ESENCI@L

QUERIDO/A PIONERO/A

El admirable caso de Joma Sport

(25-11-2013). JOMA ES EL MEJOR EXPONENTE ESPAÑOL DE NUESTRO SECTOR A NIVEL INTERNACIONAL. Es cierto que existen otras enseñas españolas de nuestro sector que están realizando una relevante y exitosa ofensiva en los mercados exteriores, pero la proyección y la tradición exportadora de la marca toledana, creada por Fructuoso López, resulta especialmente singular porque evidencia su capacidad de adaptación a los sucesivos nuevos escenarios de la economía sectorial y global, así como que su vocación de reinvención es incesante.

Por supuesto, la singularidad de Joma se inicia ya en el propio mercado español. Los responsables de la marca supieron reaccionar a tiempo frente a la ofensiva globalizadora de Adidas y Nike en el ámbito del fútbol. Viendo que las dos grandes acabarían por copar la mayor parte del mercado de calzado de fútbol, la empresa toledana supo abrirse espacio con fuerza, talento y creatividad en el mundo de las equipaciones convirtíendose en la enseña más reconocida en este tipo de producto del mercado español y, más recientemente, incluso, en el mercado británico. No en vano, Joma se ha caracterizado siempre por mostrar especial sensibilidad hacia sus clientes detallistas e intentar facilitarles el trabajo minimizándoles el riesgo de los stocks innecesarios.

Asimismo, Joma que, como tantas y tantas empresas, ‘flirteó’ también con el universo sportwear, se dió cuenta pronto de que aquella ‘fiebre’ estava enevenenada y podía afectar gravemente a su posicionamiento y fue de las primeras que optó por desmarcarse de aquella ola fashion para volver a focalizarse en la órbita performance cuando muchos continuaban intentando exprimir la agotada fuente del sportwear.

Más allá del fútbol
Durante los últimos años, además de ahondar en su especialización y buen posicionamiento en el mundo del fútbol, Joma ha sabido irse introduciendo en los nuevos nichos de mercado. Uno de sus secretos ha sido ser de las primeras en incorporarse a ellos, lo cual evidencia que también es capaz de arriesgar pero de hacerlo con mesurada cautela. Joma, por tanto, hoy es una marca con envidiable y reconocido psiticionamiento en el ámbito del fútbol, pero también es una marca que trabaja bien otros universos como los deportes de equipo, el running, el trail running, el ciclismo… Que muestra especial sensibilidad hacia el mercado femenino y el infantil y, sobre todo, que, como empezó la aventura exportadora hace ya décadas, cuando la exportación se ha vuelto de vital trascendencia como sucede en nuestros días, la ha cogido ya con mucho recorrido hecho, con muchísima experiencia y con sólidos posicionamientos en numerosos mercados exteriores.

Y más allá de España
Desde Toledo, los responsables de Joma han sabido siempre (tal vez, porque esa idea la ha sabido compartir el fundador, Fructuoso López, entre todo su equipo) que el mercado limitaba mucho más allá de Cádiz, Badajoz, el cabo de Finisterre y los Pirineos. Uno, que ya lleva no sabe cuantas Ispo, recuerda que Joma siempre ha estado en la feria muniquesa, pero sabe, también, que a esa convocatoria multideporte europea, ha sumado participaciones en certámenes más ‘locales’ y focalizados en un único deporte. Joma lleva años, muchos, trabajando allende la ‘piel de toro’ y, lo más importante, siempre ha proyectado una imagen de modestia y humildad que sólo saben proyectar las marcas (y empresas) cuyos equipos son autenticamente humildes y modestos y saben que la conquista del mundo empieza cada día.

Hoy publicamos que la marca toledana ha iniciado negociaciones para entrar en el mercado de Zimbabwe. Será un nuevo mercado que abrirá este 2013 (o a principios del próximo 2014), después de que en este ejercicio ya haya conseguido grandes resultados en otros mercados africanos francófonos como los de Angola y Luanda.

Desde la humildad y la modestia
En Joma tienen muy claro lo que significa ese concepto híbrido de la glocalización. Tanto, que saben aplicarlo allá donde van. Pero lo más importante es que no se jactan de ello y que, siempre, cuando comunican su entrada en un determinado mercado exterior o una nueva disciplina es porque ya cuentan con hechos. Eso es lo bueno de Joma: que siempre los han caracterizado los hechos, más que las palabras; tal vez por aquello de que a las segundas se las lleva el viento.

Sin duda, creo que Joma es un claro ejemplo a seguir por muchas empresas del mercado deportivo, no sólo españolas, sino de todo el mundo. Su know how y, sobre todo, su manera de hacer debería estudiarse en las universidades de altos estudios empresariales. Porque sus responsables no son de los que salen mucho en los papeles, pero como el chiribiri, sus hechos son de los que calan y calan hasta conseguir que Joma, hoy, sea un referente del mercado deportivo a nivel mundial.
¡Gracias, equipo de Joma, por vuestras constantes y generosas lecciones!


No hay comentarios

Añade el tuyo