Quantcast

ESENCI@L

Constituye una tercera parte de su facturación total del pasado 2020

Deporvillage alcanza los 40 millones de euros en el primer trimestre

Este año aspira a alcanzar los 180 millones de euros

deporvillage 46

Xavier Pladellorens (izquierda) y Ángel Corcuera son los fundadores de Deporvillage, que creció un 100% en ventas a lo largo del primer trimestre del año.

(8-4-2021). Deporvillage cerró el primer trimestre con un crecimiento de sus ventas del 100%, hasta alcanzar los 40 millones de euros, según ha explicado su CEO, Xavier Pladellorens. Todas las categorías registran subidas significativas a excepción de los productos de esquí.

Entre enero y marzo, Deporvillage facturó una tercera parte lo conseguido durante todo el año pasado, cuando la cifra de negocio fue de 120 millones de euros. Si se mantiene la progresión de crecimiento a lo largo de 2021, la compañía superaría los 160 millones de euros, si bien su objetivo real es alcanzar los 180.

Las ventas en España y a nivel internacional se comportaron de manera similar, con crecimientos acordes. De hecho, el volumen de negocio de la compañía se reparte a partes iguales entre el mercado español y el internacional, con Francia, Italia, Alemania e Inglaterra como principales orígenes de los compradores, por este orden.

Falta de stock de bicicletas

El ciclismo continua siendo la categoría reina para el e-commerce, con un mayor protagonismo de los accesorios, complementos y recambios que no de las bicicletas, donde asegura Xavier Pladellorens, “persiste una falta de stock que nos impide vender más”. En el caso de los recambios para bicicleta, si bien la mayoría de retailers también notan un desabastecimiento, no es el caso de Deporvillage.

La tienda online tiene intención de incorporar nuevas marcas para la venta de bicicletas y confía que sea una línea de negocio al alza de cara a este año y lo siguientes.

Demanda normalizada en el home fitness

Por lo que respecta al home fitness, el CEO detecta una normalización de la demanda de rodillos y otros aparatos para practicar en casa, “dado que llevamos meses en los que los deportistas pueden salir a la calle”.

Además, febrero y marzo se han caracterizado por ser meses cálidos y con relativamente buen tiempo. “Hemos vuelto a la situación de una demanda estacional”, señala Pladellorens.

Sufre la venta vinculada al esquí

En el universo outdoor, la facturación también fue positiva durante el primer trimestre, a excepción del material de esquí, muy condicionado por la imposibilidad de acceder a las estaciones de montaña durante gran parte del invierno.

Para la temporada de otoño-invierno 2019-2020, Deporvillage estrenó la venta de textil y accesorios vinculados al esquí y para la que justo acaba ahora incorporó a su catálogo el material duro. “Seguiremos apostando por dicha categoría a pesar de que las circunstancias de los últimos meses no han sido las idóneas”, remarca Pladellorens.

Búsqueda de un socio inversor

El CEO de Deporvillage reconoce conversaciones para incorporar a un socio inversor a la empresa, de la mano de la firma Arcano, pero señala que “de momento no hay ninguna novedad al respecto”. Por lo tanto, la compañía catalana deberá afrontar por sí misma el ambicioso objetivo de crecer en facturación un 50% a lo largo de 2021.


No hay comentarios

Añade el tuyo