ESENCI@L

La distribuidora asegura ver “un hueco” para la marca en el mercado español de fútbol

Jorcani aboga por la continuidad en la gestión de Penalty

(16-5-2013). El pasado mes de marzo, el grupo Cambuci, propietario de la marca Penalty, anunció el desmantelamiento de su filial española que abrió en 2011, cediendo la gestión y comercialización de la marca en nuestro país a la distribuidora Jorcani Sports, en un proyecto que lidera Oriol Rovira. Tras unas primeras semanas de “transición”, Rovira expone las claves de los primeros meses de la nueva etapa de Penalty en España, que se caracterizará por “introducir pocos cambios”.

“Nuestro objetivo para los próximos meses con Penalty es continuar con el buen trabajo que se había venido haciendo desde la filial en materia de implantación de marca”, explica Rovira, quien señala además que “nuestra intención no es romper con el trabajo previo, sino que más bien apostamos por una estrategia continuista”.

Para ello, Jorcani mantendrá, al menos este primer año, la misma red comercial de la que ya disponía Penalty en España y las mismas políticas comerciales, según afirma Rovira, quien asegura que “aún estamos en conversaciones con los operadores y grandes grupos, pero en general estamos percibiendo tranquilidad por parte de los detallistas”.

“El único cambio significativo que hemos realizado desde Jorcani ha sido la toma de la gestión de Penalty en Portugal, desde nuestra filial en Lisboa, lo que nos ha permitido mejorar significativamente el servicio a los clientes portugueses y, en consecuencia, los resultados de la marca en el mercado luso”, añade.

El propietario de Penalty, el grupo Cambuci, decidió prescindir de la filial española el pasado mes de marzo aduciendo “razones estratégicas”, y según Rovira en ningún caso por descontento con el trabajo realizado por la filial. “No era una filial al uso, sino la puerta de entrada de Penalty a Europa y actualmente la marca ya cuenta con distribuidores en prácticamente todos los países europeos. Desde el grupo están muy satisfechos con el trabajo de la filial y, de hecho, no desaparecerá totalmente, puesto que quedará una pequeña sede en España”, comenta Rovira.

Fuertes en fútbol sala
Para Jorcani Sports, Penalty se encuentra “en un momento de transición”, aunque se muestran convencidos de que “la marca tiene un hueco en el mercado español de fútbol, sobre todo en el segmento de fútbol sala y balones”.

En este momento, la distribuidora se encuentra reponiendo stock y preparando la nueva colección para la próxima temporada, cuyo sell in se iniciará previsiblemente a finales de junio.

Seguir creciendo
Con la distribución de Penalty, Jorcani “ha abierto una nueva categoría, que es el multideporte, en la que no estaba presente, puesto que sólo operaba en el canal outdoor, ski y agua”, explica Rovira, quien añade que “la distribuidora cuenta con el potencial de sumar nuevas marcas y con los recursos necesarios para afrontar una expansión, que es nuestro principal objetivo”.


No hay comentarios

Añade el tuyo