ESENCI@L

Entrevista a Pedro Campo, presidente de la CEC

La CEC urge medidas efectivas para evitar el “cierre en cascada” de comercios

La entidad habla de “un verano nefasto”

cec pedro campo

El presidente de la CEC, Pedro Campo, observa que los comercios que tenían presencia multicanal han sido capaces de mitigar en mayor medida el impacto de la crisis.

(10-9-2020). El presidente de la Confederación Española de Comercio, Pedro Campo, advierte de que si no se aplican medidas urgentes efectivas, unos 120.000 pequeños y medianos comercios españoles podrían cerrar antes de que acabe el año. Un 10% de las tiendas que cerraron cuando estalló la pandemia no han vuelto a levantar la persiana.

Están a punto de cumplirse seis meses desde el estallido de la pandemia en España y la declaración del Estado de Alarma. ¿Cuál es el balance para el pequeño y mediano comercio español?

El pequeño comercio ya venía de una situación complicada antes de la pandemia, en la que muchos comerciantes vivían de la caja del día o del mes, por lo que la crisis sanitaria actual está asfixiando al sector. Tras los meses del estado de alarma, en los que muchos sectores han estado facturando cero, el tránsito a la ‘nueva normalidad’ daba un halo de esperanza a los comercios pero, sin embargo, los siguientes meses no solo no nos han permitido recuperarnos si no que se continúan registrando caídas muy fuertes de facturación. Sin ayudas efectivas para el sector y sin una vuelta a los niveles de consumo pre-covid , prevemos un cierre en cascada de establecimientos.

El 30% de los negocios está en riesgo, lo que supone que 120.000 establecimientos podrían cerrar antes de que acabe el año

¿Cuál es el balance de cierres hasta la fecha? ¿Cómo se ha visto afectada la facturación del sector?

Según los datos de los que disponemos, el 10% de los comercios que cerraron durante el estado de alarma no han vuelto a abrir la persiana de nuevo. A este dato hay que sumarle los cierres que continúan produciéndose; si antes del verano desde la CEC estimábamos que el porcentaje de cierres podrían llegar a alcanzar el 20% a final de año, la situación ahora mismo se ha agravado tras un verano nefasto. Ahora, el 30% de los negocios está en riesgo, lo que supone que 120.000 comercios podrían cerrar antes de que acabe el año.

Se han registrado caídas en la facturación de en torno al 40% – 50% en comparación con el año anterior.

¿Cuáles han sido los sectores más afectados?

Por zonas, los establecimientos de áreas vinculadas al turismo como Baleares o Canarias, así como grandes ciudades como Madrid o Barcelona que dependen también del turismo extranjero. Por sectores, textil y calzado, complementos para eventos, agencias de viaje…

¿Cómo han ayudado las campañas de rebajas?

La campaña de rebajas no ha servido para paliar la difícil situación que vivimos y solo ha dado un respiro temporal, dinamizando el consumo y reactivando las ventas de forma puntual. El adelanto de las rebajas y los agresivos descuentos en las grandes superficies y, posteriormente, en las tiendas físicas, acentuados este año por la atípica situación del comercio tras más de dos meses y medio cerrados, tampoco han ayudado. Las pocas ventas que ha habido se han hecho con descuentos muy agresivos; los comerciantes necesitan eliminar el stock y lo hacen sin apenas márgenes de beneficio.

Vemos imprescindible volver a los periodos tradicionales de rebajas previos a la liberalización de 2012

En este aspecto, desde la CEC vemos imprescindible volver a los periodos tradicionales de rebajas previos a la liberalización de 2012 para recuperar el impacto positivo de las mismas, así como el objetivo con el que fueron creadas: dar salida al stock acumulado a precios competitivos.

¿Cuál es la importancia de la prórroga de los ERTEs?

Con una bajada de facturación como la que estamos teniendo, la situación ha propiciado que en las tiendas sea habitual encontrar ERTEs parciales, puesto que solo han incorporado a parte de la plantilla, por lo que flexibilizar y prorrogar los ERTE en función de la evolución del consumo es vital. En tanto en cuanto no haya actividad, es fundamental mantener los ERTEs, lo contrario arrastraría al cierre a miles de negocios.

¿Cuáles son las perspectivas de la CEC para este último tramo del año?

Sin medidas efectivas, como hemos señalado anteriormente, estimamos que casi un tercio del sector pueda cerrar. Seguimos haciendo hincapié en la necesidad de aplicar medidas urgentes y específicas. Condonación de tributos, bajada del IVA para impulsar el consumo, apoyo financiero que garantice la liquidez a los comercios, la reducción drástica del recargo de equivalencia, etc.

En los últimos meses el comercio online ha ganado mucho protagonismo. ¿Se ha puesto el pequeño comercio las pilas en digitalización y venta online?

La crisis del coronavirus ha puesto de relevancia la importancia del comercio online y ha mostrado que el camino es seguir apostando por la digitalización. Las empresas que tenían presencia multicanal han sido capaces de mitigar en mayor medida el impacto de la crisis que los comercios que no tenían venta online y lo han pasado peor. Para desarrollar la transformación digital hace falta invertir en tecnología, plataformas logísticas y una profunda reestructuración de la red comercial, por lo que son fundamentales programas de apoyo a las pymes del comercio para abordar este proceso de digitalización.

Igualmente, vemos necesario garantizar las mismas normas de funcionamiento para todos los operadores de comercio con independencia de que el canal de venta sea offline u online.


No hay comentarios

Añade el tuyo