ESENCI@L

Comertia critica las restricciones en Cataluña por “desproporcionadas” e “improvisadas”

comertia-david-sanchez

El presidente de Comertia alerta de los riesgos que suponen las nuevas restricciones para la economía.

(16-10-2020). El presidente de Comertia, David Sánchez, critica duramente las últimas restricciones del Govern catalán para hacer frente a los rebrotes. Subraya que “la salud está por encima de todo”, pero pide más consenso y más comunicación con los agentes sociales y económicos antes de poner en marcha “medidas tan drásticas”.

Lo primero que critica David Sánchez es la falta de información. “No se entiende que desde una entidad como Comertia, con un peso muy importante en la hostelería y el comercio catalanes, nos hayamos enterado de las restricciones que se avecinaban para estos sectores a través de una filtración a un medio”, sostiene. El portavoz de esta asociación incide en que “evidentemente las decisiones sanitarias son lo más importante, pero se tienen que tomar de la mano con los principales actores de la sociedad y los agentes económicos que las representan”.

Medida “desproporcionada”

Sánchez opina que el cierre de bares y restaurante, así como la reducción de los aforos del comercio al 30%, es una iniciativa “desproporcionada”. “Lo que hay que hacer”, propone, “es asegurar el cumplimiento de las normas de aforo y distanciamiento, que garantizan una posibilidad muy baja de contagio”. El presidente de Comertia lamenta que “por unos pocos incumplimientos tenga que pagar el conjunto de unos sectores con una incidencia tan importante sobre el PIB y que ya vienen de unos meses de inoperancia seguidos de otros meses con menos nivel de actividad”.

Improvisación y falta de consenso

El portavoz de Comertia también manifiesta su enfado porque las nuevas restricciones anunciadas por el Ejecutivo catalán son, a su juicio, “improvisadas, sobredimensionadas y lejos del consenso”. David Sánchez hace hincapié en que el objetivo tanto del comercio como de la restauración es “velar por la salud de las persona” y recuerda que todas las empresas han hecho un gran esfuerzo en los últimos meses para preservar la seguridad de trabajadores y clientes.  “Todos remamos en la misma dirección para minimizar los riesgos”, subraya., “y nos sumamos y sumaremos a las medidas que hagan falta, pero siempre que sean proporcionadas y que se nos tenga en cuenta”. En este sentido, dice que “hay que contar con los distintos operadores y buscar alternativas que eviten los contagios sin detener la actividad”.

Sánchez alerta de los “daños colaterales” que estas restricciones pueden tener para la economía y expone el abanico de gastos fijos a los que tienen que hacer frente los negocios, desde el pago de la Seguridad Social al de los alquileres. “Llega un momento en que resulta imposible anticiparse a tanta improvisación. Nuestros profesionales y empresarios pueden ser malabaristas pero no son magos. Sólo pediría a las administraciones que sean, como mínimo, tan competentes como ellos”

Reducción de aforo en los comercios

David Sánchez sostiene que insiste en que los comercios “nunca han dejado de aplicar las medidas de seguridad necesaria y lo continuarán haciendo a partir de estas nuevas restricciones”. Tal como detalla, todos los establecimientos han asumido desde su reapertura en mayo el uso obligatorio de mascarilla y gel hidroalcohólico y han respetado los aforos marcados por los órganos sanitarios. “Gracia a todo ello podemos afirmar que no ha habido ningún foco importante de contagio en el comercio”, asegura.


No hay comentarios

Añade el tuyo