ESENCI@L

Quiere apostar por una imagen seria y alejada de la venta de maletero

La marca de pádel Black Crown renace de sus cenizas

El jugador Enric Sanmartí, que juega con la pala Black Crown Piton, ha contribuido a que la marca “gane credibilidad y visibilidad”, según Rovirosa.

(28-11-2011). El 2011 ha sido un año crucial para la marca especializada en pádel Black Crown que, tras un proceso de renovación que ha durado cerca de un año y medio, ya ha empezado a recoger los frutos de su cambio de imagen, de estrategia y de producto, que le ha llevado a estar ya presente en unos 60 puntos de venta y a empezar a sonar en la mente de los aficionados.

Tal y como explica el actual propietario de la marca, Jordi Rovirosa, Black Crown “nació en 2006 como un hobby de un gran aficionado al pádel. En sus inicios logró una distribución muy local y, después de algunos problemas de calidad y suministro, la popularidad de la marca descendió muchísimo”. En marzo de 2010, Rovirosa se hizo con la propiedad de la marca y planteó su renacer con una estrategia que contemplaba tres ejes: mejorar la imagen, cambiar la política comercial y mejorar el producto.

“Para mejorar la imagen de la marca, renovamos la página web y nos introdujimos en las redes sociales. Además incorporamos a Enric Sanmartí, jugador nº 1 del ranking catalán”, explica Rovirosa. Para el próximo año, la enseña contará también con el patrocinio de un jugador del Padel Pro Tour, lo que espera que aumente la visibilidad de sus productos.

Luchar con las armas de una empresa pequeña
Otro aspecto que se contempló fue la política comercial. “Black Crown tenía la fama de ser una marca que practicaba la venta de maletero. Decidimos acabar con esta estrategia y centrarnos en la venta a través de tiendas”. Una tarea que, según Rovirosa, no fue fácil al principio, “por el rechazo inicial de algunos detallistas que conocían el pasado de la marca”. No obstante, Rovirosa afirma que, aunque “hay de todo”, la enseña ha comenzado a ganarse la confianza de los minoristas, “luchando con las armas de una empresa pequeña, es decir, siendo rápidos, mostrando atención y seriedad y proporcionando soluciones a medida de cada cliente”.

En la actualidad, la marca ya se encuentra presenten en torno a unos 60 puntos de venta y el objetivo para 2012 será ampliar este número, “con cabeza”. “El objetivo será consolidar la marca en Cataluña y ganar presencia en otras zonas de España, pero a través de clientes que sean reconocidos, que respeten los PVP recomendados y traten bien las marcas de pádel”.

Novedades 2012
En lo que respecta al producto, Rovirosa explica que “cambiamos de proveedor para pasar de unos productos de segundo y tercer nivel a unos artículos con una buena relación calidad-precio”. En 2011, Black Crown ha presentado una colección de 5 modelos de palas, dos de ellos para mujer, además de la colección de textil, complementos, overgrips y protectores de palas. Por el momento, según explica Rovirosa, no entra en los planes de la enseña comercializar calzado.

En 2012 se ampliará la gama de palas, de la que destacará el lanzamiento en marzo de la nueva versión de la pala Pitón, el producto estrella de la marca. Mientras que de cara a mayo se presentarán las demás novedades, según ha adelantado la enseña.


No hay comentarios

Añade el tuyo