ESENCI@L

El ejercicio fiscal 2019-2020 facturó 52,5 millones de euros

Buff culmina su primer semestre fiscal con un crecimiento del 35%

BUFF-CEO-DAVID-CAMPS-BIS

David Camps, CEO de Buff, reconoce que España es uno de los mercados donde las ventas de la marca más han caído a consecuencia de los efectos de la pandemia del Covid-19

(5-11-2020). Buff, la marca que desarrolló y dinamizó el tubular como una nueva categoría de producto que se ha convertido en un clásico, sigue registrando un relevante dinamismo en ventas pese a los estragos de la pandemia. La firma ha cerrado su primer semestre fiscal, con un incremento del 30-40% en relación al mismo periodo del anterior ejercicio fiscal.

El CEO de Buff, David Camps, reconoce que la evolución de las ventas de la compañía es “muy satisfactoria”. Lo afirma con la boca pequeña y sin alardes “porque la situación que vive el mercado es difícil para muchos a causa de los estragos sanitarios y económicos que la pandemia del Covid-19 está causando en el mercado mundial”. Camps puede hablar con conocimiento de causa sobre el mercado mundial, ya que en el último ejercicio fiscal de la empresa, cerrado el pasado 30 de abril, el 95% de las ventas de la compañía procedió de sus ventas fuera de España. En dicho ejercicio, la firma facturó, según explica David Camps,  por valor de 52,5 millones de euros, un 7% más que en el año fiscal anterior.

Buff obtuvo, asimismo, unos beneficios netos, según su máximo responsable, de entre 5 y seis millones de euros. Camps reconoce que “los efectos de la primera ola de la pandemia fueron muy poco notorios sobre los resultados del año 2019-2020, pues ésta llegó cuando ya enfilábamos la recta final del ejercicio”.

ARRANQUE FAVORABLE

El arranque de este nuevo ejercicio fiscal 2020-2021, iniciado el pasado primero de mayo, ha sido favorable.  A la clausura del primer semestre los resultados indican un crecimiento de entre el 30 y el 40%, en relación al mismo periodo del año pasado.

David Camps destaca el dinámico comportamiento en ventas de su división de tubulares y, asimismo, la gran acogida que el mercado ha dispensado a sus mascarillas y filtros que, pese a que su comercialización no se produjo hasta el mes de junio, han tenido una incidencia en las ventas del primer semestre de alrededor del 7%.

INICIACION EN MASCARILLAS

Cabe destacar que, antes de la pandemia, Buff no había fabricado nunca mascarillas. Tras reconocer que la “nueva situación provocada por el Covid-19 ha propiciado numerosas nuevas iniciativas”, David Camps ha subrayado que “no fuimos los primeros en acometer la comercialización de esta nueva línea de producto porque queríamos hacer un producto de alta calidad y, sobre todo, que proporcionara una óptima respirabilidad”. El lanzamiento comercial de este producto se realizó el pasado junio.

Las nuevas mascarillas ‘Buff Filter Mask’ destacan, según explica el directivo, “por su comodidad y ligereza. Asimismo, sus filtros proporcionan una filtración del 98% y ello sin menoscabo de la respirabilidad que aportan”.

La firma también ha realizado un tubular con filtro que también destaca por las mismas prestaciones que las mascarillas.

DEPORTES MOTOR

La favorable evolución seguida por Buff se explica, entre otras razones, porque sus productos son conocidos y reconocidos entre los deportistas de las disciplinas, principalmente de tipo individual, que más dinámicas se han mostrado tras los desconfinamientos, es decir, el running, el ciclismo, el trail-running y el senderismo, etc.

Por regiones, Europa constituye el principal mercado de esta compañía igualadina fundada por Juan Rojas el año que viene hará 30 años.

De todos modos, el país donde, hoy por hoy, Buff registra mayores ventas es Estados Unidos.

David Camps reconoce que la evolución de las ventas por países está evidenciando, en cierto modo, la evolución que sigue la pandemia en cada uno de ellos. De este modo, señala que España ha sido, “quizás”, el mercado donde han sufrido una mayor caída y, a continuación, apunta a Italia.

ECOMMERCE PUJANTE

Además de vender a través de su extensa cartera de clientes detallistas de todo el mundo, Buff también vende a través de su ecommerce. Éste ha registrado, desde el estallido de la pandemia, un incremento en su cifra de negocios superior al 50% en relación al ejercicio anterior.

David Camps ha destacado, asimismo, los crecimientos en ventas que han registrado las tiendas online de algunos de sus clientes extranjeros y alude los casos de Globetrotter y de Sporschec.

El directivo es consciente de las dificultades que cada vez sufre un mayor número de sus clientes detallistas si bien apunta que “por el momento, sólo he tenido conocimiento de unos pocos cierres”.

David Camps ha reconocido su dificultad para pronosticar si este ejercicio fiscal 2020-2021 van a conseguir mantener el índice de crecimiento que llevan hasta ahora. “Todo dependerá de cómo vaya la campaña de invierno. Si las estaciones de esquí, por ejemplo, pueden abrir será una cosa, pero si no abren, será otra. En definitiva, si el escenario no empeora más, podríamos acabar el ejercicio con el índice de crecimiento que llevamos”.


No hay comentarios

Añade el tuyo