ESENCI@L

La Confederación Española de Comercio insta a la calma

Incertidumbre en el retail deportivo ante las repercusiones del coronavirus

retail deportivo

El retail deportivo dice que es pronto para valorar los efectos del coronavirus sobre sus ventas.

(11-3-2020). Las medidas de contención del coronavirus en algunas comunidades autónomas y la alarma general desatada por la expansión de la enfermedad generan incertidumbre en el retail deportivo, aunque tanto las tiendas de deporte como la Confederación Española de Comercio (CEC) dicen que es pronto para evaluar los efectos.

El retail deportivo sigue muy atento la evolución del coronavirus y de las medidas decretadas por las administraciones autonómicas y estatales. El cierre de los centros educativos en Madrid, Vitoria y La Rioja junto a otros casos aislados, así como la recomendación de instaurar el teletrabajo, dibujan un nuevo escenario cuyas consecuencias son aún inciertas. No obstante, las tiendas de deporte temen una bajada de las ventas derivada de la ‘psicosis’ del consumidor y del menor tráfico peatonal en las calles comerciales.

Los detallistas más preocupados son precisamente aquellos cuyos negocios se ubican en las zonas donde se ha detectado un mayor número de casos de coronavirus y se han tomado medidas más drásticas. “Los virus no pagan las facturas”, señala el propietario de un comercio de outdoor de Madrid, quien asegura que, no obstante, hasta ayer no se registraba un especial descenso de la afluencia al establecimiento y no estaba seguro de cuál sería la repercusión del virus sobre la práctica de deportes de montaña y, por ende, las ventas.

Una tienda de deportes de nieve comenta, por su parte, que el cierre de los centros educativos y el teletrabajo han animado a algunos de sus clientes a pasar los próximos días en la sierra, lo que le ha generado un mayor volumen de trabajo en el taller. Aun así, teme que, entre las altas temperaturas de las últimas semanas y la ‘crisis’ del coronavirus, este último tramo de la temporada blanca no será muy dinámico en ventas.

“El consumidor aún no ha asumido la situación”

Desde Vitoria, otra de las ciudades españolas más perjudicadas hasta la fecha por el virus, las tiendas de deporte también dicen que es pronto para evaluar las consecuencias. “El comportamiento del cliente no ha variado respecto al de las últimas semanas, creo que el consumidor aún no ha asumido la situación”, el propietario de una cadena de tiendas de ciclismo.

Aunque, por el momento, ninguna comunidad ni municipio ha decretado el cierre del comercio, los detallistas se muestran a la expectativa de las medidas que dictarán las autoridades en los próximos días.

La CEC recuerda que el alarmismo juega en contra del consumo

El presidente de la Confederación Española de Comercio (CEC), Pedro Campo, asegura que desde la entidad, que agrupa a 19 confederaciones y 49 federaciones de ámbito autonómico y provincial de autónomos y pequeño y mediano comercio, así como organizaciones sectoriales de ámbito nacional, están siguiendo con “incertidumbre y preocupación” el desarrollo de la epidemia, pero también con cautela. “No podemos predecir su desarrollo, en un escenario que cambia día a día, por lo que medir el posible impacto a medio plazo resulta también difícil”, indica.

Campos expone que, en líneas generales, la situación aún no ha tenido un impacto significativo sobre el pequeño y mediano comercio, por lo que, pese a mostrarse precavidos, la CEC llama a la calma y se remite a los datos del Ministerio de Sanidad, actuando conforme a las medidas que desde este se vayan adoptando. “El mayor peligro para el consumo proviene del alarmismo”, advierte.

Es pronto para apreciar un efecto en las ventas y tampoco se están apreciando problemas con los suministros

Efecto incipiente

El presidente de la CEC señala que, a diferencia de otros sectores más vinculados al turismo como aerolíneas, hoteles, agencias de viaje, etc., el impacto del coronavirus en el comercio tradicional es todavía muy incipiente. “Es pronto para apreciar un efecto en las ventas y tampoco se están apreciando problemas con los suministros”, asegura. Eso sí, lo que se está empezando a notar, tal y como han trasladado las asociaciones provinciales de comercio, es cierta preocupación por la afluencia de los clientes en tienda, que ya no van tanto a mirar o pasar el tiempo, sino que hacen compras “concretas y rápidas”.

Impacto desigual por zonas

Pedro Campo añade que los efectos difieren entre comunidades autónomas, siendo más palpables en aquellas zonas más afectadas por la epidemia o más vinculadas al turismo, como las Islas Canarias, donde el comercio sí prevé notar efectos a medio plazo por las cancelaciones de vuelos que ya se están produciendo.

Asimismo explica que en las zonas con más riesgo de transmisión como la Comunidad de Madrid y el País Vasco, el anuncio del Ministerio de Sanidad del paso a un escenario de “contención reforzada”, “sí ha hecho que se empiece a notar cierto aumento en la afluencia de gente a las grandes superficies para hacer acopio de alimentos y artículos básicos y de higiene, pero esta anomalía no la ha notado tanto el pequeño comercio”.

 


No hay comentarios

Añade el tuyo