ESENCI@L

El Dirty Data, enemigo del Big Data

El 25% del Big Data de las empresas es falso

dirty-data

Se estima que el 60% de los usuarios mienten a la hora de dar sus datos personales en Internet.

(14-12-2017). Obtener y gestionar adecuadamente el Big Data se ha convertido en un recurso imprescindible para las empresas. Pero, ¿qué ocurre si no toda esta información en veraz?

Según el estudio realizado por la empresa especializada en la obtención de datos en tiempo real Hocelot, y que publica Directivosygerentes.es, en torno al 60% de los usuarios mienten o aportan al menos un dato falso cuando se les solicita información personal en plataformas digitales. Lo cual, se traduce, según datos procedentes de este mismo estudio, en que en torno al 25% de los datos que manejan las empresas son falsos.

El conjunto de datos incorrectos, incompletos o desactualizados ha sido bautizado como Dirty Data y es el mayor enemigo de los los gestores de Big Data, puesto que esta información sustenta gran parte de las decisiones que se toman en las empresas, repercutiendo directamente en sus cuentas de resultados.

¿Por qué mienten?

El estudio ahonda en las posibles causas que pueden motivar a los usuarios a brindar, deliberadamente o no, información falsa sobre ellos. Entre los motivos más comunes se apunta a errores tipográficos inintencionados al introducir la información y el falseo intencionado de los datos con el objetivo de evitar ser identificados por la empresa y escapar del previsible “acoso comercial”.

Además, la adulteración de los datos también puede deberse a la intención de algunos usuarios de ser incluidos o excluidos en determinados segmentos de usuarios. En este sentido, Hocelot afirma que el 23% de los usuarios admite falsear su fecha de nacimiento de forma ocasional.

Para Antonio Camacho, Ceo de Hocelot, “si poseer grandes cantidades de información es muy importante, la veracidad de todos estos datos es incluso más determinante”.

Neuromárketing para conocer e influir en el usuario

Aspecto, el de la honestidad de los usuarios, que el analista Chano Jiménez también aborda en su estudio sobre neuromárketing digital, asegurando que “la gente no es siempre sincera o su comportamiento a menudo no se corresponde con su opinión”, motivo por el que cree que el neuromárketing digital puede ser un gran aliado para las empresas en la obtención de información real, puesto que “permite detectar mejor lo que realmente quiere el cliente e influir en su pensamiento”. Más información sobre el neuromárketing digital según Chano Jiménez, aquí.


No hay comentarios

Añade el tuyo