ESENCI@L

La entidad espera poder renovar la concesión de un espacio que sirve como hangar

El CN Badalona decide su futuro tras recuperar las cifras de socios pre covid

El viernes celebran una asamblea de socios en la que se convocarán elecciones

instal-CNB-piscina-3 (1)

El Club Natació Badalona decidirá su futuro en la asamblea de socios del próximo viernes, en la que se abrirá un proceso electoral

(21-2-2022) El Club Natació Badalona decidirá su futuro el próximo viernes. Los socios de la entidad decidirán en la asamblea ordinaria y extraordinaria si se aprueban algunos cambios estatutarios que pueden resultar claves para la continuidad de la actual junta directiva, cuyo mandato termina en tres meses.

El Club Natació Badalona celebrará este viernes, 25 de febrero, una asamblea de socios ordinaria y extraordinaria que puede resultar capital para el futuro del club. Ahí se decidirá si se aprueban algunas reformas estatutarias. Uno de los puntos que plantean modificar es una modificación del artículo 12, punto 5, de los estatutos: duración del mandato de la junta directiva. Se plantea recortar su duración de los seis años actuales a cuatro. Si los socios lo aprueban, la próxima legislatura iría del 2022 al 2026.

La aprobación o no de este punto podría modificar la decisión del actual equipo de gobierno de la entidad, que no decidirá hasta unos días después de esta cita si presenta o no  candidatura para revalidar mandato. La junta directiva del CN Badalona accedió al cargo hace seis años, en 2016, y su mandato termina en mayo. 

En la asamblea, además de someter a aprobación de los socios las cuentas anuales del ejercicio 2020-21 y del presupuesto para la 2021-22, se convocarán elecciones. La actual junta directiva cuenta con un destacado respaldo de los socios, pero algunos de los directivos aún meditan si seguir en el cargo o no, dado el importante desgaste que han sufrido durante estos seis años. 

“Cuando entramos en el club la entidad estaba prácticamente por cerrar, tenía una deuda muy importante, pero logramos remontar la situación”, recuerda para CMDsport el presidente del CN Badalona, Marc Estruch. No solo los problemas financieros azotaron la entidad, que en 2018 sufrió un incendio en la sauna, en 2020 el impacto del temporal Gloria y, pocas semanas después, la llegada de la pandemia. 

“Hemos sufrido un desgaste importante, pero aún tenemos cosas pendientes. Ahora que parece que las cosas van bien, pensamos en hacer otra candidatura para disfrutar más de la gestión y no sufrir tanto como en los últimos años”, plantea Estruch, que espera lograr convencer a la totalidad de su equipo de trabajo para que siga en la entidad. 

PENDIENTES DEL AYUNTAMIENTO

El CN Badalona está muy pendiente del Ayuntamiento de Badalona, que tiene en sus manos dos proyectos de vital importancia para la entidad. Por un lado se encuentra la renovación de la concesión municipal del espacio en el que se encuentra la escuela de vela y el hangar de windsurf y patín a vela. La concesión termina en junio, y se trata de un espacio clave para el club. “Sin esto tendremos un problema de sostenibilidad”, advierte Estruch, que confía en que el ayuntamiento saque pronto a concurso la concesión y puedan renovarla. 

La escuela de vela da servicio a centenares de usuarios, entre niños y adultos, incluidas escuelas y gente puntual que viene en verano. El hangar, que sirve para guardar el material de los deportistas, supone mucho más que una destacada fuente de ingresos para el club. “No es tanto el dinero, sino que si no pueden guardar el patín o el windsurf aquí, la gente tendrá que irse a Barcelona o al Masnou”, avisa. 

Por otro lado, se encuentra el proyecto para crear un complejo deportivo que incluya una piscina municipal olímpica. 

Como explicó CMDsport en abril de 2021, el consistorio aprobó el año pasado un presupuesto de 12,5 millones para la construcción de este complejo, que solucionaría buena parte de los problemas de espacio que sufren los nadadores del municipio, en general, y este club en concreto. Se trata de una reivindicación histórica de más de cuatro décadas en la ciudad, que pide una nueva piscina de 50 metros. 

Los múltiples cambios de alcalde que ha vivido este municipio catalán en los últimos años -cuatro en los últimos siete años, desde 2015- han ido ralentizando una operación muy necesaria para el tejido deportivo de la ciudad. “Nos reunimos con el nuevo gobierno local y nos dijeron que el proyecto no estaba detenido, pero que lo tenían que volver a mirar todo”, lamenta Estruch. Mientras tanto, sigue sin haber fechas de inauguración de la nueva piscina. 

Desde el CN Badalona también reclaman al Ayuntamiento de la ciudad hacer un esfuerzo que permita poner fin a la pérdida de arena de la playa y también que cambie el actual sistema de colectores. “Si esto no se arregla, Badalona se puede quedar sin playa”, avisa. 

800.000 EUROS EN 2021

En la asamblea también se someterán a votación las cuentas del pasado ejercicio. El CN Badalona cerró el pasado 2021 con unos ingresos cercanos a los 800.000 euros, un ligero incremento respecto a 2020 (795.000) derivado del crecimiento del número de socios. “Cerraremos en positivo, y mejor de lo que nos pensábamos”, celebra el presidente de la entidad. 

En 2019 el club facturó 910.000 euros. De cara a este 2022, prevén una cifra de negocio parecida a la del ejercicio anterior. 

Si las finanzas lo permiten -la entidad generó superávit el pasado ejercicio-, el club quiere invertir en mejoras en algunos espacios como la construcción de una nueva recepción. “Económicamente estamos estables, gozamos de una salud social muy buena y deportivamente estamos bien”, presume Estruch, quien anticipa que la mejoría económica del club repercutirá positivamente a la hora de satisfacer algunas de las demandas de sus secciones. 

Lo cierto es que la entidad aglutinaba 1.700 socios antes de la pandemia y ahora suma 1.850. El mínimo necesario, para asegurar la viabilidad del club, se sitúa en torno a los 1.300. La idea del club es bloquear las altas cuando lleguen a 1.900 abonados, ya que las actuales instalaciones difícilmente podrían absorber más usuarios, una vez que estos usan ahora más todos los espacios que antes del covid. Durante la pandemia el club aprovechó para mejorar su gimnasio y ahora ha notado un incremento de afluencia en la zona de fitness. 


No hay comentarios

Añade el tuyo