ESENCI@L

El propietario de la marca Paddle Coach ve inviable la creación de una asociación

Jaime Camps: “Tengo más miedo a Internet que a la proliferación de marcas de pádel”

(29-2-2012). Para el propietario de la marca Paddle Coach, Jaime Camps, “el mercado del pádel está más regulado de lo que parece y aunque hubo un momento en el que operaban más de 50 marcas, en realidad ahora sólo funcionan 15, de las cuales sólo 7 se encuentran en las tiendas”. Por lo que su principal preocupación no radica en el aumento constante de la competencia, sino en “la impunidad con la que actúan las tiendas online que alimentan las guerras de precios”.

En opinión de Camps, “la situación que vive el pádel en la actualidad puede relacionarse con la que vivió el tenis en sus orígenes, cuando incluso marcas como Adidas se animaron a fabricar raquetas. El problema del pádel –prosigue- es que al ser local, el fenómeno se multiplica, lo que ha provocado que hubieran más de 50 marcas trabajando en un mismo mercado”.

Sin embargo, a su juicio, la culpa de la proliferación de las marcas es “de los fabricantes que aceptan trabajar con marcas que les contratan bajos volúmenes de cómo mucho 200 palas. Si no aceptaran volúmenes de menos de 5.000, de bien seguro que no habría tantas marcas interesadas en fabricar palas”.

A pesar de ello, Camps se muestra convencido de que “las tiendas ya han realizado una selección de marcas, de la que se han quedado fuera tanto las enseñas que no ofrecen modelos únicos como las que no respetan el canal tradicional de distribución. Las enseñas que están en la mayoría de tiendas, serán las que prevalecerán”.

Lucha constante
Por este motivo, para Camps la principal amenaza que afecta al mercado del pádel “no es la proliferación de marcas, sino la poca regulación existente para Internet”. Y continúa: “Una web puede contar con tu logotipo, tus palas y usarte de reclamo sin que tú puedas evitarlo. La ley no nos ampara. Ante esto lo único que podemos hacer es perseguir a las tiendas que surten a estas webs para dejarles de abastecer y a ofrecer a los clientes legales la oportunidad de igualar el precio para no perder la clientela”.

En opinión de Camps, se trata “de una lucha constante contra estas webs, que deberíamos protagonizar todas las marcas. Porque quizás ahora no pierden dinero pero pierden valor y a la larga nadie aceptará pagar 300 euros por una pala”.

Asociación
Para Camps la creación de una asociación entre marcas y detallistas sería “una muy buena idea, pero 100% inviable, ya que veo difícil que se puedan poner de acuerdo los intereses de todos los implicados. Tan sólo se está empezando a conseguir en la industria audiovisual y ha costado mucho sudor”, concluye.

Buenas expectativas
Paddle Coach cerró 2011 con “un balance positivo”, gracias, según Camps “a la buena aceptación que ha obtenido la colección presentada en septiembre”. “Hemos presentado un producto 10 veces mejor, con tecnologías del futuro y la calidad que confiere la tradición artesanal”.

El año 2012 comienza “algo flojo, aunque tradicionalmente no se anima hasta marzo”, comenta Camps. A lo que añade, “nos hemos surtido bien de producto para no perder ni una sola venta y tengo buenas expectativas”.


No hay comentarios

Añade el tuyo