibrios, cuyos efectos “se seguirán percibiendo en los próximos años proporcionando estabilidad a la economía”.

Indicadores estables para seguir creciendo

Sobre las previsiones de cara a finalizar este 2019 y el próximo año, Gómez-Salvador se refirió a las previsiones realizadas por el Fondo Monetario Internacional, que pronostican “un robusto crecimiento” para la economía española.

Y para explicar esta previsión, apuntó de nuevo a la evolución del consumo privado. “El consumo familiar se sustenta básicamente en tres pilares: el crecimiento en las rentas, una mejora patrimonial y condiciones de préstamo acomodaticias. En el caso de las rentas, su crecimiento en 2018 fue más fuerte que en comparación a 2017 y la tasa de consumo se incrementó durante el pasado año en un 2%. Por otra parte, los bancos está ofreciendo de nuevo más facilidades para obtener préstamos y se mantiene la creación de empleo, muy importante para mantener el consumo privado, habiéndose creado más de 2,5 millones de puestos de trabajo nuevo”, resumió.

Con estos indicadores, “el Fondo Monetario Internacional prevé que se mantenga en España el crecimiento en el empleo y en la remuneración de los asalariados, motivo por el que se espera que el consumo privado siga impulsando el crecimiento de la economía en los próximos dos años”, afirmó.

Buenos augurios para el sector deportivo

Gómez-Salvador, en su comparecencia por videoconferencia en el seminario la Ruta del Management en el Fitness, celebrada ayer en Barcelona con el patrocinio de Precor.

En lo que se refiere al mercado deportivo español, el economista admitió no disponer de datos actualizados, siendo los últimos de 2017. Con todo, remarcó la “fuerte recuperación vivida por este sector desde 2013”.

Asimismo, señaló que “el crecimiento de los márgenes empresariales, que ha vuelto a situarse sobre el 10%”, así como el hecho de que “la remuneración de los asalariados se ha mantenido estable”, son dos “buenos indicadores de cara a pensar en un futuro próximo”.

A lo que se suma el consumo privado, como hemos comentado ya, con la estabilidad en empleo y salarios, que hace pensar en “perspectivas positivas que se tienen que traducir en que la actividad económica en el sector deportivo se mantenga a niveles altos, ya que se trata de un sector cuya evolución se encuentra muy ligada al consumo privado”.

Riesgos en forma de desaceleración

A pesar de los buenos augurios, el economista admitió que existen una serie de riesgos que pueden desembocar en una desaceleración de la economía. En el caso concreto de España, los riesgos principales serían tres: Un macroeconómico protagonizado por los enfrentamientos comerciales entre Estados Unidos y China, uno europeo centrado en el Brexit y cómo éste ya está afectando en forma de desaceleración a economías como la alemana; y, por último, uno interno de España, que es la inestabilidad política.

“La falta de Gobierno y la no aprobación de presupuestos generales del Estado crea incertidumbre en las empresas y que éstas retrasen la toma de decisiones”, apuntó.

Se trata de unos riesgos que el economista considera que “llevarían el crecimiento económico a la baja”. ¿Cuánto? “Dependerá de la incidencia que acaben teniendo”, contestó.


Hay 1 comentario

Añade el tuyo
  1. Mercedes Maza

    Por favor, sean un poco más rigurosos en sus publicaciones, el titular es engañoso, no es una noticia verificada y autorizada por el BCE, simplemente es un comentario de un analista del BCE que reconoce que no dispone de datos actualizados, ruego más rigor para aportar cosas válidas y veraces al sector, no opiniones que no están avaladas por el mayor órgano económico de Europa. Atentamente.


Publicar un nuevo comentario.