ESENCI@L

Entrevista al gerente del Clúster de la Energía Eficiente de Cataluña, Francesc Ribera

“Plantear que haya centros deportivos autosuficientes a nivel energético es posible”

DSCN7218

Francesc Ribera es el gerente del Clúster de la Energía Eficiente de Cataluña

(22-2-2022) El futuro de los centros deportivos pasa por convertirse en instalaciones capaces de autoabastecerse energéticamente. Un escenario que la tendencia alcista de los precios de los consumos energéticos obliga a plantearse, dado que éstos constituyen una parte muy importante dentro de los presupuestos de las entidades del sector.

La demanda y los precios de los mercados de energía batieron récords tanto en España como en otros países europeos a lo largo de 2021. Una tendencia alcista provocado por un cúmulo de factores que está por ver si se solucionarán a lo largo de este 2022. Sobre ello, y también sobre las posibilidades de optimizar energéticamente los centros deportivos, habla el gerente del Clúster de la Energía Eficiente de Cataluña, Francesc Ribera, en una entrevista a CMDsport. 


Los precios de los consumos energéticos se dispararon el año pasado. ¿Hasta cuándo prevé que durará esta escalada?

Es la pregunta del millón. Cuando hablamos con gente que está realmente dentro del mercado y que gestiona la contratación a futuros, nos dice que la previsión es que fuera hacia este primer semestre. No creo que este 2022 se repitan los récords de 2021. Ya no estamos en los precios tan elevados de finales del año pasado. Pero todo está supeditado a que se vaya resolviendo una coyuntura geoestratégica a nivel mundial que no se termina de aclarar: el conflicto entre Rusia y Ucrania o el tema del gas de Argelia pueden aplazar un poco ese esperado punto de inflexión. Hay otro aspecto a tener en cuenta: los consumos decaen una vez pasa el invierno, sobre todo en países del norte de Europa donde los inviernos son más fríos y gastan más. Cuando rebajen esos consumos, eso tendrá un impacto en los precios. Es posible que haya que esperar al final del primer semestre de 2022 para ver una reducción de los precios. 

¿Cómo se explican estos incrementos tan importantes?

Ha sido la tormenta perfecta. Se han producido, de golpe, una serie de factores que han impactado directamente en el precio de la energía. Por un lado, 2021 ha sido un año de recuperación económica derivada de la crisis del covid. Y los incrementos de la demanda, y por tanto de los consumos, tiene una presión alcista respecto a los precios. Por otro lado, un incremento del precio del gas repercute al alza en el precio de la electricidad, al tener centrales térmicas de ciclo combinado que transforman la energía térmica del gas natural en electricidad, la luz se encarece si crece el precio de la materia prima. Además, los precios de los derechos de emisión de CO2 también han ido al alza. Todo ello ha sorprendido y provocado tensiones importantes en el mercado de la energía. Las comercializadoras han sufrido mucho este impacto en sus carnes y lo han repercutido en sus clientes. 

Es posible que haya que esperar al final del primer semestre de 2022 para ver una reducción de los precios

Hay centros deportivos con piscinas y otros equipamientos que requieren de un importante coste energético. Algunas empresas advierten que este año tendrán que pagar este año en energía más del 30%, 40% e incluso 50% de lo que pagaron en 2021. ¿Son inevitables estos aumentos?

Me temo mucho que sí. La gente que tenía contratada la compra de energía ha visto en algunos casos denunciados los contratos por parte de las comercializadoras, y por tanto se han tenido que ir al al mercado libre, cuyos precios fluctúan cada día. Aquellos que se han planteado ir a buscar contratación a largo plazo, se han encontrado con que ahora no es momento de hacerlo porque no está claro hasta cuándo durarán estos precios tan elevados. Una de las únicas alternativas que habría, que son los famosos Power Purchase Agreement (PPA), acuerdos a largo plazo entre un generador de energía y un comprador. Pero aquí no hay una gran cultura de ligarse tanto tiempo a esta fórmula de contratación, que demanda volúmenes de consumos muy importantes. 

¿Cuál es, a día de hoy, la mejor opción de contratación energética para un centro deportivo que requiera un consumo de gasto energético muy importante?

Cada caso es un mundo, no hay una fórmula mágica. De momento lo único que puede hacerse al respecto es capear el temporal de la mejor manera que se pueda. La contratación energética ahora mismo, tiene pocos grados de libertad. No hay una fórmula que sea mucho más ventajosa que el resto. Lo que hay que hacer es intentar optimizar el consumo, siendo muy conscientes de qué se consume y dónde, y aplicando medidas de reducción del consumo y de eficiencia energética como la autogeneración, que permite independencia con respecto al coste de la energía y solo hay que asumir los costes de la amortización de la inversión realizada. 

Las empresas aún tienen un gran margen de mejora a nivel energético

¿Las instalaciones deportivas estaban suficientemente preparadas a nivel de optimización energética antes de esta crisis?

Habrá gente que ha hecho un trabajo adecuado, pero a nivel general, no lo estaban. Pero esto no es algo exclusivo de las instalaciones deportivas. En general, las empresas de cualquier sector no se habían fijado en la magnitud de lo que representan los costes energéticos en sus presupuestos. Se han hecho los deberes optimizando otros ámbitos de gastos, como el aprovisionamiento de materias primas o el personal, pero no a nivel energético, donde las empresas tienen un mayor margen de mejora. Lo que percibimos ahora en el Clúster es que hay una demanda y una necesidad mucho más importante por parte de los usuarios y consumidores para mejorar su consumo energético y reducir sus gastos. Hay una mayor voluntad de poner en marcha mejoras de la eficiencia energética. 

¿Es factible pensar en centros deportivos energéticamente autosuficientes?

Yo creo que sí, que plantear que haya centros deportivos autosuficientes es posible. Primero, por una mejora en su gestión energética y diseño. Ya hay ejemplos de centros deportivos que han mejorado mucho su comportamiento. Ya hay edificios de consumo nulo. Y luego, a nivel de la generación energética, hay centros que pueden tener un potencial a nivel de generación de energía fotovoltaica, por ejemplo, muy relevante. Yo creo que sí que podemos plantearnos en un futuro no muy lejano la existencia de centros deportivos que tengan como paradigma la autogestión desde el punto de vista energético. 

¿También pueden serlo grandes clubes deportivos con piscinas?

La autogeneración requiere espacio. Si tengo suficiente superficie para instalar placas fotovoltaicas, seguramente llegaré a un nivel de autoconsumo muy elevado. Aquí hay temas como el almacenaje que puede facilitar las cosas. También se puede plantear la externalización de esta autogeneración. Un club o empresa, por ejemplo, puede plantearse participar en un gran parque fotovoltaico fuera de sus instalaciones que les genere a ellos energía. De esta manera, la autogeneración energética no se produce en las cubiertas de sus edificios, sino en otras instalaciones, pero el resultado no deja de ser el mismo: generar la energía que necesitas. 

¿De qué forma pueden las empresas o entidades del sector deportivo participar en estos parques de generación energética?

Pueden ser un accionista o un propietario, o puede ir por la vía de una contratación a largo plazo. Es algo que quizás no se da en el sector deportivo, pero sí en otros sectores cuyos establecimientos tengan unas dimensiones muy grandes. En el futuro es una opción que ganará peso, seguro. A través de un contrato a largo plazo, facilitas que tu proveedor energético haga el parque energético que es el que termina cubriendo los consumos que tu tienes aunque esté en una población distinta a la tuya. Hay distintas alternativas de autoconsumo más asequibles: alquilar tu cubierta a cambio de una cantidad para instalar placas fotovoltaicas y comprar la energía a un precio determinado o instalar placas en tus centros y generarte a ti mismo la energía sin que haya un tercero. 

Los fondos europeos son una ventana de oportunidad ahora que los costes energéticos presionan

¿Desde el Clúster de Energía Eficiente de Cataluña aconsejan a las empresas y entidades deportivas que apuesten por desarrollar proyectos subvencionables por los fondos europeos?

Por supuesto. Es una ventana de oportunidad, y no es algo que se mantendrá de forma continuada en el tiempo. Es deseable que las empresas que tengan un interés concreto en este tipo de acciones las desarrollen ahora. Los precios actuales de la energía ayudan mucho en la toma de este tipo de decisiones. Los costes presionan, y por tanto, el retorno de las inversiones que hay que hacer para mejorar la situación, es distinto. 

¿Hay fecha límite para presentar proyectos?

Hasta finales de 2022 o hasta agotar todas las líneas de ayudas. Hay determinadas líneas concretas, como por ejemplo el autoabastecimiento de particulares con placas fotovoltaicas, que en Cataluña ya han agotado el presupuesto. Incluso se han recibido peticiones que duplican el presupuesto disponible. En otras líneas aún hay recorrido para pedirlas, y aquí hay que ver, en cada línea, su situación concreta. La casuística que puede darse en el sector deportivo es que haya centros municipales donde el titular de la instalación, el Ayuntamiento, tenga unos intereses determinados, mientras que el operador de la misma, una empresa privada, diga que aunque le puedan interesar estos proyectos, ahora no está en condiciones de hacerlos. 

¿De qué forma pueden optar las empresas y entidades deportivas a los fondos europeos para invertir en proyectos de optimización energética?

Ahora están abiertas las convocatorias para las ayudas de los fondos Next Generation que lanza el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (Idea), mediante ayudas al autoconsumo de origen renovable o a la eficiencia energética. Son líneas de ayudas que en función del proyecto y de la tipología de empresa que se trate, te financian a fondo perdido una parte de las inversiones que tienes previsto acometer. Existe la opción de que cada empresa o entidad presente una propuesta, a nivel individual, o que se agrupen varias en un proyecto tractor que las vehicule a través de un instrumento más grande, con unas fórmulas de financiación determinadas. 


No hay comentarios

Añade el tuyo