ESENCI@L

Podrían pagar 700.000 euros más de lo presupuestado en gas y luz

El Real Canoe pide ayuda tras ver cuadruplicada su factura de gas

Estudian incorporar placas fotovoltaicas en sus instalaciones

canoe7

El Real Canoe gestiona siete piscinas en sus instalaciones

(23-3-2022) El Real Canoe Natación Club de Madrid busca soluciones para poder hacer frente a la desmesurada subida de costes energéticos registrada en los últimos meses. El club se resiste a cerrar instalaciones, pero busca ayudas y alternativas para poder afrontar este escenario.

De pagar 21.000 euros en concepto de gas el pasado mes de diciembre a 79.000 en enero y cerca de 85.000 en febrero. Los datos de consumo del Real Canoe evidencian el grave problema que están teniendo que afrontar todos los clubes de natación y grandes centros deportivos con piscinas en España en los últimos meses. Eso sí, como ya han manifestado otros clubes de natación, en el Real Canoe no tienen previsto, a corto plazo, cerrar ninguna de las siete piscinas que gestionan en sus instalaciones. 

Anunci-OSSFITNESS

La factura del gas de este histórico club madrileño se ha disparado en más de un 300% en apenas dos meses. Pagan cuatro veces más por un consumo más reducido de gas, una situación que desde la entidad califican como “auténtica locura”. Este club pronostica que, sólo en gas, podrían llegar a pagar durante los primeros ocho meses del año -cierran el ejercicio en agosto- unos 500.000 euros más de los presupuestados. Y a ello habría que añadirles unos 200.000 euros más de sobrecoste de la factura de la luz, que se ha doblado. 

“Estamos muy preocupados con esta situación, aunque es algo que les ocurre al resto de clubes”, admite a CMDsport el director gerente del Real Canoe, Gregorio García. La junta directiva del club se ha reunido varias veces en las últimas semanas para estudiar de qué forma pueden rebajar los consumos. Una de las alternativas en estudio es la instalación de placas solares, operación que exigiría una inversión cercana a los 200.000 euros. También se está estudiando cambiar calderas para ahorrar gas. Unas inversiones que obligarán al club a pedir un crédito y que aún se desconoce si serán financiadas o no, en parte, por los fondos europeos. El club prevé ahorrar entre un 17% y un 20% de los costes energéticos con las medidas que espera implementar en los próximos meses. 

“Es la única manera de paliar este tema en el futuro”, constata el director gerente del club. La entidad ya bajó un grado, de 28º a 27º, la temperatura de las piscinas que gestiona. Una medida que, pese al rechazo inicial, ha terminado siendo recibida con comprensión por parte de los usuarios. “Hay que tomar medidas, también hemos quitado los aires con calefacción de la planta de oficinas y de los salones sociales”, constata García. 

Subida de cuotas

Pese a la solvencia financiera del club, que acostumbraba a tener un gran control de sus gastos, el Real Canoe se vio obligado a subir las cuotas de sus socios un 9,5% en noviembre para poder afrontar la subida de costes energéticos. Desde la entidad piden ayuda urgente a las administraciones, tanto local, autonómica como estatal, para poder encontrar soluciones a esta situación. Sea con ayudas directas o rebajas de impuestos como el IVA. “Si no detienen esto, no sé qué podremos hacer. Todos los negocios están afectados y nos han de ayudar”, avisa García. La mayoría de clubes de natación también han tenido que subir sus tarifas, con el riesgo de pérdida de abonados que eso supone. “Entre socios, abonados, deportistas y demás damos servicio a 10.000 usuarios, pero todo esto nos ahoga. 

El club llegó a perder 1.100 socios durante la pandemia, pero gracias a una serie de campañas ha logrado recuperar a la gran mayoría, unos 900, y ya vuelve a situarse en cifras muy parecidas a las que tenía antes del covid: aglutina unos 6.300 socios, 400 menos que los 6.700 que tenía antes de la pandemia. “Por suerte hicimos los presupuestos con prudencia, contando una media de unos 6.000 socios. Pero si esta crisis energética sigue así y hay que tomar más medidas, podrían darse de baja socios que luego costará más de recuperar”, alerta García. 

La entidad prevé acercarse a una facturación de 4,8 millones de euros en este ejercicio 2021-22, una cifra parecida a la de los anteriores ejercicios con pandemia. Antes del covid, el club ingresaba alrededor de 5.5 millones de euros. Los 115 empleados del club tuvieron que renunciar a un 4% de la subida salarial prevista para solidarizarse con la situación financiera del club, aún marcada por la pandemia. 


No hay comentarios

Añade el tuyo