ESENCI@L

En 2023 representará el 0,05%, el mismo porcentaje que en 2002

El deporte lleva 20 años estancado en los Presupuestos Generales del Estado

Pese a alcanzar este 2022 una cifra récord en inversión absoluta

611450572_207990464_1024x576

El Gobierno español de Pedro Sánchez destinará al deporte el mismo porcentaje del ejecutivo popular de José María Aznar en 2002

(11-10-2022) El deporte lleva dos décadas estancado dentro de los Presupuestos Generales del Estado (PGE). Según un informe realizado por CMDsport, el incremento a nivel de cifras absolutas de la partida económica destinada a este ámbito contrasta con la estabilidad que vive su representación porcentual dentro del gasto público total. El crecimiento del presupuesto destinado al deporte responde más a un aumento del pastel total a repartir que de una apuesta específica por este campo.


El deporte logra una cifra récord en los Presupuestos Generales del Estado para 2023. El deporte se mantiene estancado en los Presupuestos Generales del Estado para 2023. Ambas afirmaciones parecen contradictorias, pero los números aportados por el Ejecutivo estatal demuestran que son ciertas. La partida destinada al deporte dentro de los PGE ofrece dos lecturas prácticamente contradictorias. La primera refuerza la consideración de bien esencial, según el Consejo Superior de Deportes. La segunda, en cambio, constata que esa declaración aún es papel mojado: si el deporte recibe más dinero que años anteriores es porque hay más pastel a repartir en general. 

Los presupuestos más expansivos de la historia de España, como los definió el Ejecutivo estatal presidido por el PSOE, siguen destinando al mundo del deporte el mismo porcentaje que el Gobierno del PP de José María Aznar de 2002. Han pasado dos décadas y ha ido cambiando el color político de la presidencia del país, pero el deporte sigue representando un 0,05% en los Presupuestos Generales del Estado. 

Según cifras ajustadas a la inflación del Ministerio de Hacienda, el Gobierno español destinará en 2023 66 millones de euros más, 244, de los que aportó al mismo concepto en 2002, 178. Hablando en términos absolutos, es cierta la afirmación emitida la semana pasada por el secretario general del deporte, José Manuel Franco: “Este es el Gobierno del deporte, son unos presupuestos sin precedentes que permiten marcar la agenda legislativa más ambiciosa desde Barcelona 92”. Desde el Consejo Superior de Deportes destacan que esta subida se debe al reconocimiento del deporte como “bien público de carácter esencial”. 

Nunca antes, en toda la historia, el Ejecutivo central había ni siquiera alcanzado un presupuesto de 220 millones para el fomento y apoyo de actividades deportivas. La cifra prevista para este 2022, de hecho, ya había constituído el récord histórico (211 millones). Es decir, que para el próximo año se mejorará en un 15,6% (33 millones más) la partida presupuestada para las actividades deportivas. No se añade en este informe la cifra (unos 140 millones de euros) que aporta la Unión Europea, correspondiente al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

ESTABILIDAD EN TORNO AL 0,05%

La otra lectura de los Presupuestos Generales del Estado de 2023, sin embargo, alerta sobre el estancamiento que vive la partida presupuestaria destinada al deporte desde hace, al menos, dos décadas. Según los datos recopilados por CMDsport, el Gobierno español del socialista Pedro Sánchez destinará el próximo año un 0,05% del presupuesto total (482.649 millones de euros). Este porcentaje es ligeramente menor al que destinó el gobierno de 2002 del Partido Popular presidido por José María Aznar: 0,058% respecto a un presupuesto global de 306.675 millones. 

El peso del deporte en los PGE ha fluctuado a lo largo de las dos últimas décadas entre el 0,04% que se registró en 2014 y el 0,06% de 2003. En 20 años, por tanto, el porcentaje que han representado las actividades deportivas se han mantenido estables en torno al 0,05%. 

Otras partidas sí han vivido una evolución destacada en el tiempo: en 2002, el Gobierno español destinó un 2,88% de su presupuesto a defensa. En 2012, este concepto cayó hasta el 2%. El próximo año, volverá a ascender al 2,5%. En cifras absolutas, eso sí, la diferencia es más que significativa: de los 8.842 millones de 2002 a los 12.317 de 2023. Eso supone un incremento de 3.475 millones de euros en gasto militar y de armamento (un 39% más) en los últimos 20 años. 

Por cada euro que se destinará en deporte en 2023, el Gobierno español se gastará 9,3 en justicia; 9,9 en política exterior; 28,8 en sanidad, 43,9 en seguridad ciudadana e instituciones penitenciarias, 50 en defensa y 87,2 en desempleo. 

PIERDE PESO EN EL MINISTERIO

El deporte también pierde peso específico dentro del Ministerio de Cultura y Deporte. Esta cartera manejaba en 2002 un presupuesto de unos 1.104 millones de euros y repartió 178 al fomento de las actividades deportivas. Esto representa un 16,13% con respecto al global. El próximo año, el deporte apenas recibirá un 13,52% del presupuesto total del Ministerio: 244 millones sobre un total de 1.804. 

En 2017 el deporte alcanzó su máxima cuota dentro de este Ministerio, logrando un 22,64%. Es decir, que en seis años, el deporte habrá visto rebajado su peso dentro de esta cartera en 9,12 puntos porcentuales. El punto más bajo de los últimos 20 años se registró en 2009: 13,19%.  


No hay comentarios

Añade el tuyo