ESENCI@L

La crisis del Covid-19 golpea las ventas y beneficios de Puma en el primer trimestre

puma

Puma confía en volver a crecer en 2021 tras un 2020 que prevé "difícil".

(7-5-2020). Puma ha hecho públicos sus resultados financieros del primer trimestre, en el que las ventas cayeron un 1,3%. La compañía es consciente de que 2020 será “un año difícil” y se ha marcado objetivos en tres fases: “sobrevivir, recuperar y crecer de nuevo”.

Al igual que el resto de grandes marcas del mercado deportivo, la crisis del coronavirus ha tenido un impacto negativo sobre los resultados de Puma en el primer trimestre del ejercicio fiscal 2020. A pesar del fuerte crecimiento en las primeras diez semanas de este periodo, las ventas disminuyeron en un 1.3% respecto al mismo periodo del año anterior, situándose en 1.300 millones de euros. El resultado operativo (EBIT) también cayó en un 50%, elevándonse a 71,2 millones frente a los 142,5 millones del año pasado. Las ganancias netas y las ganancias por acción bajaron en un 62%

Bjørn Gulden, CEO de Puma, ha declarado que “2020 comenzó muy bien con una excelente cartera de pedidos, ventas sólidas y cifras récord en el comercio minorista. Después, a finales de enero, el virus Covid-19 golpeó a China. Desde entonces, hemos trabajado para minimizar el daño a corto plazo sin obstaculizar el impulso a medio plazo de Puma”.

El ejecutivo indica que la compañía se ha marcado tres fases: “sobrevivir, recuperar, crecer de nuevo. Los diferentes mercados se encuentran en diferentes etapas. APAC, con China y Corea, se está recuperando. Por suerte, Europa también se está moviendo hacia una recuperación, mientras que América, con casi todas las tiendas cerradas, se encuentra en la mitad de la fase de supervivencia. La salud y la seguridad de nuestra gente son lo primero y estoy muy impresionado con cómo nuestro equipo ha manejado este período difícil. El objetivo es superar esto sin que ningún empleado de Puma pierda su trabajo. Es crucial sobrevivir a esta crisis en cooperación con todos nuestros socios, como minoristas, proveedores, propietarios, instituciones financieras, autoridades, inversores y clientes. Solo podemos superar esto juntos”.

Previsión de un segundo trimestre aún más difícil

Gulden prevé que, tras un primer trimestre difícil, el segundo será financieramente peor, ya que más del 50% del comercio mundial de deporte y lifestyle habrá estado cerrado durante este periodo. “Estamos mitigando el impacto en nuestros ingresos siempre que podemos centrándonos en el comercio electrónico y en los mercados que se están abriendo de nuevo. Estamos trabajando con nuestras fábricas y otros socios en nuestra cadena de suministro para minimizar el daño, asegurar las entregas, evitar el exceso de stocks tanto como sea posible y encontrar soluciones justas para todos nosotros”. Asimismo, la compañía se acaba de asegurar una línea de crédito renovable (RCF) de 900 millones de euros.

Puma señala que, dada la incertidumbre ante la evolución mundial de la pandemia, no se encuentra en condiciones de estimar el impacto para todo el ejercicio 2020; avanza que será “un año difícil” y que hará “todo lo posible” para recuperarse y volver a crecer en 2021.

Fuerte impacto de la crisis en China

Puma comenzó el año con una cartera de pedidos muy positiva, con un crecimiento fuerte y equilibrado en todas las regiones. En China, después de un buen comienzo de año con un crecimiento de dos dígitos, el mercado cerró en la última semana de enero. Durante las siguientes seis semanas, todo el negocio en China, excepto el comercio electrónico, básicamente desapareció.

A medida que China comenzó a recuperarse a mediados de marzo, el Covid-19 comenzó a extenderse a nivel mundial y, a fines de mes, básicamente el 80% de las puertas minoristas de Puma, tanto de propiedad como operadas por terceros, así como tiendas asociadas, estaban cerradas. Como resultado, las ventas de la marca disminuyeron en el primer trimestre de 2020 en un 1,3% hasta los 1.299,8 millones de euros. China, Japón y Corea fueron los países más afectados y provocaron una disminución de las ventas del primer trimestre en la región de Asia / Pacífico del 12% . Las regiones de EMEA y América, que se vieron afectadas negativamente desde marzo de 2020, aún mostraron un desarrollo de ventas ligeramente positivo en el primer trimestre, aumentando en un 3,5% y un 3,1% en moneda, respectivamente.

En términos de divisiones de productos, el calzado creció un 1,9% en moneda constante, mientras que las prendas de vestir y accesorios cayeron un 6,3% y un 0,2%.


No hay comentarios

Añade el tuyo