ESENCI@L

Barcelona sustituirá el Bread & Butter por una ambiciosa feria de moda

El Bread & Butter deja Barcelona sin decir dónde será la próxima edición

(26-1-2009). La feria Bread & Butter deja Barcelona para instalarse en otra ciudad, según ha confirmado el presidente del salón, Karl-Heinz Müller, que no quiso confirmar si será Berlín la ciudad europea que el próximo verano acoja este encuentro internacional de moda urbana.

En rueda de prensa, Müller argumentó esta decisión diciendo que el cambio de sede forma parte de la filosofía del salón, que llegó a Barcelona para organizar una sola edición y ya lleva ocho, y que ahora «ha llegado el momento de cambiar». «Ha sido impresionante lo que se ha conseguido en Barcelona, una maravilla, hemos crecido y nos hemos formado aquí», dijo su presidente, que dio las gracias al Ayuntamiento y a la Generalitat.

60.000 asistentes en dos días
En su despedida, Müller subrayó que la marcha del salón, comunicada al Ayuntamiento y a Fira de Barcelona el 9 de enero, no se debe a tensiones con el consistorio, sino al carácter itinerante de la muestra.

Para justificar la decisión de irse en un momento tan dulce tanto para el B&B –que solo en los dos primeros días contabilizó 60.000 asistentes– como para la ciudad, el alemán explicó que su empresa sigue los dictados del mercado: "El mercado es el jefe, el único que manda, y eso en la moda significa capacidad para sorprender y ofrecer novedades". "El éxito es abandonar la fiesta en el mejor momento, no cuando ya es tarde y con resaca", explicó Müller.

La última edición barcelonesa de Bread & Butter ha reunido un total de 800 expositores con las tendencias más atrevidas y coloristas procedentes de 105 países, entre ellos 70 marcas españolas y una treintena vinculada al sector deportivo.

Nueva feria de moda en Barcelona

Minutos después de que Karl-Heinz Müller confirmara la decisión irrevocable de trasladar finalizar la etapa barcelonesa de Bread & Butter, el alcalde de la ciudad, Jordi Hereu, anunciaba en una improvisada rueda de prensa, que asumía "con ilusión" el reto de montar una feria de moda propia. No será una réplica del B&B, es decir, no se centrará solo en ropa urbana porque se abrirá a otros sectores, aunque mantendrá el carácter profesional y la vocación de internacionalidad como señas de identidad. La intención es que la primera edición se celebre este año. "Cuento con la predisposición de mucha gente", explicó el alcalde, que pidió: "Hay que sumar fuerzas, pero de forma correcta, porque solo así podremos ser más fuertes".

Esa unión de fuerzas que pide se concretará en los próximos días en la plataforma Barcelona Fashion Place, todavía en fase de gestación, que está auspiciada por el consistorio y la Generalitat, y que contará con empresas privadas. Este consorcio gestionará todas las iniciativas de moda que se celebren en la ciudad, tratando de implicar a los diseñadores consagrados, a los independientes y a los emergentes. Se da por hecho que la nueva feria estará integrada en este consorcio, ya que el B&B iba a estar en él, como lo harán la pasarela de diseñadores independientes, 080, y la de los emergentes, Pasafad.


No hay comentarios

Añade el tuyo