ESENCI@L

La marca atribuye a su relación con la distribución su avance positivo en el mercado de running

K-Swiss Running: “Si algunas tiendas funcionan de showrooms es porque se ha permitido”

Los modelos de zapatilla con tecnología Blade Max, como el de la foto, fueron en 2012 los que reportaron las mayores ventas para la marca.

(24-1-2013). K-Swiss Running cerró 2012 con un crecimiento positivo tanto en la cifra de negocio como en las ventas en el mercado español, motivado, según explica el category manager de la marca Pablo Salvador por “la relación de afinidad que hemos construido con las tiendas”. En su opinión, los detallistas especializados en running “no se sienten respaldados por las marcas generalistas”, lo que abre las puertas a firmas como K-Swiss que “apoyan y defienden activamente a las tiendas”.

En opinión de Salvador, 2012 ha supuesto para K-Swiss Running el año de “la consolidación de la marca en el mercado español”, a lo que añade que “tras varios años de trabajo en el mercado, K-Swiss ya cuenta con una identidad propia y con argumentos para diferenciarse del resto de marcas”.

De hecho, uno de estos argumentos que, según Salvador, estarían permitiendo a la marca “ganar cuota de mercado” es su política para con la distribución. “Las tiendas especializadas deben competir con otras tiendas generalistas, tiendas online y las tiendas y outlets propios de algunas marcas. Muchos comercios funcionan ahora de showrooms de las marcas. Los clientes se prueban el producto y roban tiempo a los detallistas para después comprar en el lugar más barato. Y esto ocurre porque se ha dejado que este canal de venta por precio prolifere”. Y añade: “K-Swiss ha preferido ir despacio y de la mano del detallista especializado antes que crecer rápido y de cualquier manera. Hemos construido una estrecha relación con el detallista, cultivando la comunicación directa y ofreciendo las mejores condiciones. Además, llevamos a rajatabla no tener tiendas propias ni ventas privadas, y nos está dando resultado”.

K-Swiss se encuentra actualmente en unos 200 puntos de venta especializados en running y triatlón en España, y aunque en un principio la marca fue identificada estrechamente con el mundo del triatlón, Salvador comenta que “en los últimos años hemos ampliado mucho la oferta disponible para el mercado español convirtiéndonos en una marca completa para satisfacer a todos los perfiles de corredores y triatletas, centrándonos sobre todo en los deportistas populares”.

Cultivando la relación calidad-precio
Para el category manager de K-Swiss Running, la marca es vista actualmente “como una firma joven, con productos muy innovadores y técnicos, pero con una buena relación calidad-precio”. Precisamente, otra de las armas que la marca ha cultivado en los últimos años es el precio, ofreciendo una oferta “que en ningún caso supera los 130 euros”.

De hecho, para este 2013, la marca ha vuelto a rebajar los pvp de los nuevos modelos, como ya hiciera el pasado año, para “brindar la oportunidad a los detallistas españoles de contar con el pvp más bajo de Europa. Hemos rebajado nuestro margen para poder ofrecer un descuento de entre un 10 y un 12% en el pvp, de manera que el detallista pueda hacer frente a la competencia de Internet, tanto en España como en toda Europa”.

Mercado en crecimiento, pero más comedido
De cara a este 2013, la marca anuncia “seguir apostando por el detallista especializado” y por un mayor esfuerzo en visibilidad de marca “estando presentes en más triatlones y carreras populares”.

En cuanto al mercado español de running, Pablo Salvador opina que sigue gozando de salud, registrando crecimientos anuales, aunque “si ahora crece es por la incorporación de nuevos corredores, no porque se consuma como antes”.


No hay comentarios

Añade el tuyo