ESENCI@L

QUERIDO/A PIONERO/ A

El talón de Aquiles del comercio online

logistica DEL COMERCIO_ONLINE

Fuentes del sector logístico asumen que el pasado blackfriday fue especialmente negro y que “hubo pedidos de consumidores a operadores del comercio online que tardaron diez o doce días en entregarse”.

(14-2-2017). El último Blackfriday y la última campaña navideña pusieron al sector lógistico cerca del jaque-mate a causa de la proliferación de entregas en una o dos horas promovidas por el comercio online. Se intuye una reacción inmediata que podría encarecer en un 50% al e-commerce los precios del transporte de sus ventas.

El comercio online sigue una trayectoria más favorable que el comercio offline. Así lo constatan los crecimientos anuales que el sell out online registra, frente a los que logra el comercio offline, aún a pesar de que la base comparativa del primero sea más menor que la del segundo. Ello propicia que cada vez más emprendedores pongan en marcha (o lo intenten) su tienda online y que, progresivamente, los operadores offline tradicionales empiecen a sumarse a la tendencia del comercio omnicanal que cada día va adquiriendo mayor vigor (aún a pesar de estas todavía en ciernes) y añadan sus tiendas digitales.

Ese constante crecimiento del parque de tiendas online está propiciando que, incluso los gigantes del e-commerce, se hayan visto obligados a entrar en el espiral del ‘más difícil todavía’ y que, a sus constantes luchas de precios (entre ellos se siguen y comparan febrilmente las 24 horas del día), hayan incorporado’, sobre todo desde el desembarco de Amazon, las entregas ultra-rápidas a sus clientes.

SITUACIÓN LÍMITE EN EL SECTOR LOGÍSTICO

La pasada campaña navideña, y especialmente en la última campaña Blackfriday, según recogía ayer el periódico catalán, La Vanguardia, algunas fuentes del sector logístico reconocían encontrarse en “situación límite”. En ese sentido, según declaraba a dicho diario el director general de la empresa Aravinc, Josep Ribera, “hasta hace seis meses, todas las entregas se hacían entre 24 y 72 horas, pero la proliferación de los servicios entre una o dos horas (por parte de grandes operadores como Amazon o El Corte Inglés) ha cambiado totalmente el escenario”. El citado ejecutivo reconocía, asimismo, que en la pasada campaña se originaron en el sector de entregas a domicilio “momentos de caos por el alto volumen de paquetes y el sistema llegó a colapsarse”.

El sector (logístico) no puede asumir los picos de demanda

Otras fuentes del sector logístico asumen que el pasado blackfriday fue especialmente negro y que “hubo pedidos que tardaron diez o doce días en entregarse”.

El director de Aravinc, por su parte, subraya que “el sector (en referencia al logístico) no puede asumir los picos de demanda”.

¿‘BESTIA NEGRA’ DEL COMERCIO ONLINE?

Si la ‘bestia negra’ del comercio offline actual es su necesidad de adaptarse al actual escenario de comparación permanente de los precios (generado por el comercio online), en beneficio de los operadores que ofrecen sus productos más baratos, creo que el factor entrega de las compras empieza a perfilarse ya como la ‘bestia negra’ del comercio online.

Y empieza a serlo porque, aunque, por norma general, todos los operadores del e-commerce exigen una compra mínima para asumir ellos el coste del transporte hasta donde pida el consumidor, esta nueva vuelta de tuerca del argumento ‘entrega-ultrarápida’, además de haber quedado patente que en la actual situación del sector logístico le provoca a éste graves caos y, en consecuencia, incumplimientos de la promesa realizada al consumidor por la tienda online, ese argumento de entregas-express deberá cobrarse más caro de lo que hoy se plantea para poder satisfacerlo.

NUEVO FACTOR SELECTIVO

Por otro lado, de continuar proliferando el número de tiendas online, habrá que ver cuál es la reacción del sector logístico que viéndose, en cierto modo, avasallado por la demanda creciente, puede empezar a aumentar sus tarifas provocando que sólo los operadores más potentes económicamente puedan realmente disfrutar de sus servicios.

Habrá que esperar a ver, por tanto, cómo reacciona en las próximas semanas o meses el sector logístico, cuya patronal en el artículo de La Vanguardia citado anteriormente, ya reclamaba pactos a los ayuntamiento para racionalizar las entregas.

La traslación del comercio electrónico al mundo físico depende de cómo se gestione la distribución de la última milla

En ese sentido, el director de la empresa Barcelona Centre Logístic, Cristian Bardají, manifestaba que “el comercio electrónico viene como una ola, pero su traslación al mundo físico depende de cómo se gestione la distribución de la última milla y, de momento, lo único que se ve es que repunta el tráfico de furgonetas, un hecho que se intuye insostenible y que anticipa la necesidad de innovar en los modelos comerciales”.

EL TRANSPORTISTA,  IMAGEN DE LA TIENDA ONLINE

El secretario general de la patronal logística y de transporte, Uno, Francisco Arada, reconoce, por su parte, la relevancia que tiene su sector para los operadores online: “los transportistas de e-commerce saben que son ellos los que acaban siendo la imagen de la marca (operador online) donde el cliente ha comprado”.

Todo parece presagiar que es muy probable que la partida presupuestaria de ‘Entregas de ventas’ de las tiendas online se vea notablemente incrementada, no ya en los próximos años, sino probablemente, ya en los próximos meses”. Es lo que ya apuntaba antes: simple aplicación de la ley de la oferta y la demanda… y eso, a pesar de que puedan surgir más empresas transportistas de e-commerce.

Este factor de las entregas, por tanto, parece que va a ir adquiriendo peso paulatinamente. No en vano en el reportaje de La Vanguardia de ayer se afirmaba que “el sector del e-commerce tendrá que pagar un 50% más de lo que paga ahora por las entregas de sus productos”. Y, en ese sentido, parece evidente que si el transporte se encarece, es obvio que las tiendas online deberán imputar ese coste al precio de los productos que venden”.

El gran reto del comercio online, por tanto, será la logística. Eso ya lo decían hace 4 o 5 años, ‘gurús’ del sector logístico, aunque, por aquel entonces, los oyentes de dichos augurios lo consideraban un mero ‘ardid comercial’ de esos vaticinadores. El auge de los precios del servicio logístico podría ser un nuevo factor-criba, además del del posicionamiento en Google, la usabilidad de la web, el despliegue promocional en las redes sociales, las condiciones de compra de los proveedores, la proyección de marca de la plataforma digital ante el consumidor y, por supuestísimo del pvp.

Tal vez, el factor logístico acabe siendo el que reposicione el factor pvp y ello acabe equilibrando el desequilibrado pulso entre comercio offline y comercio online

Tal vez este acabe siendo, en definitiva, el aspecto que, finalmente, equilibre el desequilibrado pulso que actualmente sostienen el comercio offline y el online, en este escenario de predominancia absoluta del precio y en el que otros valores como el servicio y la atención personalizada tenían (tienen) un valor nimio.


No hay comentarios

Añade el tuyo