ESENCI@L

Canarias reclama más atención de las marcas

soscanarias

(20-4-2015). La recesión económica ha hecho mella en todo el territorio español y las Islas Canarias no son una excepción. La semana pasada cerraba un comercio deportivo de los de toda la vida, con 60 años de trabajo a sus espaldas. Pero no es el único. Tiendas del archipiélago denuncian un agravio comparativo con la Península, que ha ido a más y piden acción a los proveedores.

La semana pasada cerraba sus puertas para siempre la tienda Deportes Lovero, un histórico del comercio de Santa Cruz de Tenerife que, tras 60 años de actividad y mucha lucha por seguir a flote, se ha visto abocado al peor final, a la rendición, devorado por la crisis.

Pero otros comercios deportivos de las Islas Canarias aseguran que no se trata de un caso aislado. De hecho, nombran a varias tiendas, unas con más tradición y otras más nuevas, que se han visto obligadas en los últimos tiempos a cerrar sus negocios en el archipiélago.

“La crisis ha afectado igual en la Península que en las islas”, señala Isidro Rizal, gerente y presidente de la central de compras y servicios de TDC Sport y miembro de Asecode. “El consumo se ha precipitado y las tiendas canarias sufrimos los mismos problemas que las demás. Estén donde estén, todas padecemos la falta de atención de los proveedores, la radicalización y canalización de las marcas y la estrategia direccional que han adoptado llevando a las tiendas por donde quieren”. Sin embargo, añade, “en Canarias tenemos un problema añadido que es la insularidad, lo cual nos hace complicado comercializar a los mismos precios que la Península”.

Condenados por la insularidad
En este sentido, Alberto Mas del comercio Deportes Truck, afirma que “la insularidad es un problema de los de siempre y que sufrimos a todos los niveles, no solo en el comercio”. A lo que Pedro Hernández de Todo Padel contesta afirmando que “siempre ha estado ahí y la separación por mar es irremediable, pero con la diferencia de que en los últimos años las ventas han bajado y fiscalmente los comercios canarios somos como un país distinto. Tenemos que pagar unos impuestos distintos, y algunos proveedores se muestran sensibles y lo compensan y otros no”.

Liberia Hernández lleva 20 años al frente del pequeño comercio multideporte Deportes Beri y explica que en los últimos años el olvido por parte de los proveedores al pequeño comercio canario se ha acentuado. “No puedes vender todo lo que quieres, sino lo que los proveedores pueden enviar y siempre hay que comprar por catálogo. Por no hablar de los portes. Una marca, solo por el hecho de que queramos comercializar su producto en las Islas ya debería tener la consideración de no cobrarnos los portes”, lamenta esta veterana detallista.

Denuncian falta de distribuidores en las Islas
Y es que todos los comercios consultados coinciden en destacar una creciente “dejadez” por parte de los proveedores en tanto que “ahora todo el contacto debe hacerse en la Península, han desaparecido todos los distribuidores que habían en Canarias, con los problemas de gestión y comunicación que ello conlleva”, dice Alberto Mas de Deportes Truck.

Pedro Hernández de Todo Padel va más allá. “Los representantes de las marcas no se presentan físicamente en las tiendas y cuesta hablar con ellos. Incluso no recibo respuesta cuando pido un simple póster a una marca para decorar una pared de mi comercio. Pero lo peor es que con la crisis, muchas empresas han dejado de tener almacenes en España para crear almacenes logísticos en Europa, lo cual retrasa aún más los envíos a Canarias”. En esta misma línea, Alberto Mas remarca que “tengo que esperar más de una semana para que me llegue cualquier mercancía y en ocasiones la espera puede llegar a ser de tres semanas, con el consecuente peligro de rotura de stock que tenemos”.

El peligro de la venta online
Pero al pago de tasas de aduanas y la espera de mercancía se ha sumado en los últimos tiempos otro problema para estos comercios y es la venta online. “Antes había envíos a Canarias cada día y ahora como muy pronto cada semana. A un cliente antes le podías pedir que esperara un par de días a que llegara su producto, pero ahora se acaba yendo a comprarlo online”, señala Pedro Hernández, quien añade que “en Internet la competencia es feroz y hay muchas tiendas que además de un descuento sobre el precio, para los canarios eliminan el 21% del IVA, lo cual acaba resultando en un precio con el que los comercios de Canarias no podemos competir porque se sitúa casi a nuestro precio de coste”.

A lo que Isidro Rizal añade que “en algunos casos, a las tiendas canarias nos dejan los restos de mercancía o lo que no se vende en la Península, pensándose que en las islas sí que lo venderemos. Es absurdo y nos deja en situación de desventaja”.

Más sensibilidad
Ante estas situaciones, los comerciantes canarios piden a los proveedores que apliquen “una mayor sensibilidad”, ya que, opina Pedro Hernández, “para nosotros es un problema enorme pero para ellos estamos lejos y suponemos un 7% de sus ventas, con lo cual somos un mal menor”.

E instan a que “vuelvan a haber distribuidores en las Islas, se mejore el flujo de transporte de mercancía y se nos tenga más en cuenta”, coinciden, porque “de otra manera, si seguimos en el olvido, no sabemos cuanto podremos sobrevivir”, lamentan los detallistas.


No hay comentarios

Añade el tuyo